Nota películas
Mi SensaCine
    Immortals
    Críticas
    2,0
    Pasable
    Immortals

    De dioses y hombres

    por Mario Santiago
    Hay directores cuya sensibilidad marca a fuego el cine popular de su era. Los casos más recientes serían seguramente los de Peter Jackson y James Cameron, portadores de una megalomanía y una épica propensas al alarde digital (antes que ellos, gente como Bazz Luhrman, Quentin Tarantino o Guy Richie vistieron el cambio de milenio de posmodernidad post-indie). En este sentido, Tarsem Singh, el director de 'Immortals' (así como de 'La celda' y 'The Fall – El sueño de Alexandría') se sitúa en una posición curiosa. Su sensibilidad manierista y pirotécnica se ha encontrado con un viento favorable: sus delirios plásticos, a caballo entre lo épico y lo onírico, hallan cobijo en la tecnología digital; sin embargo, su esteticismo pasado de vueltas y su aprecio por ciertos residuos de lo real (sobre todo las texturas y los cuerpos) lo convierten en un cineasta extraño, marcadamente iconoclasta. En cierto modo, sería fácil reducir 'Immortals' a la categoría de sucedáneo arty de '300' o de la nueva versión de 'Furia de titanes', pero hay algo más, algo heterodoxo, en esta relectura chiflada de los mitos de Teseo, el Minotauro y la Titanomaquia.

    Para hacerse una idea de la ambición de Singh, vale la pena cederle momentáneamente la palabra: "Básicamente, esta película es una combinación de Caravaggio y 'El club de la lucha': un filme de acción hardcore hecho al estilo pictórico del renacimiento". Un cóctel de referentes que cortocircuita ciertos preceptos del cine épico actual, que por lo general prefiere beber del videojuego, el cómic o las novelas de fantasía. En 'Immortals', el carrusel de abdominales, testosterona y homoerotismo fusiona referentes estéticos de la antigua Grecia, el mundo árabe y las culturas orientales para desembocar en una estética cercana al videoarte. En conjunto, una apuesta deliberadamente kitsch. Si no fuera por el nº1 de taquilla logrado por la película en su estreno en Estados Unidos, podría parecer que estamos hablando de un filme casi experimental.

    En todo caso, la propuesta de Singh queda finalmente ahogada por su escaso brillo narrativo: el guión lo firman los hermanos Charley y Vlas Parlapanides, responsables de la comedia indie "Everything for a Reason". El bombástico derroche audiovisual termina atascado en una sinfonía de ultraviolencia en la que Mickey Rourke reedita su festiva villanía de la saga de Iron Man, Freida Pinto pasea su insipidez por la pantalla y Henry Cavill se presenta al gran público antes de convertirse en el nuevo Superman en 'Man of Steel': de partida, da la impresión de que a Cavill se le dan mejor las coreografías de acción que las escenas dramáticas. Como conclusión, podría decirse que 'Immortals' garantiza un festín para los sentidos, pero pedirle un nuevo horizonte para el cine conjugado en digital ya sería demasiado.

    A favor: La alocada mezcla de elementos pictóricos y escultóricos.

    En contra: Un relato demasiado esquemático, incapaz de avivar la llama de una propuesta formal que promete más de lo que termina ofreciendo.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top