Mi SensaCine
    Cenicienta
    Nota media
    3,6
    180 notas incluyendo 15 críticas
    13% (2 críticas)
    33% (5 críticas)
    27% (4 críticas)
    20% (3 críticas)
    0% (0 crítica)
    7% (1 crítica)
    ¿Tu opinión sobre Cenicienta ?

    15 críticas de usuarios

    Jonathan M.
    Jonathan M.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 6 críticas

    5,0
    Publicada el 9 de octubre de 2017
    Simplemente me encanto, recupera toda la esencia de la original y respeta la historia clásica, solo me haya gustado que fuera musical y conservara los personajes como el perro Bruno y el caballo de Cenicienta, también extrañe que la hada madrina fuera una viejita porque se sentía como una abuelita, pero de allí afuera todo esta bien.
    denay d.
    denay d.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 15 críticas

    4,0
    Publicada el 1 de mayo de 2015
    Me gusto mucho, es como estar viendo los dibujos pero con personajes de carne y hueso me sorprendio gratamente esta cenicienta sencillamente cenicienta
    pilaralvarez
    pilaralvarez

    Sigue sus publicaciones 6 usuarios Lee sus 168 críticas

    3,0
    Publicada el 5 de abril de 2015
    Cenicienta es una película de fantasía dirigida por Kenneth Branagh, director de Thor, La flauta mágica y Hamlet. Está basada en el cuento de hadas escrito por Charles Perrault. Cenicienta (Lily James) es una bella muchacha que se queda sin padres. Debido a eso, tiene que vivir con su madrastra y sus dos malvadas hijas, que la tratan como a una sirvienta. Tras seguir el consejo de su madre de ser generosa y valiente, la magia acude en su ayuda. El vestuario y los escenarios son muy bellos, similares a los de la película animada. Los colores son llamativos, y el entorno elegante. Branagh hizo un buen trabajo con la dirección, creando un verdadero ambiente de cuento de hadas. De entre el excepcional reparto de actores destacan; Helena Bonham Carter, como hada madrina, y Cate Blanchett, como la madrastra. Ambas logran destacar, a pesar de ser personajes secundarios. Esta versión es más fiel a la de animación, del año 50, que Maléfica; otra de las películas de Disney con actores reales.
    Andres J A.
    Andres J A.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 14 críticas

    4,0
    Publicada el 8 de abril de 2015
    pelicula familiar, perfecta para una compartir momentos con hijos saludos, dejo un link para ver online
    Silvia M.
    Silvia M.

    Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 25 críticas

    2,5
    Publicada el 22 de mayo de 2016
    Cuando la vi me dejo una sensación extraña ya que ni me gusto del todo ni tampoco me pareció malisima , fue un poco un termino intermedio si es que existe. Lo mejor: Cate Blanchete y Helena Bohancarter sus interpretación de sus personajes hacen a estos mas maravillosos que a la propia cenicienta. Lo peor: que no llega a ese clímax de cuento de hadas
    Bolsa de Trabajo S
    Bolsa de Trabajo S

    Sigue sus publicaciones

    0,5
    Publicada el 17 de febrero de 2019
    Pésima!!! Lily James: No me gustó su interpretación no debió de haber Cinderella. Príncipe: dislike
    Redrumcine
    Redrumcine

