El callejón
  • Cartelera y Entradas
  • Tráilers y Vídeos
  • Reparto
  • Críticas
    • Crítica de SensaCine
    • Críticas de Medios
    • Críticas de Usuarios
  • Fotos
  • Anécdotas y Noticias

La Crítica de SensaCine El callejón

4,0

Orgía de serie B
Por Beatriz Martínez

Érase una vez una chica algo perdida en la vida que, cual Caperucita Roja moderna, en vez de introducirse en el bosque, lo hace en un callejón. No lleva comida para su abuelita, sino ropa para lavar en un servicio 24 horas.


El camino hacia lo desconocido puede ser muy breve, a veces bastan unos pasos para adentrarse en otra dimensión en la que no funcionan las leyes de lo real, que se rige por sus propios códigos y en la que todo puede ocurrir. Ese quiebro nos introduce en un estado de pesadilla en la que habitan nuestros peores temores, en la que se concentran todos los miedos que cada uno de nosotros tiene más arraigado en su interior.


El esquema de 'El callejón' es muy sencillo. Se encuentra tan reducido a la mínima esencia que parece que su economía narrativa se encuentre sublimada a la propia abstracción de su título y a los pocos elementos con los que se construye. Es una película que gira a partir de una idea básica: Una chica, un callejón, y los monstruos que la acechan por el camino. Sin embargo, a partir de esa gama de colores primarios, se oculta toda una explosión de ideas exuberantes que entroncan con la propia naturaleza desbordante y fagocitadora que posee el imaginario del director. Antonio Trashorras, tanto en su faceta como crítico, guionista (es autor de libretos como 'El espinazo del diablo' o 'Agnosia') y cortometrajista ('Dos manos zurdas y un puñado de ojos manchados de gris') nunca ha ocultado sus preferencias y sus referencias, y ha intentado elaborar un discurso coherente con su personalidad y su bagaje cinematográfico. El terror se encuentra incrustado en su código genético, pero sobre todo, su especialidad ha sido conseguir que ese terror se encuentre incorporado a una realidad que es capaz de descomponerse en cualquier momento y abrir una sima hacia lo desconocido.


'El callejón' es una "rara avis" en el cine español, una película totalmente autoconsciente que presume de su condición de subproducto sin ningún sonrojo, enorgulleciéndose de su naturaleza de serie B, no escondiéndola, sino sacándole el mayor partido posible y consiguiendo dignificar esa categoría gracias tanto al ingenio con el que está hecha, como también a su humildad a la hora de ofrecer un espectáculo de raíces tan puras.


En tiempos de cine en el que prima la impostura y la apariencia, resulta extraño toparnos con una obra tan sincera que sale del corazón. Porque eso es 'El callejón', una película que parece querer hacer respirar al espectador por primera vez, devolviéndole la inocencia, como si fuera la primera obra de terror que ha visto en su vida. Hay que ver esta película con esos ojos incontaminados y libres para disfrutarla de verdad, porque es entonces cuando se podrá apreciar su verdadero sentido macabro e irónico que esconde en su interior.


En ella se puede jugar a una constante adivinanza de referencias: Ahí está sobre todo el primer DePalma, el giallo de Dario Argento y Mario Bava, Jesús Franco y el "psychothriller". Y muchas otras influencias, pero lo importante, es entrar en un juego que establece unas leyes internas propias en las que todo cabe, desde la abstracción del decorado (suspendido en el tiempo, totalmente irreal y nebuloso), pasando por lo conceptual de la propuesta en sí, hasta desembocar en el propio reto que establece con el espectador, con el que la película intenta dialogar subrayando desde el principio sus claves, poniendo las cartas sobre la mesa para que quien está viendo la película, pueda utilizar estas directrices a su antojo e interactuar con ellas, desde la misma condición voyerista de la película.


'El callejón' es un salto sin red, una película atrevida y provocadora que dejará a más de uno estupefacto. Es un batiburrillo muy loco de ideas, todas ellas ensambladas con un sentido del humor arrollador, porque de lo que aquí se trata es de pasarlo bien, de entregarse a la diversión y al placer culpable desde unos títulos de crédito en clave pop con una Ana de Armas arrolladora, hasta un final que pone de manifiesto de qué manera el director ha sabido manejar con soltura las expectativas del espectador.


Y entre medias, un engranaje que toma su base del juego del gato y el ratón (lleno de giros que nos conducen a otros giros) a través de una serie de elementos que gradúan la tensión hasta ir elaborando un clima malsano de texturas sombrías, una atmósfera llena de matices materializada a través de un despliegue visual en el que cabe la multipantalla, los planos desde todas las posiciones posibles y un trabajo lumínico (de luces y sombras) realmente soberbio.


Trashorras convierte a Ana de Armas en su musa, y la joven actriz consigue desenvolverse a la perfección dentro de su universo. Un universo onírico que se mueve a medio camino entre la realidad y la fantasía, que explota el elemento de lo incongruente y lo coloca como materia prima, para que toda la lógica del mundo se rompa en mil pedazos y nos introduzcamos en el territorio del surrealismo, del que la cita de Edward Gorey al principio de la película, ya nos da una pista de lo que vamos a ver a continuación.


A favor: Su naturaleza totalmente marciana dentro del panorama del cine español.

En contra: Que precisamente por eso, no sea entendida.

Participa en SensaCine
Las mejores películas de la historia

Comentarios

Críticas de SensaCine
Blanca como la nieve, roja como la sangre
  2,0

Dioses y perros
  2,0

Filth, el sucio
  4,0

Todas nuestras críticas
Las mejores películas en cines
Cómo entrenar a tu dragón 2
  4,2

Director Dean DeBlois
Reparto Jay Baruchel, Cate Blanchett
Animación
Tráiler

Guardianes de la galaxia
  4,1

Director James Gunn (II)
Reparto Chris Pratt, Zoe Saldana
Ciencia ficción
Tráiler

El corredor del laberinto
  3,8

Director Wes Ball
Reparto Dylan O'Brien, Aml Ameen
Acción
Tráiler

Todas las mejores películas en cines