Nota películas
Mi SensaCine
    Visitamos el rodaje de 'Alguien tiene que morir', el nuevo 'thriller' de Manolo Caro para Netflix
    Por Marta González Diezma — 7 oct. 2020 a las 18:43
    facebook Tweet

    El creador de 'La Casa de las Flores' se traslada a la España franquista en ésta miniserie que cuenta con un reparto internacional encabezado por Carmen Maura, Cecilia Suárez y Ernesto Alterio.

    Netflix vuelve a apostar por el joven director mexicano de La Casa de las Flores, Manolo Caro, con el thriller Alguien tiene que morir, que se estrena en la plataforma de streaming el próximo 16 de octubre. La ficción tiene un reparto internacional encabezado por Carmen Maura, Cecilia Suárez y Ernesto Alterio. Sensacine ha podido acudir al rodaje en el norte de Madrid y entrevistar al director y al reparto de la serie. 

    A éstos les acompañan Alejandro Speitzer (La reina del Sur), el bailarín Isaac Hernández (El rey de todo el mundo), Ester Expósito (Élite), Pilar Castro (Gordos), Mariola Fuentes (Arde Madrid), Eduardo Casanova (La casa de las flores), Manuel Morón (Malaka), Juan Carlos Vellido (Las chicas del cable) y Carlos Cuevas (Merlí).

     LA HISTORIA

    El exitoso tándem de Caro y Netflix traslada a los espectadores a una conservadora y tradicional España de los años 50, en la cual las apariencias y las relaciones familiares son muy importantes, especialmente cuando alguien tiene que morir. 

    Los contextos históricos siempre afectan a las relaciones personales y a las relaciones familiares

    Así asegura Manolo que la situación de la España franquista afecta en gran medida a las relaciones que tienen los personajes. La vida de éstos da un vuelco cuando el joven interpretado por Speitzer y residente en México vuelve a su pueblo natal en España acompañado por Lázaro, un misterioso bailarín de ballet. Isaac Hernández, bailarín asentado en Londres y actor, es el encargado de dar vida a Lázaro. 

    La españa de los 50 yo la recuerdo perfectamente [Carmen Maura]

    Maura es la matriarca de la familia, cuyo hijo (Alterio) está casado con una mujer mexicana (Suárez) y protege a toda costa la unidad española de la época, en una situación espacio-temporal en el que los extranjeros no son bienvenidos, y los jóvenes recién llegados de México se darán cuenta muy pronto de ello. 

    La estricta familia también tiene una estrecha relación con otra pareja -con la misma ideología- y su hija interpretada por Ester Expósito, a quien quieren casar con el recién llegado de México. La sirvienta interpretada por Mariola Fuentes también tiene un gran papel en el primer thriller de Manolo Caro. 

    EL RODAJE

    Nos desplazamos a una casa -prácticamente un castillo- para estar presentes en el rodaje. El set es increíble y decorado al completo y desde cero, consta de dos plantas con áreas nobles en la planta baja y dormitorios en la superior, además de una buhardilla con la habitación de servicio. El salón es la estancia en la que pudimos estar y automáticamente te traslada a la época debido a la decoración y los animales en la pared (pues la familia es aficionada al tiro de pichón, según nos cuenta Maura), entre otras cosas. 

    Netflix

    Según nos cuenta la directora de arte del proyecto, la localización original era un piso en Madrid: “El cambio fue enriquecedor porque pudimos colocar el relato en una casona de una familia más relacionada con el campo, más ganadera y por tanto más aislada”. 

    Desde luego, la localización y la ambientación envuelven el proyecto en una atmósfera única y que acompaña en muy buena forma al proyecto. Pudimos asistir como espectadores al rodaje de una de las primeras escenas en la que vemos a los protagonistas reunidos, cuando el personaje de Speitzer vuelve a España y lo hace con su compañero bailarín. En el salón, están todos cenando y el brindis propuesto por la matriarca no acaba como esperan, al grito de: ¡Viva España! 

    Llega de México con éste bailarín” comenta Speitzer sobre su personaje: “Les pone en el ojo del huracán

    SOBRE LA ESPAÑA FRANQUISTA 

    El reparto incluye varias generaciones y de distinta procedencia, por lo que adentrarse en la época franquista no es moco de pavo, según nos cuentan los actores. Para Speitzer, Suárez, Expósito y el bailarín Hernández, la documentación no ha sido tarea fácil. 

    Tengo memoria de cuando Franco murió, de gente cantando el Cara al Sol [Mariola Fuentes]

    El contexto afecta claramente a la historia de Alguien tiene que morir, pero Caro había creado la historia para ambientarse originalmente en México. El traslado a España lo decide gracias a la oportunidad que le da Netflix en un país que asegura que le encanta. 

     
    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top