Nota películas
Mi SensaCine
    'El corredor del laberinto: Las pruebas': Entrevista a Thomas Brodie-Sangster y Ki Hong Lee
    Por José Ignacio Cuenca — 19 sept. 2015 a las 10:55
    facebook Tweet

    La segunda entrega de la famosa saga ya está en los cines.

    Thomas Brodie-Sangster y Ki Hong Lee vuelven a sus papeles de Newt y Minho respectivamente en la secuela El corredor del laberinto: Las pruebas (Maze Runner: The Scorch Trials), que adapta al celuloide el segundo libro de la trilogía post-apocalíptica de James Dashner. Charlamos con estos dos jóvenes actores acerca de lo que les ha supuesto la oportunidad de trabajar en esta esperada película.

    ¿Cuál diría que ha sido la principal diferencia entre estos dos rodajes?
    Thomas Brodie-Sangster: La localización del rodaje. En la primera película el laberinto era un gran personaje, y rodamos en ese claro en el bosque que era bastante húmedo y cálido. ¡Así que el sudor que se nos veía en los rostros era muy real! Y también hacía mucho calor en Nuevo Méjico, donde hicimos esta secuela, aunque era seco. Además, la altitud era diferente, y eso también te afecta físicamente. ¡Y al final del rodaje hacía un frío que pelaba! Pero lo bueno es que esencialmente éramos las mismas personas, lo que le daba a todo una agradable sensación de familiaridad.
    Ki Hong Lee: Estoy de acuerdo. En el primer rodaje sentí que nos hicimos todos amigos durante lo que podría compararse con un campamento de verano, mientras que esta segunda experiencia fue más como una gran reunión de amigos que vuelven a quedar tras un paréntesis.

    En el filme original sus personajes eran corredores que se adentraban en ese laberinto de la muerte. ¿Piensan que en la vida real serían capaces de sobrevivir en un lugar tan inhóspito?
    Ki Hong Lee: ¡Yo no me metería ahí ni loco!
    Thomas Brodie-Sangster: ¡Ni yo! Me quedaría en el claro viviendo en una cabaña…

    ¿Qué tipo de entrenamiento llevaron a cabo para preparar sus papeles?
    Ki Hong Lee: Para el primer filme hicimos un especie de campamento de supervivencia, donde aprendimos a hacer fuego y otras cosas útiles. Así que ese entrenamiento ya lo teníamos hecho para El corredor del laberinto: Las pruebas.
    Thomas Brodie-Sangster: Así es, ahora de lo que se trataba era de ponernos de nuevo en forma. Ya me habían enseñado a usar un machete en la primera película…

    ¿Y qué les pasa a sus personajes ahora?
    Thomas Brodie-Sangster: La primera película contaba la historia desde la perspectiva del protagonista Thomas, y no se sabía de dónde venían los personajes. Ahora tenemos más respuestas; pero, al dejar nuestra prisión que era ese laberinto que conocíamos, nos adentramos en un mundo nuevo y en muchos sentidos aún más peligroso.
    Ki Hong Lee: Inicialmente Minho, mi personaje, le enseñó en cierto modo a Thomas el camino a seguir para convertirse en el líder que es ahora. Así que ha cambiado la dinámico entre nosotros, aunque seguimos igual de unidos.

    ¿Qué momento de este rodaje recordarán de manera especial?
    Ki Hong Lee: Una escena en que corríamos a través de unas dunas en medio de una tormenta, con unas ventiladores inmensos que soplaban un aire muy fuerte. La arena se nos metía por todas partes, y digo de verdad por todas partes…
    Thomas Brodie-Sangster: Pero incluso tras rodar secuencias como esa al final te quedabas con una gran sensación de satisfacción por lo que habías logrado ese día.

    ¿Han sentido el apoyo del autor de las novelas James Dashner?
    Ki Hong Lee: Sí, en todo momento. Ese apoyo ha sido vital y significa mucho para nosotros.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top