Mi SensaCine
Mammuth
Tráilers y Vídeos
Reparto
Críticas de usuarios
Críticas de Medios
Crítica de SensaCine
Fotos
Banda sonora
Anécdotas
Taquilla
Películas recomendadas
Noticias
Críticas
2,0
Pasable
Mammuth

Road movie proletaria

por
Gérard Depardieu nunca ha tenido problemas para lucir un físico cultivado a base de frecuentar los buenos restaurantes más que los gimnasios. Pero cuesta imaginarse a otra estrella internacional que, además, permita que un par de directores se regodeen en toda la inmensidad desbordante de su cuerpo. Al tándem formado por Gustave Kervern y Benoît Delépine, dos cineastas que no dan por terminada la lucha de clases (véase sino su anterior 'Louise-Michel'), no les interesa mostrar una clase proletaria idealizada a través de bellos intérpretes a quienes no les ha salido un callo de currar en su vida. Y han sometido al actor francés a una desglamurización extrema: seboso, con el pelo largo y grasiento, y poco expresivo, el "mamut" que encarna Depardieu en este film parece recién escapado de alguna caverna prehistórica. Pero no, tras años de levantarse temprano y sin reproches para ir a trabajar a un matadero, Serge Pilardosse justo se acaba de prejubilar. Cuando descubre que no le llega la pensión porque algunos de sus anteriores empleadores ni se molestaron en apuntarlo a la seguridad social. Entonces recupera su amada moto, un modelo Munch Mammut de los sesenta (el título del film va tanto por el vehículo como por su conductor), y emprende un viaje a la búsqueda de sus derechos perdidos.

'Mammuth' bien podría haber sido una interesante variación del cine social, una road-movie de venganza proletaria protagonizada por un matarife retirado. Pero el film acaba tomando otros caminos. Subido de nuevo a su moto, Serge viaja sobre todo para reencontrarse a sí mismo y cerrar los cicatrices íntimas de su pasado (entre ellas, una antigua novia a quien presta su rostro de cera Isabelle Adjani). Más que tirar por el camino del realismo social altamente combativo, Mamuth se desvía por cierto cine pseudopoético que pretende retratar un viaje hacia la libertad interior durante el cual el protagonista encuentra todo tipo de personajes tan extravagantes como enternecedores. A través de ellos, los cineastas persiguen una normalización de lo diferente, pero extreman y sacan de tono tanto a sus criaturas que todo el film acaba chirriando. Para el recuerdo queda, además de los dos protagonistas que dan nombre a la película, ese apunte de versión feísta de Thelma y Louise que intenta la esposa de Serge.

A favor: Gérard Depardieu y su moto.

En contra: Las excesivas salidas de tono.
¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios

Comentarios

Mostrar comentarios
Back to Top