Nota películas
Mi SensaCine
    Doble Dragón
    Críticas
    2,0
    Pasable
    Doble Dragón

    Videojuego en forma de película, o viceversa

    por Rodolfo Sánchez

    Aunque resulta surrealista, tras dedicar su labor como cineasta a rodar varios documentales sobre el grupo musical Genesis y sobre uno de sus integrantes en solitario, Phil Collins, James Yukich dio el salto al largometraje con Doble Dragón, adaptación para la pantalla del famoso videojuego de los noventa.

    El cómo Yukich pasó del documental musical a rodar una película de artes marciales es como poco llamativo, cuando no estrambótico. Pero lo hizo y el resultado es exactamente lo esperado: una obra compuesta de secuencias llamadas a alimentar las retinas de los fans del videojuego. Y nada más. Es tan simple como eso. Analizar el trabajo visual de Yukich en Doble Dragón resultaría fatigoso e inoperante. Y tan solo parece interesante detenerse en ella en tanto a que, si bien no fue la primera, sí fue una de las películas más relevantes en cuanto a esa unión de lenguaje visual entre los videojuegos y el cine que años después se convertiría en una realidad, comunicándose, voluntaria o involuntariamente, en muchas películas. Quizá, en este sentido, Doble Dragón posea un cierto interés histórico. Pero quizá incluso sea mucho decir.


    A favor: Para quienes les interese los videojuegos convertidos en películas, disfrutarán.

    En contra: A quien le de igual se quedará como estaba.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top