Nota películas
Mi SensaCine
    Lily James: "Cuando 'Rebeca' (Netflix) se vuelve realmente fantasmagórica y encantada, esa es mi parte favorita"
    Por Santiago Gimeno — 20 oct. 2020 a las 20:01
    facebook Tweet

    Netflix estrena este miércoles 21 de octubre una nueva adaptación de la obra gótica de Daphne Du Maurier con Ben Wheatley ('High-Rise') como director. SensaCine ha hablado con su equipo sobre Alfred Hitchcock y sobre mucho más.

    Este miércoles 21 de octubre se estrena en Netflix Rebeca, una nueva versión de la célebre obra gótica de Daphne Du Maurier, también autora de La posada de Jamaica y Los pájaros, famosamente adaptada por Alfred Hitchcock con Laurence Olivier, Joan Fontaine y Judith Anderson. Esta vez se ha puesto detrás de las cámaras el británico Ben Wheatley, también director de Turistas (2012), High-Rise (2015) y Free Fire (2016). SensaCine le ha entrevistado a él y también a los intérpretes Lily James, Armie Hammer y Kristin Scott Thomas, los nuevos señora de WinterMaxim de Winter y señora Danvers, respectivamente. Con ellos hemos hablado del imborrable filme de los años 40 y de mucho más.

    La historia de esta cinta, como la de Hitchcock, gira en torno a una inocente dama de compañía (James) que, tras un furtivo romance en Monte Carlo y un veloz compromiso, contrae matrimonio con un apuesto y adinerado hombre llamado Maxim de Winter (Hammer). Con él se muda a la imponente mansión de Manderley -situada en Cornualles, al suroeste de Inglaterra-, donde se siente asfixiada tanto por su pérfida ama de llaves, la señora Danvers (Scott Thomas), como por el siempre presente fantasma de la primera esposa de Maxim, la Rebeca que da nombre a la película.

    Ben es un director increíble a la hora de entrar en la psique de los seres humanos, en la oscuridad y en los contratiempos y vicisitudes que se dan en las mentes oscuras de las personas [...] Creo que ha creado eso a través de su visión, de los planos… [...] Mi sección favorita de la película tiene lugar durante el baile, donde todo se vuelve loco y psicodélico y donde no puedes diferenciar qué está pasando realmente y qué no

    Aunque no un título de terror en el sentido estricto del género, Rebeca sí que bebe del caracter gótico del libro de Du Maurier, por cuyas páginas se habla de envidia, de obsesión y también de secretos nunca confesados. ¿Pero cómo usaron sus protagonistas todo eso para crear un halo de terror? "Creo que gran parte de ello se encuentra en el guion, en el escenario y en el ambiente que Ben ha creado", contesta Lily James, que saltó a la fama gracias a la Cenicienta (2015) de Disney de Kenneth Branagh después de su papel de Rose MacClare en la serie de televisión Downton Abbey. "Creo que Ben es un director increíble a la hora de entrar en la psique de los seres humanos, en la oscuridad y en los contratiempos y vicisitudes que se dan en las mentes oscuras de las personas. Así que… creo que ha creado eso a través de su visión, de los planos… Y durante los ensayos lo comentamos. Mi sección favorita de la película tiene lugar durante el baile, donde todo se vuelve loco y psicodélico y donde no puedes diferenciar qué está pasando realmente y qué no. Cuando se vuelve realmente fantasmagórica y encantada, esa es mi parte favorita".

    Netflix
    Kristin Scott Thomas y Lily James en una escena de 'Rebeca'.

    La "abusona" señora Danvers y risas en el set

    El listón estaba muy alto después de la Rebeca (1940) de Alfred Hitchcock. El largo se acabó llevando dos Oscar (Mejor película y Mejor fotografía) y fue nominada a otras nueve estatuillas, entre ellas Mejor director para Hitchcock, Mejor actor principal para Laurence Olivier, Mejor actriz principal para Joan Fontaine y Mejor actriz de reparto para Judith Anderson. Es difícil olvidar la interpretación de esta última y las luces y las sombras en su mirada. Pero Kristin Scott Thomas, la Katharine Clifton de El paciente inglés (1996), incluso ha creado una historia para ella con tal de ponerse en los zapatos del personaje. "La veo como una cruel abusona que también es un ser humano echado a perder", nos dice. "Porque creo que ella ha sido terrible; es injustificable. Lo que hace es imperdonable. Pero aunque sea imperdonable, puedes entender de dónde proviene o… yo más o menos inventé una historia de dónde sale eso. Y algo de eso parece… porque muchas personas me lo están mencionando… Algo de eso parece que se cuela en la interpretación, lo cual es positivo. Pero no quería… Al encarnar a este personaje, no estoy rogando en absoluto que se disculpe a la señora Danvers. Ella es horrible".

