Nota películas
Mi SensaCine
    Festival de Sitges 2014: Kevin Smith nos divierte y sobrecoge con ‘Tusk’
    Por Tomás Andrés — 11 oct. 2014 a las 8:00
    facebook Tweet

    El director nos demuestra que ‘Red State’ no fue un espejismo, y que sigue en boga. Volvimos a la infancia con ‘Saint Seya: Legend of Sanctuary’ y enloquecimos con ‘Aleluia’.

    Tras Jersey Girl y, sobre todo, Vaya par de polis, la legión de admiradores de Kevin Smith le dio por muerto cinematográficamente. El director estuvo a punto de retirarse hastiado de tanto fiasco, pero fue entonces cuando llegó Red State; ese potente thriller sobre el extremismo religioso que se alzó con el premio a la mejor película del Festival de Sitges en el año 2011. El director vuelve ahora al certamen con Tusk, una cinta de terror con 'mad doctor' que viene a ser su particular versión de The Human Centipede. Este 'psychokiller' encarnado magistralmente por Michael Parks (otra vez más) secuestrará a una joven estrella de radio juvenil, para transformar su cuerpo en un animal con el que vive obsesionado tras un tormentoso pasado: una morsa. Cargada de un humor negro como la noche y con momentos absolutamente sobrecogedores, a pesar de sus altibajos, el cineasta ha demostrado que se mueve mucho mejor en producciones de corte independiente, que cuando tiene sobre sí la presión de las grandes compañías. Además cuenta con la presencia de un renovado Haley Joel Osment, cuya primera aparición arrancó la ovación del público desplazado a la sala.

    La sección Anima'T lleva durante años trayendo al festival lo más esperado del cine de animación para los amantes del fantástico. Así este año tenemos propuestas tan atractivas como The Tale of Princess Kaguya, Giovanni’s Island o Saint Seiya: Legend of Sanctuary, que es la que nos ocupa a continuación. El estudio Toei sigue empeñado en rescatar a sus viejas glorias de la animación que tanta gloria le otorgó en el pasado, y así como recientemente se estrenó en España Dragon Ball Z: Battle of Gods, la compañía ha resucitado con este filme de animación en 3D a los conocidos en estos lares como Los Caballeros del Zodiaco. El filme trata de comprimir en algo más de 90 minutos la saga del Santuario, conocida también como las doce casas. Así pues, con el pantagruélico material que tiene el director Keichi Sato entre manos (en la serie abarcó un centenar de capítulos), el filme adolece de una gran elipsis narrativa que lastra el relato, e incluso le provoca en ocasiones fallos de raccord y confusión con la ida y venida de personajes. Además se omite a importantes personajes como Marin, la entrenadora de Seiya, y se resta importancia a otros como a Ikki (Fénix). Cabe destacar la espectacularidad de su propuesta y su animación, que seguro encandilará a los más pequeños de la casa, pero a los fans se nos queda coja (y mucho). Dejemos ahí la nostalgia, que para eso es lo que es: retales de un bonito pasado.

    Si aún existe la justicia cinematográfica, el premio a la mejor interpretación femenina de este año en el festival irá a parar a manos de la actriz Lola Dueñas, aunque solo sea por ese pequeño momento musical a lo ‘Let it Go’ que la actriz nos brinda en Alleluia, mientras despedaza con una sierra de carpintero el cuerpo de una de sus víctimas. Y es que hemos enloquecido con la nueva propuesta del cineasta francés Fabrice du Welz, un ‘tour de force’ entre dos actores que interpretan a dos enfermos mentales cuyos caminos se entrecruzan arrasando todo lo que pilla a su paso. Ella, una trastornada con pasado tormentoso; él, un seductor profesional que no puede contener sus impulsos sexuales. Una apuesta extrema, no apta para mentes y estómagos sensibles, tan turbadora como cautivadora. Una cinta que nos demuestra una vez más que, a pesar de lo poco cuerdo que se esté, el amor puede ser la peor de las enfermedades psicológicas.

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top