Nota películas
Mi SensaCine
    Eva Green ('Próxima'): "Fue realmente fascinante descubrir lo chiflados que están los astronautas"
    Por Santiago Gimeno — 11 dic. 2019 a las 18:45
    facebook Tweet

    El último trabajo de la directora y guionista francesa Alice Winocour ('Augustine', 'Disorder: El protector', 'Mustang') se estrena en cines este viernes 13 de diciembre.

    Este viernes 13 de diciembre se estrena en cines Próxima, último trabajo como directora y guionista de la francesa Alice Winocour (AugustineDisorder: El protector, Mustang), con Eva Green como protagonista. La cinta, Premio Especial del Jurado en el pasado Festival de San Sebastián, Mención especial de Platform en Toronto y con Matt Dillon y Zélie Boulant en el reparto, cuenta la historia de Sarah Loreau.

    Eva Green (Casino RoyalePenny Dreadful) se mete en la piel de una astronauta gala que se entrena en la Agencia Espacial Europea de Colonia. Loreau es la única mujer del exigente programa y aspira a formar parte de una tripulación que convivirá un año en el espacio. La única pega es que, si lo consigue, Sarah, separada de su compañero, se perderá parte de la vida de su hija pequeña de siete años, Stella (Boulant), que ya empieza a notar la singularidad de la profesión de su madre. "Parece que las heroínas no tienen hijos y esta mujer es una heroína que sí tiene una hija", ha declarado Winocour sobre el filme. "Algo de lo que no se habla porque en una empresa tener hijos siendo mujer parece una debilidad". A continuación, la entrevista que le hicimos a Green en el pasado Donostia Zinemaldia.

    ¿Cómo ha sido la experiencia de interpretar a Sarah Loreau en Próxima?

    Es uno de los motivos por los que quería hacer esta película. La idea de encarnar a una astronauta es muy empoderadora. Me encanta leer todos los libros sobre astronautas porque, como habéis comprobado, [Próxima] no es otro drama espacial. Es la cruda realidad del intenso entrenamiento. Me encanta leer y documentarme, así que fue realmente fascinante descubrir lo chiflados que están los astronautas.

    Incluso has afirmado que son masoquistas. ¿Por qué?

    Totalmente. Conocí a Thomas Pesquet, el astronauta francés, que decía una y otra vez que sin sacrificio no hay beneficio. Hasta ellos mismos reconocen que son cobayas. Cuando están en el espacio, se someten constantemente a pruebas, como análisis de sangre. Se sacrifican por la ciencia y es bastante increíble y también extremo. Porque volverán del espacio completamente cambiados o no volverán. También existe esa posibilidad. Y regresan cambiados. Cuanto más tiempo está un astronauta en el espacio, más profundas son las consecuencias. Cuando pasas un año en el espacio, el impacto en el cuerpo es bastante extraño. Severo. Al fin y al cabo, somos terrícolas. No estamos fabricados para ir ahí arriba.

    ¿Sigues esa misma filosofía como actriz?

    No puedo compararme con un astronauta. Son superhéroes. Superhombres que hacen algo por la ciencia. Un actor no es nada comparado con esta gente. Pero [los actores] sí que tenemos que explorar la oscuridad y otras áreas para ser capaces de expresar algo en pantalla. Somos un poco masoquistas.

    En rueda de prensa has dicho que nada de centrifugadora. ¿No te montaste en una?

    No puedo ni montarme en un tiovivo (Risas). [Esa escena] era un ventilador y yo fingía que era durísimo.

    Puede que sea astronauta, pero Sarah también es uno de tus papeles más realistas.

    He hecho de madres, como en Womb, que no ha visto mucha gente, o en la versión larga de El reino de los cielos. Pero Alice es muy buena analizando conflictos interiores; también en sus otras películas. Es interesante ver a una mujer con una profesión de ese nivel, soltera y que tiene que tratar con una hija.

    Idiomas, ambiente multicultural... Es cierto que actores y astronautas tenéis mucho en común.

    Me fascinaba porque los astronautas hablan al menos entre cinco y seis idiomas. También son mentes asombrosas. Habéis visto que Thomas Pesquet tiene un pequeño papel en la película y estaba muy seguro de sí mismo. De una forma positiva, tiene esa tranquilidad y no siente vergüenza. Esta gente lo hace todo bien. [Los actores] viajamos mucho ahora. Somos muy internacionales. Yo vivo en Londres y es una ciudad muy internacional. No me siento francesa o británica. Siento que vivo en todas partes. Nací y me crié en Francia, pero me mudé a Londres cuando tenía 22 años. Pero mi familia es francesa. Me encanta viajar, descubrir cosas… Ese era uno de los aspectos maravillosos de esta película. Ir a Kazajistán. Visitar lugares a los que no irías es una de las maravillas de ser actor. Me sentí como si estuviera en Star Wars.

    ¿Y rodar en Rusia? ¿Cómo fue, por ejemplo, grabar esa escena en el supermercado?

    Muy divertido. Espera un momento. Dónde fue. No muy lejos de la Ciudad de las Estrellas. Era muy tarde y la gente empezó a reconocernos. Estaban preocupados porque no teníamos extras. Pensamos que nadie nos iba a reconocer, pero empezaron a sacarnos fotos. Fue divertido. A propósito, salgo fatal en esas fotos.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top