    La nueva Rebeca está repleta de escenas de pesadilla. Pero, por encima de todas ellas, hay una que te pondrá los pelos de punta. Sin entrar en detalles, te diremos que tiene lugar en un cuarto de espejos con la señora Danvers acosando a la todavía vacilante señora de Winter. ¿Pero cómo es rodar algo tan extremo y de pronto escuchar el "corten" de voz de Wheatley? ¿Hubo alguna broma fuera de cámara entre James y Scott Thomas 'a posteriori'? "Kristin es una actriz absolutamente formidable y está terrorífica", apunta la primera. "Y la veía y me quedaba reducida a escombros. Pero después es muy divertida y nosotras… Intentaba empujarme por la ventana y después las dos nos reíamos de lo exageradas que habíamos estado. De hecho, fue una escena muy divertida de hacer. No fue tan horripilante como parece en la escena".

    Para Scott Thomas, esa escena en cuestión es "como un sueño"; "como una especie de pesadilla". "Esa es la parte en la que yo era consciente de estar en esta extraña atmósfera de pesadilla", continúa la también actriz de Cuatro bodas y un funeral (1994) y Gosford Park (2001). "Y ser capaz de salir de ello… ¡Sí, porque… esta es la magia de hacer cine! Estás en esta habitación sensacional y das dos pasos a tu izquierda y te encuentras en un almacén con un montón de listones de madera… ¡Porque todo es falso! Así que es bastante sencillo salirse de esa burbuja porque bajas unos escalones y estás en un aparcamiento. Tienes que ser capaz de concentrarte; ser capaz de permanecer en esa habitación; estar en este palacio con espejos; estar al lado del mar e imaginar el mar de fondo, la neblina que se aproxima y todas esas cosas. Y debido a la gente con la que trabajas en esta película en concreto; por el increíble talento que hace estos hermosos sets, el sonido y todo lo demás… te transportas bastante fácilmente".

    Netflix
    La lucha entre Maxim de Winter y su fallecida esposa también se deja ver en Manderley.

    La sombra de Rebeca y las comparaciones con Hitchcock

    Si Hitchcock dejaba claro que Rebeca no se había ido a ninguna parte después de muerta con esas erres bordadas en las sábanas y en las delicadas servilletas de Manderley, Ben Wheatley ha hecho lo propio a través de los sets, con la ayuda de la diseñadora de decorados Katie Spencer (La Bella y la BestiaEl instante más oscuro). Su habitación, siempre con la señora Danvers al acecho, incluso parece una jaula de hielo de art déco. "La conversación sobre Rebeca en Manderley fue que, al venir de Londres y después tener que ir a Cornualles, ella llevó el Londres moderno a Cornualles y a Manderley", nos responde el futuro director de Tomb Raider 2 en el vídeo que te dejamos arriba. "Y se encontraba básicamente en el proceso de redecorar la casa. Así que el cuarto de Rebeca es de art déco, lo más moderno que podías encontrar en 1935. Y si hubiera continuado con vida, habría arrancado todas las cosas en la casa para hacerla por completo en art déco. Y pensamos en ella como… Es como si hubiera dos facciones en la casa: Maxim de Winter y Rebeca. Maxim es las enredaderas, las plantas enredaderas, y Rebeca es el art déco y los dos simbolizan una lucha de un lado a otro de la casa. E imaginamos que ella era como un cáncer que iba a adueñarse de toda la casa y a absorber a Maxim. Ese era el planteamiento detrás de ello".

    La conversación sobre Rebeca en Manderley fue que, al venir de Londres y después tener que ir a Cornualles, ella llevó el Londres moderno a Cornualles y a Manderley. Y se encontraba básicamente en el proceso de redecorar la casa. Así que el cuarto de Rebeca es de art déco, lo más moderno que podías encontrar en 1935

    Es inevitable ver la Rebeca de 2020 sin pensar en la de Hitchcock de 1940. Sin embargo, Armie Hammer ni siquiera había visto la cinta del maestro del suspense. "No había visto la película original antes de que hiciéramos esta y tampoco había leído el libro antes de ser contratado", explica. "Así que había una línea muy clara entre lo que nosotros estábamos haciendo y lo que ya se había hecho. Para mí, en todo caso"Por su parte, Wheatley confiesa que nunca se preocupó por las comparaciones... al menos hasta que empezó la promoción. "La preocupación y la concentración tenían que ver sobre la adaptación y no sobre la película de Hitchcock. He visto el filme de Hitchcock y también he visto las otras adaptaciones televisivas. He visto todo eso. Varias por ser diligente. Pero nunca fue lo que hizo que me sintiera atraído a hacerla en primer lugar [...] En realidad, no me preocupé por ello hasta el momento en que hice la promoción. Porque este es el único momento en que se menciona. Haces la película y la película ya es lo suficientemente difícil de hacer como para pensar en otros cineastas".

    Rebeca, dirigida por Ben Wheatley y con Lily James, Armie Hammer y Kristin Scott Thomas como protagonistas, forma parte del catálogo de Netflix desde este miércoles 21 de octubre. Si todavía no has visto su tráiler oficial, puedes solucionarlo, ya que lo encontrarás justo bajo estas líneas.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top