Nota películas
Mi SensaCine
    'Patria' (HBO): Qué ha pasado en el episodio 8
    Por Alicia P. Ferreirós — 9 nov. 2020 a las 11:19
    facebook Tweet

    La adaptación televisiva de la novela de Fernando Aramburu se despide para siempre con un emotivo abrazo. El capítulo final ya está disponible en la plataforma de 'streaming'.

    HBO España

    Patria, la adaptación televisiva de la famosa novela homónima de Fernando Aramburu, acaba de llegar a su fin en HBO España. Lo ha hecho con un emotivo episodio, 'Mañana de domingo' (1x08), que ya está disponible para los suscriptores de la plataforma de 'streaming' y que nos ha arrancado tantas sonrisas como lágrimas. Fiel relato a la historia que ya removió tantos sentimientos sobre el papel en su publicación en el año 2016, la serie desarrollada por Aitor Gabilondo se ha despedido con un esperado abrazo y dejándonos un sabor agridulce. Lo más cercano a un final feliz que una historia como esta, que rezuma dolor por sus cuatro costados, podía tener.

    Además de la parte de la trama que acontece en el presente -que en este episodio final, como no podía ser de otra manera, vuelve a recibir un importante protagonismo-, el peso del capítulo recae especialmente sobre dos momentos del pasado. El primero, los últimos preparativos del asesinato del Txato (Jose Ramón Soroiz) llevados a cabo por el Comando Oria liderado por Joxe Mari; y un segundo, el viaje que hicieron Bittori, Txato y Xabi a Zaragoza poco tiempo antes del atentado y última vez que la familia estaría junta al completo.

    'Mañana de domingo' (1x08) comienza con la esperada carta de Joxe Mari (Jon Olivares) a Bittori (Elena Irureta), en la que por fin le relata todo lo que la viuda del Txato necesitaba saber sobre el día en que mataron a su marido. Al tiempo que los espectadores conocemos el contenido de la misma -que rápidamente lleva a Bittori al cementerio para leérsela a Txato- la serie nos lleva hasta el momento en cuestión para revelarnos cómo ocurrió todo. Desde que el comando de Joxe Mari recibe las fotos del Txato entre los objetivos que les propone ETA hasta aquella tarde en la que se acercaron por detrás y apretaron tres veces el gatillo. Es así cómo, entre momentos de tensión y con el corazón en un puño, por fin obtenemos la respuesta a la pregunta que más atormentaba a Bittori, Joxian y compañía, pero también otros detalles, como que otras personas del pueblo, cercanas al propio Txato, ayudaron a los terroristas a llevar a cabo el atentado.

    Yo no fui el que disparó a tu marido. Pero da igual quién lo hizo, pues era objetivo de ETA. Os pido perdón a ti y a tus hijos. Si pudiera dar marcha atrás en el tiempo lo haría

    El perdón de Joxe Mari, que aunque no cambie nada no fue quien apretó el gatillo, cumple así con la última voluntad de Bittori, a quien vemos por primera vez liberada y sonriente, como en el último viaje que hizo con su familia. Tras leerle la carta al Txato y pedirle que le "caliente la tumba como me calentabas la cama", Bittori bromea en el coche con Xabier y, ya en casa, comunica sus últimas voluntades a su hija Nerea. Después, regresa al pueblo.

    'Patria' (HBO) llega a su fin y no, no habrá temporada 2

    Mientras tanto, en casa de la que fuera su mejor amiga, Miren (Ane Gabarain) se entera de que Joxe Mari ha pedido perdón. Y de que no ha sido el único. Visiblemente afectada y algo atormentada por ser la única que parece mantenerse fiel a sus convicciones, Miren comparte sus frustraciones con Dios, a quien ya solo le pide que cuide de Joxe Mari y que se lo devuelva pronto. Su corazón termina de ablandarse con otro momento clave y profundamente emotivo del episodio: Arantxa (Loreto Mauleón) es capaz de pronunciar una palabra, "Ama" (mamá).

    Es entonces cuando el episodio nos lleva hasta esa mañana de domingo a la que se refiere el título del episodio. Ha salido el sol. Bittori pasea por el pueblo y, tras cruzarse con Arantxa, se dirige a hacer un recado. Miren acaba de salir de la iglesia. En ese momento, un momento corto pero profundamente intenso y emotivo, ambas se encuentran cara a cara y se dan un tímido y corto abrazo antes de continuar su camino.

    Así nos despedimos de la tierna y desgarradora historia con la que Fernando Aramburu, a través de su retrato del dolor causado por ETA en la sociedad vasca, emocionó a sus lectores y que, ahora, a través de su adaptación para la pequeña pantalla, ha conseguido llegar a más gente y permitido comprender muchos matices de esta parte de la historia de España.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top