    Sigue sus publicaciones 4 usuarios Lee sus 64 críticas

    3,5
    Publicada el 5 de abril de 2015
    Disney vuelve a la carga con una nueva adaptación con personajes reales de uno de sus cuentos clásicos de animación, al igual que ya hiciera con Maléfica. Pero a diferencia de Maléfica, donde se reinventa el cuento, se cambia la perspectiva y se conoce un poco más a la villana, con Cenicienta la adapta casi tal cual como la historia de animación. Así pues la pregunta clave es ¿os gusta el cuento clásico de Disney de La Cenincienta? Debo admitir que La Cenicienta de dibujos animados no es que haya sido nunca una de mis pelis preferidas, la había visto de pequeño, recordaba la trama (como no) pero no fue hasta hace cosa de cuatro días que volví a verla con mis hijos pequeños, y debo admitir que no me gustó demasiado. Esta Cenicienta, dirigida por Kenneth Branagh, y protagonizada por Lily James, Cate Blanchet y Richard Madden entre otros, es una bonita película que encantará a las princesas de la casa, pero un pelín pastelosa para mi gusto. No es el estilo de película que a mi me guste más, pero debo admitir que está bien hecha, bien adaptada. Cuenta un poco más de Cenicienta, desde que es pequeña y le da un poco más de profundidad a la historia y al personaje, pero no mucho. Es un guión muy básico y sencillo. En el aspecto técnico no tiene ningún pero, la fotografía, la imagen, los colores, los trajes, los efectos visuales está perfectos y son magníficos, un contraste constante de colores espectacular. Visualmente apabullante. Quizás demasiado opulento todo para mi gusto, pero como hablamos de adaptar la historia infantil del cuento clásico de Disney todo esto entra dentro del pack y así debe de ser, y hará las delicias de las más jóvenes de la casa. El momento de la hada madrina es estupendo con una peculiar Helena Bonham Carter, y Cate Blanchett está magnifica como madrastra malvada.Eso sí, he agradecido que hayan quitado las canciones típicas de la peli de animación. Como anécdota, me hizo mucha gracia en dos momentos en que se comenta con sorpresa que los zapatos son de cristal, y Cenicienta responde que sí, y que son muy cómodos. Y tu piensas para tus adentros, sí, sí, tiene una pinta de ser comodísimos, juas juas juas. Me vino a la cabeza un momento de la genial película Sra. Doubfire en el que Robin Williams dice "Si encuentro al misógino que inventó los tacones lo mato". Pues eso. estos debe ser que al ser mágicos el cristal se amolda al pié, digo yo... Lo más destacables es la estupenda banda sonora compuesta por Patrick Doyle que acompaña la historia en todo momento y te hace soñar y volar! Lo dicho, es una buena película pero no de mi estilo quizás, pero si es casa tenéis a una pequeña o joven princesa a la que le gusten los bailes, disfrazarse con hermosos vestidos y sueñe con príncipes azules esta película hará sus sueños realidad como ninguna otra. Un auténtico cuento de hadashecho realidad.
    Jose A.
    Jose A.

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 164 críticas

    2,0
    Publicada el 17 de junio de 2017
    Mediocre film. Los primeros minutos fueron muy aburridos y decepcionantes, luego no pasa de ser lo que es un cuentito de hadas a lo Disney, pero esta vez con actores reales, que me parecieron todos mal actuados. Solo destaco escenografía, decorados.
    Beatriz López Velasco
    Beatriz López Velasco

    Sigue sus publicaciones 43 usuarios Lee sus 465 críticas

    4,0
    Publicada el 30 de marzo de 2015
    65 años después de su clásico animado de 1950, Disney repite historia pero esta vez con acción real y suprimiendo el artículo en el título, ahora es simplemente Cenicienta y no “La Cenicienta”. Pocas diferencias más podemos encontrar en la esencia de ambas películas, entonces ¿qué aporta esta versión que no hayas visto antes?, tres palabras: “pura magia Disney”. Una historia tierna y sincera sobre temas universales como el dolor de la pérdida o la fortaleza para superar adversidades, envuelto en un diseño de producción espectacular y una maravillosa villana a la altura del desafío. [...] Disney no reconoce que sea un remake directo, lo cierto es que hay ciertas diferencias con la película de 1950, sobre todo en la parte inicial de la historia ya que se extiende algo más en la infancia y adolescencia de Cenicienta. Aunque la mayor parte de la trama toma prestados muchos de los elementos clásicos que están en la memoria de todos, Cenicienta habla con los animales, hay varios ratoncitos que viven en la casa, incluido uno más gordito al que llama Gus-Gus, hay una calabaza que se transforma en carroza, un traje hecho jirones convertido en el más espectacular de los vestidos y hasta podemos oír el famoso “Bibidi babidi bu”, aunque esta vez sin canción. Como ya he dicho, la película es visualmente deslumbrante, los efectos visuales, los paisajes, el vestuario, los colores, absolutamente todo, de principio a fin resulta impresionante. Mención especial para el vestuario de Sandy Powell que resulta sencillamente maravilloso, esos lujosos vestidos que podemos ver en el baile entre horteras y divinos, pero completamente integrados en la historia. Quizá los diálogos sean demasiado cursis, pero hay que reconocer que a Kenneth Branagh ha sabido mantener el encanto clásico de la historia de Cenicienta, aunque seguimos sin saber porque los zapatos no desaparecen después de las doce. Como ya paso en otras adaptaciones de cuentos, como Julia Roberts en Mirror mirror, Charlize Theron en Blancanieves y la leyenda del cazador, Angelina Jolie en Maléfica o Glenn Close en 101 dálmatas, el mejor personaje de la historia es el villano. En este caso una soberbia Cate Blanchett que nos deja una villana épica, la forma de caminar, las miradas, la risa, todo contribuye a crear un personaje que es pura maldad. El otro gran descubrimiento del casting es Helena Bonham Carter como el Hada Madrina, sólo tiene una intervención y resulta ser la escena más divertida de toda la película.
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 54 usuarios Lee sus 920 críticas

