Nota películas
Mi SensaCine
    Rabia
    Críticas
    2,0
    Pasable
    Rabia

    Quimérico y celoso inquilino

    por Eulàlia Iglesias

    Como el protagonista de Él de Luis Buñuel, el personaje principal de Rabia, José María está aquejado de unos celos patológicos. Cuando su pareja Rosa, también inmigrante sudamericana que trabaja en España, le cuenta que ha tenido algún novio antes que él, no puede evitar cierto sentimiento de rencor.

    Por un momento, parece que Rabia va a moverse por los derroteros del cine social y la denuncia del machismo. Pero la película se decanta hacia otro terreno. Un incidente imprevisto obliga a José María a ocultarse en el caserón de una rancia familia donde trabaja Rosa. Allí vive como un topo, observando sin ser observado, escuchando sin ser escuchado. A pesar de partir de un presupuesto interesante, la película de Sebastián Cordero (responsable de la decepcionante Crónicas) no sabe explotar el material que maneja. Rabia no llega a ser ni un drama sobre un amor obsesivo, ni un thriller claustrofóbico con trasfondo social ni un retrato de una sociedad decadente que condena al otro a los márgenes.

    A favor: la intensidad interpretativa de Gustavo Sánchez Parra y Martina García.

    En contra: el regusto a iberopuding: mezcla sin ton ni son actores, acentos, registros y problemáticas de ambos lados del Atlántico.  

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top