Mi SensaCine
    The Trip
    Críticas
    3,5
    Buena
    The Trip

    Coogan y Brydon en la carretera

    por Beatriz Martínez

    Dos amigos con dos formas de entender la vida (y las tragedias y comedias que implica), así como su profesión, totalmente opuestas entre sí. Steve Coogan, actor, un poco ególatra, divorciado. RobBrydon, también actor, más sencillo, casado y con un hijo recién nacido. Ambos han trabajado en varias ocasiones juntos, y siempre en la pantalla parece desprender un cierto aire de competición entre ellos, como si cada uno quisiera imponer su personalidad cómica por encima de todo. Un viaje inesperado los pondrá de nuevo en contacto y Brydon acompañará a Coogan a través de una ruta gastronómica que le ha encargado el periódico The Observer para realizar un reportaje.

    Winterbottom adapta al formato cinematográfico la serie de seis capítulos que dirigió para la BBC y que ahora sintetiza de forma compacta en una roadmovie episódica que más o menos mantiene la misma estructura del original televisivo: Los viajes en coche de los dos protagonistas, las comidas en los restaurantes, las excursiones turísticas y los momentos de reflexión particular de cada uno de ellos. El enfrentamiento entre ambos es la base de todo, así como el juego metaficcional que desarrolla el director en íntima complicidad con sus actores. ¿Qué es real y qué no lo es en la imagen que ofrecen Coogan y Brydon? ¿Es Coogan mujeriego? ¿Es Brydon tan constantemente histriónico? ¿Están precisamente representando los clichés que el público cree conocer de ellos?

    Hay un aspecto problemático en 'The Trip', y es que el público español no está tan familiarizado con los actores como en su país de origen. Allí son dos figuras cómicas de lo más reconocidas, y tanto juntos como por separado han protagonizado un sinfín de programas y sitcoms. Se puede apreciar en la película que su humor es diferente (uno más seco, el otro más expansivo), pero lo cierto es que muchos de los enfrentamientos dialécticos entre ambos están llenos de tantos matices, que seguramente se nos escapen datos dentro del torrente verbal que despliegan.

    Lo que no pasa desapercibido es el viaje que realizan ambos, por la campiña inglesa, atravesando grandes extensiones, en un entorno natural que prácticamente los aísla de la realidad, visitando los vestigios de los poetas y pintores románticos, alejándose cada vez más del mundanal ruido, en ocasiones sin ni siquiera poder comunicarse con el mundo exterior porque no tienen cobertura en el móvil.

    Winterbottom explota todas las habilidades de sus dos intérpretes, y lo hace con pleno conocimiento de causa, introduciéndose en sus pliegues y dejando entrever sus fragilidades, sobre todo en el caso de Steve Coogan. Su sensación de soledad, su crisis personal, se va colando en el relato hasta dejar un rastro de tristeza que no se puede disimular, a pesar de las imitaciones y las risas, de los momentos distendidos.

    Así transcurre 'The Trip', un viaje a las entrañas de Inglaterra y también al fondo de los personajes que aparecen en pantalla. Siempre se dice que las películas de Winterbottom nunca terminan de resultar redondas, y en este caso quizás sea cierto, pero también lo es que una película tan honda y sincera como esta, hecha con tanta complicidad y cariño, merece toda mi admiración.


    A favor: Coogan y Brydon.

    En contra:
    Que en ocasiones no seamos capaces de entender muchas de sus bromas privadas.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top