Mi SensaCine
    El doble
    Nota media
    3,0
    22 notas incluyendo 4 críticas
    0% (0 crítica)
    0% (0 crítica)
    50% (2 críticas)
    25% (1 crítica)
    0% (0 crítica)
    25% (1 crítica)
    ¿Tu opinión sobre El doble ?

    4 críticas de usuarios

    cine
    Un visitante
    3,5
    Publicada el 11 de octubre de 2016
    La historia tiene muchos detalles curiosos que te llevan a reflexionar sobre la sociedad, las cadenas de mando, las relaciones personales y las crisis de identidad que sufrimos muchos seres humanos en un mundo cada vez más competitivo a nivel individual (tanto en lo profesional como en lo sentimental), plasmado todo ello a través de una llamativa fotografía y un uso de los colores muy simbólico. Me encanta el toque futurista ochentero que tiene la película en escenas como las de la televisión, siendo a su vez esta desarrollada en un espacio atemporal, lo que ayuda a sumergirse mejor en la filosofía de la historia misma. Me gusta bastante la banda sonora, ya que la utiliza cuando la necesita y como la necesita, sin preocuparse mucho por ciertos elementos temporales. La verdad es que se agradecen este tipo de películas un poco "rallantes" ya que, si están bien hechas, se les puede sacar mucho partido. Personalmente, si se tiene un rato y apetece ver una película curiosa, la recomiendo. :)
    Nestor310413
    Nestor310413

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 8 críticas

    2,5
    Publicada el 14 de abril de 2018
    Realmente, es una película que entretiene, pero agobia demasiado por si lentitud y falta de linea fija. Pero lo que me agrado fue la actuación de el protagonista y del elenco. Simplemente son fascinantes y creíbles.
    Marc B.
    Marc B.

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    0,5
    Publicada el 20 de abril de 2016
    Basura de pelicula, ojalá alguien me hubiera avisado de lo angustiante y innecesaria que ha sido esta pelicula lara mi.
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 54 usuarios Lee sus 920 críticas

    3,0
    Publicada el 30 de mayo de 2014
    No quiero ser Pinocho, un muñeco de madera manejado por cuerdas; soy único, quiero ser yo, existir y que me vean. Un comienzo muy interesante, pasmada y perpleja actitud de quien se oculta tras el impuesto y apagado silencio, anonimato, aislamiento provocado por la ignorancia, la no-participación de una sociedad que le anula, asfixia y desgarra toda su esencia. Rutina seca, repetitiva, austera de un ser que no sabe hacerse escuchar, insoportable anonadamiento, patetismo activo que circula por toda su persona devorando sus entrañas, aniquilando una delicada y fina sensibilidad que intenta resistir los avatares del día a día; tensa y agobiada subsistencia que adquiere emoción e incertidumbre con la aparición de un doble personaje que hace las mieles de nuestro insulso y mustio sonámbulo andante y que favorece la aparición de un tibio desconcierto y una ligera curiosidad pronto situada en el contexto adecuado. Tirantez estática para una interpretación sobria, contundente y muy capacitada de Jesse Eisenberg cuya confusión que alimenta el argumento, mareada locura que aviva el guión consigue una leve pasión, temporal caos atractivo que se diluye conforme avanza este inteligente formato óptico, atmósfera tétrica y misteriosa que no demuestra todo su potencial, deslumbrante locura primeriza que crea una cautiva confusión no bien asentada, títere cuya hilaridad y expectación no sacia completamente el interés del espectador. Seductora propuesta que atrae más que el trabajo obtenido, prominente promesa de un proyecto eficaz y persuasivo que vive de un impacto visual que no se certifica con un estruendo cognitivo; todo el encanto y entusiasmo que involucras en su comienzo, inocencia devota que espera ser satisfecha, se evapora con inconsciencia no adquirida hacia la misma polaridad que vive el personaje, por un lado grato y cumplidor, sereno y activo, por otro opaco y sombrío, poco mordaz para su instinto agresor. Se busca más sublevación apasionada, se necesita mayor implicación excitante, se demanda un fervor más vívido, escalofriante aliento que mantenga en vilo el alma; logro dispar que no logra concentrarse en un Uno absoluto, solapada melancolía cuya arrastrada tristeza, desapego acompañante, es de rasura nivelada, vaso medio lleno-medio vacío según los expectantes ojos del que mira.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top