Mi SensaCine
Sólo Dios perdona
Nota media
2,8
51 notas incluyendo 7 críticas
0% (0 crítica)
29% (2 críticas)
14% (1 crítica)
29% (2 críticas)
14% (1 crítica)
14% (1 crítica)
¿Tu opinión sobre Sólo Dios perdona ?

7 críticas de usuarios

Joan C.
Joan C.

Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 4 críticas

4,5
Publicada el 19/10/14
Una película de lo menos comercial, que disgustará a muchos. Es una película bellísima, con una fotografía impresionante y con una forma de explicar la história magnífica (a través de simbología y surrealismo). Si te gustan las películas de Lynch o Malick, puede que te guste, si eres un fan de películas rápidas y comerciales, ni te la mires.
Pennywise(IT)
Pennywise(IT)

Sigue sus publicaciones Lee sus 121 críticas

4,5
Publicada el 6/12/17
Sobresaliente noir con varios actores asiaticos, muy cuidada visualmente y con pocas pero muy buenas escenas de accion y violencia
Beatriz López Velasco
Beatriz López Velasco

Sigue sus publicaciones 36 usuarios Lee sus 455 críticas

2,5
Publicada el 18/12/13
Esta es la historia de una venganza terrible y despiadada, una especie de western oriental, donde todo es excesivo, la violencia, la inmoralidad, la estética hortera, la ausencia de dialogo, el lirismo, las filigranas estéticas, la cámara lenta o los gestos forzados. Se siente todo demasiado claustrofóbico, pretencioso y tan personal que llega a ser lenta y aburrida, muy lejos de la emoción y atractivo que me cautivo en "Drive". Podéis pensar que este es el típico comentario femenino, que quizá yo no sea el público al que va dirigida está película y puede que tengáis razón. Sin embargo, recuerdo la escena del ascensor en "Drive" como una de las más bellas jamás filmada, aunque termine con Gosling destrozando un cráneo con su zapato. Lo más destacable de la película, por no decir lo único interesante, es ver la increíble transformación de la elegante y siempre correcta Kristin Scott Thomas en una ‘choni’ de geriátrico, cruel y desalmada. En cuanto a Ryan Gosling su nivel de inexpresividad alcanza cuotas infinitas, una sucesión de ‘postureo’ monolítico que no tiene que haberle causado el menor esfuerzo, a excepción de la pelea final, claro, muy en consonancia con el resto de la película. El otro personaje que resulta completamente fascinante es Vithaya Pansringarm, como el policía Chang, un ángel vengador, frío e inconmovible que no concibe que un crimen pueda quedar impune, ya que Dios perdona. En el aspecto técnico hay que decir que es visualmente impresionante, y al servicio de esta visión artística está el uso del color, ya sean colores chillones o el enfrentamiento entre el rojo y el azul. Los juegos de luces y sombras, una banda sonora apabullante y unas imágenes que son la base de la película, ya que los diálogos son más bien escasos. Los personajes no se definen por lo que dicen, sino por lo que hacen y si bien la mayoría de las acciones quedan perfectamente descritas, hay otras que resultan ambiguas, por no decir indescifrables, quizá la intención del director es que cada espectador saque sus propias conclusiones.
pablinlob
pablinlob

Sigue sus publicaciones Lee sus 21 críticas

0,5
Publicada el 21/11/13
¿Alguien sabe cómo se ponen puntos negativos? ¡Madre mía! La peor película que he visto jamás. Lentísima, sin argumento, sin sentido... quien defienda que es interesante por la imagen o el estilo sinceramente creo que se ha olvidado de qué es lo realmente importante en una película.
Lourdes L.
Lourdes L.

