Mi SensaCine
    El camino de vuelta
    Críticas
    3,5
    Buena
    El camino de vuelta

    Viaje de aprendizaje

    por Beatriz Martínez

    Durante el camino de regreso de un viaje se ven las cosas desde otra perspectiva. A veces más negras, otras totalmente traslúcidas. Pero durante el trayecto, siempre hay algo en lo que reflexionar, ya sea leve o importante, ya sea relacionado con el pasado, el presente o el futuro.


    Es lo que le ocurrirá a Duncan (Liam James), cuando vuelva de sus vacaciones, que verá las cosas de otra manera porque durante el tiempo que ha pasado, no sólo ha aprendido mucho, sino que también se ha hecho mayor. En este caso, 'El camino de vuelta' es una metáfora sobre la pérdida de la niñez.

    La primera película de Nat Faxon y Jim Rash, que tienen un Oscar en su faceta como guionistas por la adaptación de la novela 'Los descendientes' que llevó a cabo Alexander Payne, habla de ese adiós a la inocencia de un chico tímido durante un verano que de alguna manera cambiará su forma de ver la vida. La adolescencia, ese periodo de desconcierto y cambios, es para él todavía más traumático al sentirse desplazado dentro del núcleo familiar tras el noviazgo de su madre con un hombre al que detesta y que le hace sentir inferior. Así que Duncan tendrá que salir de ese ambiente asfixiante para ir descubriendo cosas por sí mismo. Demostrarse que puede tener amigos, que puede interesarle a las chicas, que es capaz de divertirse y dejar de ser un elemento inútil dentro de su hogar.

    'El camino de vuelta' es una película sobre la nostalgia. Nostalgia de tiempos en los que todavía se podían descubrir cosas, en los que se mantenía cierta inocencia e ilusión y eso se nota en la mirada de los realizadores, en la forma en la que retratan en el mundo de los adultos, corrompido por los bajos deseos, por la inseguridad y la insatisfacción, por el miedo a la soledad y la resignación ante la imposibilidad de alcanzar la felicidad. El único adulto que se relaciona con Duncan será precisamente un inmaduro personaje (interpretado por Sam Rockwell) incapaz de asumir sus responsabilidades, pero que vive de acuerdo a su propia naturaleza y que será finalmente tomado por el muchacho como modelo paternal por encima de la exigencia austera y casi sádica de su padrastro.

    Los directores van tejiendo una mirada más dura de lo que parece alrededor de Duncan, pero que al mismo tiempo se reviste de la ternura del primer amor, de los días al sol en el parque acuático o de los paseos en bicicleta. Es una película, además, que se toma sus propios tiempos, que tiene una cadencia distendida, como si esos pequeños momentos significativos para el personaje, quisieran también pasar a la posteridad en nuestra memoria, o quizás fundirse con nuestros propios recuerdos.

    A favor: Todos los actores están estupendos.

    En contra: Que lleve el estigma en la campaña promocional de "De los creadores de 'Pequeña Miss Sunshine".

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top