Nota películas
Mi SensaCine
    La Conspiración
    Críticas
    3,5
    Buena
    La Conspiración

    Hablando (no) se entiende la gente

    por Gonzalo de Pedro
    Hay que reconocer el atrevimiento, la vocación incómodamente política y ciertas ganas de meter el dedo en el ojo que animan esta crónica del proceso judicial que convirtió a Mary Surratt en la primera mujer ejecutada por los recién nacidos Estados Unidos, en 1865, acusada primero, y condenada después, por conspiración para asesinar al presidente Abraham Lincoln y los miembros de su gobierno. Robert Redford, ausente de la dirección desde que en 2007 entregara 'Leones por corderos', continúa con su cine de factura pulcra, como aislado del tiempo, ajeno a las convulsiones de la imagen contemporánea, con el que prolonga la mejor tradición del cine político de los setenta. Un cine que combina la crítica política, hecha siempre desde el más profundo patriotismo americano, y nunca desde la disidencia, con una vocación didáctica encarnada en esa puesta en escena transparente, en ese montaje clarificador, en ese dejar hablar a los personajes enfrentados como en una clase de retórica, como en un debate universitario, en la mejor tradición del debate de las ideas como vía para encontrar la verdad, el punto justo, el equilibrio y la justicia.

    Lo que cuenta la película es, sin embargo, uno de esos oscuros episodios que la historia reciente oculta de forma conveniente, porque contradicen y hacen temblar los cimientos de lo que se construyó después, en este caso, la leyenda de EE.UU. como espacio de libertad, donde todos los ciudadanos son iguales y tienen derecho a un juicio justo. Y que contradice, también, esa capacidad del diálogo y el debate para alcanzar la verdad. Porque la película cuenta, ni más ni menos, que el caso de una mujer acusada, juzgada por un tribunal militar, y ejecutada, sin pruebas, en un acto de venganza orquestada desde el Estado para no dejar sin castigo un magnicidio que sacudió a una nación recién salida de su guerra civil. Que la película llegue bajo el manto de la administración Obama, la que prometió políticas de transparencia y justicia, para posteriormente traicionar sus promesas, no es casualidad, y la lección histórica extiende su sombra acusadora hasta las zonas más oscuras del presente histórico.

    A favor: La ambientación, la estética sombría, y la lectura crítica y política

    En contra: Cierto tedio en el proceso judicial Puntuación: 3 y medio
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top