Mi SensaCine
Inch'Allah
Tráilers y Vídeos
Reparto
Críticas de usuarios
Críticas de Medios
Crítica de SensaCine
Fotos
Banda sonora
Anécdotas
Taquilla
Películas recomendadas
Noticias
Críticas
3,0
Entretenida
Inch'Allah

Funambulismo en Cisjornadia

por

Los personajes femeninos como figuras observadoras y agentes críticos han empezado a convertirse en una presencia recurrente en el cine reciente sobre el conflicto palestino-israelí. Ya sea desde el lado israelí —Natalie Portman en 'Free Zone' (Amos Gitai, 2005)—, desde el palestino —Lubna Azabal en 'Paradise Now' (Hany Abu-Assad, 2005)— o desde un punto de vista exterior, que ha crecido lejos del problema y, una vez frente a él, sólo puede sentir incomprensión y desamparo —Agathe Bonitzer en 'Una botella en el mar de Gaza' (Thierry Binisti, 2011)—. Dentro de ese tercer grupo podemos incluir a la canadiense Evelyne Brochu, que con las mencionadas anteriormente también comparte el hecho de ser una gran actriz, y la interpretación que realiza como Chloé, la protagonista de 'Inch'Allah'.

Escrita y dirigida por Anaïs Barbeau-Lavalette, la película narra la vida cotidiana de una doctora quebequesa que vive en Jerusalén y trabaja en una clínica para mujeres embarazadas situada en territorio árabe, cerca de Ramala, al otro lado del famoso (y ominoso) muro de hormigón. La directora, que ya pasó parte de su juventud en Cisjordania y cuenta con experiencia en el documental —hizo 'Se souvenir des cendres' (2010), sobre los figurantes iraquíes, palestinos y libaneses que participaron en el rodaje jordano de 'Incendies' (2010), de su compatriota Denis Villeneuve—, pega la cámara a la vida en tránsito continuo de Chloé: de su piso en Jerusalén a, puesto fronterizo mediante, la clínica; del trabajo a, frontera otra vez, casa.

El desarraigo de la joven se hace evidente y queda subrayado en conversaciones con su familia en Canadá, pero resulta más interesante cuando empaña las relaciones que intenta construir con el resto de personas que rodean su vida diaria: su complicidad e insinuada atracción sexual hacia una vecina militar que trabaja en el paso fronterizo; la amistad que empieza a forjar con una paciente árabe; el flirteo con el hermano de la última, que pertenece a la insurgencia, etc. En todas ellas, Chloé siempre es el elemento cuestionable, bajo sospecha. Su relación con los árabes incomoda a la vecina israelí, sus privilegios occidentales disfrazan de paternalismo la interacción con la familia de la paciente. Aunque Barbeau-Lavalette no frena una inclinación demasiado atropellada hacia el drama trágico en toda su amplitud durante el último cuarto de film, la nada complaciente y sí compleja visión que da de la inestabilidad moral del ojo occidental en medio de la situación de Cisjordania ya hace que el premio FIPRESCI conseguido por 'Inch'Allah' a su paso por la sección Panorama del Festival de Berlín resulte plenamente justificado.

A favor: Evelyne Brochu, una actriz a la que seguir de cerca en el futuro.

En contra: No se libra de caer en clichés sentimentalistas de cine buenista, sobre todo en los últimos minutos.

¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios

Comentarios

Mostrar comentarios
Back to Top