Nota películas
Mi SensaCine
    Divorcio a la Finlandesa
    Críticas
    2,0
    Pasable
    Divorcio a la Finlandesa

    Mala uva prefabricada

    por Carlos Losilla
    Uno de los muchos secundarios de esta película se dedica a recitar a Shakespeare siempre que tiene oportunidad. No es un detalle baladí, pues, a pesar de su apariencia, 'Divorcio a la finlandesa' no quiere presentarse como un trabajo rutinario o sin ambiciones. El director, Mika Käurismaki, ha pretendido filmar una comedia negra sobre el matrimonio y la vida en pareja, además de una historia de gánsgters. Pero también una especie de rondó sentimental: como en algunas de las más famosas comedias shakespearianas, son frecuentes los cambios de pareja y la volatilidad de los sentimientos. Sin embargo, Käurismaki no es Jean Renoir, ni Max Ophuls, ni siquiera su hermano Aki, y el resultado se queda en un vodevil burgués tan convencional que llega a ser reaccionario.

    Tenemos una pareja al borde de la separación. Tenemos una chica implicada en oscuros asuntos mafiosos que se instalará en la casa fingiendo ser la novia del marido. Tenemos un joven que puede convertirse en la siguiente pareja de la esposa, y un vecino fisgón, y un amigo inoportuno, y unos mafiosos de manual con chaqueta de cuero incluida... Käurismaki, a partir de Shakespeare, quiere llegar a Howard Hawks (el de 'Bola de fuego', por ejemplo) y a la comedia italiana de los sesenta, quiere utilizar la trama criminal como un elemento más de esta sátira familiar, casi la parodia de una saga reconcentrada en poco más de hora y media, pero todo se le desmadeja, los gags se desmoronan uno a uno, la presunta ferocidad se convierte en sonrisas amables y palmaditas en la espalda. Queda, únicamente, algún rasgo de humor bizarro (la pareja copulando en un agujero practicado en el jardín, por ejemplo) y un cierto aroma a espectáculo de cachiporra que no se atreve a aflorar del todo, aunque deje una leve huella de lo que hubiera podido ser 'Divorcio a la finlandesa'.

    Lo mejor: La crispación de algunos momentos.

    Lo peor: La banalidad del resto, disfrazada de agresividad.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top