Mi SensaCine
    Guerra mundial Z
    Críticas
    2,5
    Regular
    Guerra mundial Z

    Tu familia se ha comido a mis zombies

    por Daniel de Partearroyo
    Distintos estímulos se concentraron a principios del siglo XXI para pavimentar el (antes característicamente lento, siempre tembloroso e imparable) camino de los muertos vivientes hacia la cultura mainstream. Una cronología parcial podría tener este aspecto: '28 días después...' (Danny Boyle, 2002) revigoriza el género fundado por George A. Romero a finales de los años 60 con inusitada nueva fuerza visual, alegórica e incluso inconoclasta (los de Boyle no son exactamente "muertos vivientes", sino "infectados rabiosos" de velocidad feroz que dieron forma al nuevo arquetipo zombie); 'Resident Evil' (Paul W. S. Anderson, 2002) y 'Amanecer de los muertos' (Zack Snyder, 2004) terminan de fijar al zombie velocista en el imaginario colectivo; en 2003, Robert Kirkman comienza su serie de cómics de 'The Walking Dead', que siete años más tarde llegarán con desbordado éxito a la televisión, y Max Brooks publica 'Guía de Supervivencia Zombi', un manual de autodefensa pop cuyo título lo dice todo. El mismo autor escribe después 'Guerra Mundial Z' (2006), la historia oral de un apocalipsis zombie inspirada por el trabajo de Studs Terkel sobre la Segunda Guerra Mundial en 'The Good War', ganador del Pulitzer; en ambos casos, en uno desde la ficción y en otro desde la realidad, es la voz de la gente común ante el fin de los tiempos lo que prevalece.

    Cuando Brad Pitt compró los derechos del libro de Brooks para llevarlo al cine, su intención era trasladar el audaz (y no exento de mala leche e ironía) análisis sociopolítico del texto a las formas e imágenes de una gran superproducción de acción hollywoodiense. La realidad mercantilista de la cultura blockbuster no tardó en segar esa pretensión, dejando por el camino una calamitosa producción de presupuesto sobrepasado, reescritura de un tercer acto ya filmado y desavenencias entre el productor/protagonista/estrella y el director Marc Forster que hicieron las delicias de los medios catastrofistas. Sobre el resultado final pesan, ante todo, dos taras derivadas del calvario: la renuncia a enseñar la barbarie caníbal de los zombies resta auténtico terror o sensación de peligro y la epopeya de Brad Pitt como investigador de la ONU que viaja por todo el globo buscando una explicación a la infección está aquejada de una progresión dramática que va dando tumbos, con elipsis forzadas y personajes que aparecen y desaparecen por puro capricho (Matthew Fox, la principal víctima del "síndrome Malick").

    Como le ocurrió en 'Quantum of Solace' (2008), Marc Forster vuelve a demostrar una incapacidad preocupante para planificar escenas de acción y dotarlas de cierta coherencia espacial. Por mucho que 'Guerra Mundial Z' pretenda transmitir el caos desesperado del fin del mundo, las escenas de huida tumultuosa rozan la ininteligibilidad por pura acumulación irreflexiva de imágenes de impacto. Es en el recogido y modesto tercer acto ambientado en Gales (reescrito in extremis por Damon Lindelof y Drew Goddard) el único momento donde se palpa algo de la tensión y el miedo que las secuencias de Corea del Sur, Israel o el inverosímil desastre del avión ni siquiera rozan, perdidas en sus espectáculos de masas CGI y limpias de hemoglobina. Una constatación más de que, quizás, si la película hubiera tomado la multitud de puntos de vista del libro original, fragmentados pero manejables a pequeña escala, habría podido lograr algo mucho más cercano al estatus de película de zombies definitiva que tanto parece ambicionar mientras sus propias zancadillas la dejan muy, muy lejos del podio.

    A favor: El contraste con la escala global del filme que crea el tercer acto en el laboratorio farmacológico, casi un pequeño cortometraje de cámara en comparación, que además se beneficia de la aparición del actorazo Peter Capaldi.

    En contra: El absoluto descaro con el que se ha limpiado de sangre y crueldad el argumento para conseguir una calificación por edades que incluya a cuantos más miembros de la familia mejor, ¡en una película apocalíptica de zombies!
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top