Mi SensaCine
Entre líneas
facebookTweet
Tráilers y Vídeos
Reparto
Críticas de usuarios
Críticas de Medios
Crítica de SensaCine
Fotos
Banda sonora
Anécdotas
Taquilla
Películas recomendadas
Noticias
Entre líneas
Dirigida por
Reparto Bill Nighy, Rachel Weisz, Tom Hughes más
Género Suspense
País Gran Bretaña
Ver el tráiler
Usuarios
2,98 notas incluyendo 1 crítica

Sinopsis

Johnny Worricker (Bill Nighy) es un agente del MI5 experimentado cuyo jefe y amigo, Benedict Baron (Michael Gambon) muere de un ataque al corazón. Sin embargo la investigación parece esconder algo oscuro sobre la organización.

El primer ministro británico parece querer encubrir este asunto al mismo tiempo que Johnny recibe un mensaje extraño.

La película ha sido dirigida por David Hare, de otras películas como Una llamada a medianoche Un pasado entre sombras.

Título original

Page Eight

Distribuidora -
Ver especificaciones técnicas
Año de producción 2011
Tipo de película Largometraje
Anécdotas 1 anécdota
Presupuesto -
Idiomas Inglés
Formato de producción -
Color Color
Formato audio -
Formato de proyección -
N° de Visado -
Entre líneas Tráiler VO 1:18
Entre líneas Tráiler VO
386 vistas
Te recomendamos

Actores y actrices

Bill Nighy
Bill Nighy
Personaje : Johnny Worricker
Rachel Weisz
Rachel Weisz
Personaje : Nancy
Tom Hughes
Tom Hughes
Personaje : Ralph Wilson
Michael Gambon
Michael Gambon
Personaje : Benedict Baron
Reparto y Equipo técnico

Crítica de usuario

Ver todas las críticas de los usuarios
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
100% (1 crítica)
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
1 Crítica usuario

Fotos

Secreto de rodaje

De los protagonistas

Los miembros del reparto Nighy, Weisz, y Fiennes habían trabajado antes juntos en el galardonado thriller político El jardinero fiel.

Si te gusta esta película, te recomendamos:

Ver más películas recomendadas

Comentarios

  • Lourdes L.

    Un James Bond de oficina, que conoce muy bien la inmundicia que en ellas se esconde pero, aún con todo, sigue siendo patriota de convicción y sentimiento.

    Hay que prestar atención para no perderte, para saber al tiempo en qué consiste la partida, quiénes juega y cuáles son las bazas de cada uno, ese magistral as que hará que consiga ventaja o retroceda, que decantará la victoria definitiva o la salida por la puerta de atrás.

    Inteligente guión para hablar de inteligencia secreta al servicio de la nación, diálogos rápidos de sentencias cortas y directas al rostro del oponente que expresan poco abiertamente/lo dicen todo con subterfugios, esa mirada de honor y presencia leal, que aún perdura entre espías de la vieja escuela, e incomoda a los nuevos dirigentes que desean cambiar las reglas del juego y al contrincante, gélida estructura de escenas frías y cortantes, hermetismo como rey de la pantalla, incluso cuando la temperatura del dolor más profundo y el amor más intenso ha alcanzado sus máximos decibelios.

    "Cuando no sabes la verdad todo se congela y no puedes seguir adelante", concisa sentencia que busca poder hacer camino y que la información fluya, que utiliza a la bella Rachel Weisz como motor de arranque y recuerdo del valor, dignidad y decencia que se les debe a los inocentes muertos silenciados por un intercambio de cartas entre mandamases, que practican su propio juego al margen del pueblo que les ha elegido, la sociedad de peones utilizada como arma fructífera para ganar ventaja en su particular guerra de confianza ficticia.

    "La desconfianza es un hábito horrible" para el cual, Bill Nighy está entrenado por academia y curtido por los años, perfecto y carismático, sereno y loable, siempre el trabajo como maleta a cuestas que le impiden relajarse y disfrutar de una vida social sin constantes sospechas.

    Un excelente reparto, sugestivo y eficaz, una sabia dirección que sabe lo que oferta y cómo proporcionar el diseño y la apariencia más correcta, deliciosa adecuación de todos los componentes para un relato actual de una historia muy vieja, esa que mueve los intereses de países hermanos que no se fían mutuamente, que colaboran por razones equivocadas y llegan a acuerdos que sólo benefician a los presentes, dejando al votante que creyó en ellos a la cola de sus demandas y preocupaciones.

    Solicita tu interés, esa precisa implicación que te mantenga al tanto de cada movimiento, amago y estrategia, descubrir la falsedad del alegato, la sinceridad del héroe, el coste de su entrega y rescisión de contrato; si no eres apasionado del ajedrez, fan de la hábil recreación de tácticas, intrigas de alto standing y tramas disfrazados que se edulcoran en el telediario cuando nos llegan a nosotros, los mundanos, puede resultarte enrevesada, distante y compleja, argucia que no logra confabular con tus ganas y apetencia pero, a la mínima que vivas con delirio y entusiasmo las crónicas de complot directo, breve pero intenso, sabio y penetrante, gozarás con esta sencilla, pero esmerada narración, de lo que ocurre todos los días a espaldas de benditos ignorantes, que facilitan el trabajo al no enterarse y mirar hacia otra parte.

    David Hare como director y guionista que aprovecha con excelsitud la fotografía londinense y la elegancia y porte de su representante, ese entregado analista del M15 que convive entre rapiñas pero nunca pierde las formas, costumbres ni su humor ácido, negrura refrescante que marca distancia para observarle en movimiento sin llegar a conocer o sentir sus sentimientos, un largometraje enérgico y eficiente que perfectamente podría ser un válido capítulo de serie de máxima audiencia, a cambio opta por producto para televisión británica de noche programada.

    "Page eight", entre líneas, ahí se encuentra lo mejor de la comida, lo más exquisito de la salsa, esa letra pequeña que dictamina quién lleva la batuta y quién es conejo acorralado, no cuenta nada nuevo pero lo hace con distinción y clase; si no te incorporas al lance puede resultar agobiante y cansina, saturada de comunicación informativa, si participas y captas la maniobra que se llevan entre manos, saborearás francamente la pericia de este funambulista que mantiene todas sus bolas en el aire en perfecto equilibrio.

    No pierdas de vista la acrobacia ni al trapecista, vale la pena el esfuerzo

    lulupalomitasrojas.blogspot.co...

Mostrar comentarios
Back to Top