Sigue sus publicaciones 44 usuarios Lee sus 899 críticas

2,0
Publicada el 2/11/13
Sólo Dios perdona? No estoy segura de eso! Porque hay mucho que perdonar y disculpar en este film!!! La gran cuestión es..., obra maestra o un tostón que no hay quién se lo trague? Podría decir que no es apta para todos los públicos pero me quedaría corta; para ser sinceros no estoy segura de que puedas acabarla, de que seas capaz de resistir la tentación de salir de la sala corriendo y emplear tu tiempo en algo más útil. Visualmente es un placer, todo un goce para la vista; imágenes llenas de simbolismo, sin apenas diálogo que te indique por dónde va la historia, un recrearse visual lleno de elegante majestuosidad, dejar volar tu sentido al lento compás de la ópera observada; o, puede que únicamente veas muerte tras muerte, venganzas sin fin y a raudales, violencia gratuita, argumento ininteligible..., una estética maravillosa pero..., hay algo más? Difícil discernir esta historia que no tiene ni pies ni cabeza, de gran pesadez en su evolución, cargante e incómoda -y soy amable- y con ganas de olvidar pronto. Obra maestra para tus ojos, para tu sentido artístico pero basura, restos para el resto de los sentidos. Reconozco que me he tragado toda la historia porque no me parece bien comentar una película que no he visto!!! Ahora, el esfuerzo ha sido grande!!!, me ha ganado el cielo!!! La pregunta que me ronda es..., que atrajo, interesó a estos dos buenos actores -Ryan Gosling y Kristin Scott Thomas- para participar en dicho film! Sólo Dios lo sabe y puede perdonarlos!!!..., o ni eso!!!
Javier P.
Javier P.

Sigue sus publicaciones 12 usuarios Lee sus 90 críticas

3,5
Publicada el 28/10/13
Un hipnotizador ejercicio de estilo con poco fondo y mucha violencia. No deja indiferente.
Gerardo M.
Gerardo M.

Sigue sus publicaciones 26 usuarios Lee sus 134 críticas

1,5
Publicada el 2/8/13
Sin rendir cuentas ni ante Dios “Drive” nos descubrió a un sibarita de la imagen, un entusiasta de los travellings frontales y laterales, las escenas con ritmos sintetizados y la violencia gráfica para muchos insoportable e innecesaria. Pero aquella joya, un homenaje al thriller ochentero que ya es toda una obra de culto, era solamente un espejismo de lo que es realmente su director. Porque su condición de delicatesen retro del celuloide fue atribuida gracias a que se trataba de una versión suavizada de su creador, un producto destinado al consumo comercial y asimilable por un sector más amplio de la audiencia. “Only God Forgives” vuelve a ofrecer un muestrario de las pulsiones de Nicolas Winding Refn. Estéticamente es brillante, como siempre. La fotografía de Larry Smith y la banda sonora de Cliff Martinez son brillantes, y sus ansias estetas están al servicio de una nueva historia de venganza, de un cruce entre el western crepuscular de Ford y Leone y el cine de yakuzas y samuráis, una especie de thriller coreano con algunas pinceladas kubrickianas y lynchianas en la composición de planos. El director ya no tiene nada que demostrar. “Drive” le abrió las puertas del star system de manera definitiva, y ésta es su primera película cien por cien propia desde hace unos cuantos años, una cinta desbocada y ensimismada que no tiene que rendir cuentas ante nadie, ni siquiera ante Dios. Y es precisamente esta condición de película nada complaciente más que consigo misma lo que juega en su contra. Recoge tanto lo mejor de Winding Refn, su sello personal en la realización, como lo peor, un hermetismo derivado de un universo tan propio que no hace concesiones al espectador. O entras en él, o te quedas fuera. La culpa la tiene ahora, especialmente, un guión muy simple, pero al que su director pretende dotar, tirando de montaje y dirección técnica, de una profundidad de la que en realidad carece. No hay hondura en sus personajes, ni en esa fallida relación madre-hijo, supuesta piedra angular de la trama. Ni siquiera hay doble fondo en la expresión de un Ryan Gosling que está de paso y que va camino de convertirse en el intérprete monótono y pétreo en el que jamás imaginamos que se transformaría en sus prodigiosos comienzos, al que se come crudo una estupenda Kristin Scott Thomas, madre amenazante, posesiva y frágil a la vez. Lo que queda es un thriller inconexo, muy mal explotado a nivel argumental, que deja la sensación de que el guión no está a la altura. Y, eso sí, puro Winding Refn, el mismo de las también poco digeribles “Bronson” o “Valhalla Rising”, y que me temo que no volverá a regalarnos otro “Drive”. Un cineasta que, eso sí, sirve imágenes de una extraordinaria belleza pese a su crudo contenido. Aunque no siempre los ejercicios de estilo son suficientes para sostener una película. A favor: Kristin Scott Thomas, y el toque de su director En contra: la casi nula profundidad bajo su precioso envoltorio
¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios
Back to Top