Nota películas
Mi SensaCine
    El equipo de 'Las Brujas (de Roald Dahl)' se inspiró en Jackie Kennedy y Marilyn Monroe para el 'look' de Anne Hathaway
    Por Santiago Gimeno — 17 nov. 2020 a las 22:31
    facebook Tweet

    La nueva versión de 'La maldición de las brujas', dirigida por Robert Zemeckis, ya está en los cines españoles con Octavia Spencer, Stanley Tucci y Jahzir Bruno de protagonistas.

    Las Brujas (de Roald Dahl) de Robert Zemeckis (Regreso al futuro, Forrest Gump) se ha estrenado en los cines españoles el pasado 30 de octubre y, si has visto alguno de sus adelantos, seguro que te ha encandilado la Gran Bruja que interpreta la oscarizada actriz Anne Hathaway. La también premiada con el Oscar Octavia Spencer, el nominado Stanley Tucci y el pequeño Jahzir Bruno encabezan el reparto y en estas líneas te vamos a contar el trabajo colectivo que fue necesario para el 'look' de la villana de la historia, que ya encarnara Anjelica Huston en La maldición de las brujas (1990). ¿Sabías que su apariencia final en pantalla incluso tiene influencias de Jackie Kennedy y Marilyn Monroe? ¡Sigue leyendo!

    Para que la Gran Bruja diera miedo y fuera de lo más glamurosa al mismo tiempo, la diseñadora de vestuario Joanna Johnston (Operación U.N.C.L.E., Aliados) y los diseñadores de maquillaje y peluquería Peter Swords King (El Señor de los Anillos) y Paula Price (El atlas de las nubes) dieron lo mejor de sí. ¿Qué puede haber más divertido que vestir a una bruja? "Estas brujas eran algo nuevo para mí y fue un gran trabajo de descubrimiento diseñar su vestuario", explica Johnston en las notas de producción oficiales del filme. "Llegué a la conclusión de que tienen límites muy flexibles en lo que visten".

    'Las Brujas (de Roald Dahl)': Anne Hathaway pide perdón tras las críticas recibidas

    En la película, el personaje de Hathaway entra por las puertas del Grand Orleans Imperial Island Hotel que dirige el señor Stringer (Tucci) acompañada por un séquito de 50 brujas. Y los diseñadores, para elegir cada 'look', prestaron mucha atención a sus caracteres individuales y tuvieron en cuenta tres elementos: el período en el que transcurre la cinta, los personajes y la personalidad de las actrices. Así es como llegaron a una fusión ecléctica y sorprendente entre lo que se llevaba a finales de los 50 y principios de los 60.

    Influencias de Jackie Kennedy y Marilyn Monroe

    Para la mandamás del grupo, la Gran Bruja, Swords King se decantó por los cardados y por un maquillaje de ojos muy intenso. Pero su aspecto también bebe de iconos de la época -Las Brujas está ambientada en la Alabama de los años 60-, como Jackie Kennedy, Marilyn Monroe, la supermodelo mexicana de ascendencia sueca y alemana Nena von Schlebrügge y la también maniquí y actriz Carmen Dell'Orefice. "La Gran Bruja tiene una selección de pelucas basadas en sueños de grandeza cada vez más descabellados", observa Swords King. "Comenzamos con un aspecto bastante normal para no despertar demasiada atención o sospechas, pero a medida que avanzamos los 'looks' se vuelven más extremos. Se vuelve más y más histérica y lo mismo ocurre con su aspecto".

    Para la transformación física de Hathaway, Price colaboró estrechamente con la diseñadora de prótesis Kristyan Mallet, que ha trabajado en títulos como Los miserables (2012), Guardianes de la galaxia (2014) y La teoría del todo (2014). La intérprete tenía seis 'looks' diferentes en la producción y prepararla cuando estos no requerían prótesis importantes llevaba más o menos unas dos horas -cuatro cuando las prótesis sí entraban en juego y después, con la práctica, unas tres horas y media. Extensiones de dedos en el pulgar, el meñique y el índice, 'calcetines' azules en el corazón y en el anular para eliminarlos digitalmente en posproducción, prótesis en las manos para dar la sensación de tener sólo tres nudillos, una calva de silicona con venas y cicatrices y hasta pies protésicos con un dedo medio muy largo. Ese era el 'ajuar' de la Gran Bruja, mientras que el resto carecían del dedo medio largo del pie.

    Para rizar el rizo, Kevin Baillie (Men In Black: International), supervisor de efectos visuales, fue el encargado de realzar en posproducción todo el esfuerzo de los equipos de peluquería, maquillaje y prótesis. Como por arte de magia, las cicatrices faciales adquirieron la forma de una sonrisa de Chelsea o sonrisa de Glasgow, un término de 'slang' que se emplea para designar la herida resultante al hacerse un corte desde las comisuras de la boca hasta las orejas y que deja una cicatriz semejante a una sonrisa. Y luego estaban los retoques digitales para mejorar muecas, manos, garras y pies.

    Si todavía no has visto Las Brujas (de Roald Dahl), todavía estás a tiempo. Arriba tienes nuestra entrevista con sus protagonistas Anne Hathaway y Stanley Tucci y abajo su tráiler oficial.


    Las Brujas (de Roald Dahl)
    Las Brujas (de Roald Dahl) Tráiler

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top