    2,5
    Publicada el 6 de abril de 2015
    Este intento de veracidad y sensatez ni es próspero, ni dichoso, ni supera la infinitud de una estimable fantasía. Es como ver a Kent ligando con la Nancy -cortejando, ¡por favor!, que hay que ser finos-, en la corte de un baile fastuoso pero inapetente por presuntuoso, exagerado y poco convincente en su seducción pues su explotación es tan cursi que pierde todo posible contento que urga asomar su nacimiento. Si el relato previo de dibujos, que no viene a petición, ya sobra, no digamos la esperada narración posterior del cuento donde Keneth Branagh, en un intento de maestra coherencia -que podía haberse ahorrado-, en una autenticidad que asesina la magia, en una originalidad vacua, se retrotrae a la infancia feliz de, por entonces, Ella, para detallar exiguamente, con todo el infructuoso regodeo, todo el proceso, paso a paso a cual más estéril, por el cual la bella y amada hija se convierte en Cenicienta, la sirvienta; opta por un camino lento, pausado y concienzudo para conocer mejor a los personajes, hacerlos más accesibles y cercanos, sensibles y humanos con tan poca gracia, encanto y ensoñación que, ¡más vale que le hubiera dado cuerda y hubiera cogido el metro! pues el interminable viaje agota, empalaga y fastidia, carente de emoción ni entusiasma, ni apasiona, ni encandila, ni deja recuerdo que no sea añoranza distante por versiones más apetecibles que este soporífero discurrir sin bienestar para el sentimiento, ni condimento para el espíritu, ni energía para el corazón, ni imaginación con la que poder figurar e idealizar. Cate Blanchett ya puede presumir de ser la última actriz en incorporarse al gremio de brujas malvadas -la lista ya empieza a ser larga-, con un trabajo excelente que cae en saco roto, con tan poco provecho y beneficio que todo su esfuerzo se ve perdido por una joven que no fascina, un príncipe que no enamora, una carroza que brilla para nada, un palacio que cuenta con excesivas escaleras, diálogos sin seducción ni afecto y, en general, un reino que ni siendo generosa ni teniendo valor, aprueba. "Dije que tendría valor pero ya no creo en nada", yo tampoco ya que, todo tiene un límite y la paciencia los minutos contados cuando entras con la ilusión e inocencia de una niña y sale con el aburrimiento y cansancio de un adulto, ni para ir en familia/ni en pareja/ni con niños/ni sin ellos, el susodicho director irlandés ha tenido el maravilloso don de realizar la adaptación más desganada, desilusionada e infértil, hasta el momento, de tan bella fábula -Disney estará contenta aunque, a mí, todavía me dura la pataleta por tan ruinosa velada-, toda una habilidad que contrasta enormemente con sus increíbles trabajos anterior -en un tiempo lejano, ya por casi todos olvidados pero, excelente para los que conserven su memoria- donde revivir la esencia de su enamorado Shakespeare; aquí sólo da muestras de meticulosa pesadez, relajamiento indeseado, pasividad eterna y un alargar por alargar lo que podía haberse resuelto, en un plis plas, con la varita mágica de un hada madrina que, no sólo debía transformar la calabaza, los lagartos y el cisne sino la impericia del encargado de tan pobre proyecto que no luce ni deslumbra -aparte del magnífico color del vestido- por muchos focos extra que se añadan pues carece de glamour, carisma y emblema, y la cosa se pone peor si tu mente rebusca, como socorro de velada tan agotadora, hermanas mayores más hermosas, alentadores y dignas y, ¡me vale cualquiera!, ¡imagina el desespero! "Se generosa, ten valor", querida, no se si podré ser tan amable y bondadosa de concederte tan altivo, costoso e inmerecido deseo pues, visto lo visto, ni soy tan generosa ni tengo tanto valor y, lo siento, pero no perdono tan incompetente, neutro y apático resultado. Soñar..., imaginar, generalmente con placer, una cosa que es improbable que suceda, que difiere notablemente de la realidad existente o que sólo existe en la mente pero que, pese a ello, se persigue o anhela. ¡Déjanos soñar e imaginar, anhelar e inventar y no vuelvas la fantasía veraz y realista que fastidias todo su atractivo, valor y hechizo! Buscaba embrujo/halle nulidad, acudí con esperanza/salí devastada, deseaba dulce canto de pájaros que permitiera volar a mi alma/tuve que conformarme con complacer a una vista -los oídos, extenuados de palabras remilgadas, ni caso- cuya deliciosa fotografía y colorido vestuario tampoco compensa el robo imperdonable de un hermoso cuento infantil vuelto pesadilla de ornamentación de oro pero contenido de paja.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top