Mi SensaCine
    Cómo acabar sin tu jefe 2
    Nota media
    3,0
    46 notas incluyendo 6 críticas
    0% (0 crítica)
    0% (0 crítica)
    50% (3 críticas)
    33% (2 críticas)
    17% (1 crítica)
    0% (0 crítica)
    ¿Tu opinión sobre Cómo acabar sin tu jefe 2 ?

    6 críticas de usuarios

    Juantfilms
    Juantfilms

    Sigue sus publicaciones 15 usuarios Lee sus 349 críticas

    3,0
    Publicada el 1 de septiembre de 2016
    Tremenda secuela de Cómo acabar con tu jefe, creo que es una de las mejores comedias de los últimos años, tiene chistes, acción, actores conocidos, secuestros y cosas muy tontas, por eso creo que tiene todos los ingredientes para ser una buena comedia. Si no habéis visto la primera parte os digo que la veáis cuanto antes porque no os arrepentiréis.
    Jose A.
    Jose A.

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 164 críticas

    2,5
    Publicada el 7 de diciembre de 2018
    Estuvo un poco mejor que su predecesora, el trio insoportable tuvo menos escenas inútiles entre ellos como en la primera vez, pero mi protesta J. Aniston esta vez estuvo con mucha ropa.
    Beatriz López Velasco
    Beatriz López Velasco

    Sigue sus publicaciones 43 usuarios Lee sus 465 críticas

    3,0
    Publicada el 19 de enero de 2015
    La verdad es que esta secuela se siente demasiado innecesaria, no aporta nada nuevo a su predecesora ni es más original, ni más trasgresora y, lo peor de todo, no resulta más divertida. Parece estar hecha con desgana y con el piloto automático puesto, repitiendo los gags que ya saben que funcionan. Lo más divertido vuelven a ser los consejos de “Hijoputa” Jones, una Jennifer Aniston aún más lasciva y, sobre todo, el talento de Chris Pine para la comedia visual y la química entre Bateman, Sudeikis y Day. El resto, una sucesión de gags groseros y nada originales que os harán reír, sin más pretensiones. Repiten en sus papeles Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis esta vez como inexpertos empresarios y más inexpertos aún como secuestradores, ¿estos tres no han visto nunca CSI ni han oído hablar del ADN? no se puede ser más torpe. Jamie Foxx vuelve a ser el asesor en asuntos criminales y también regresan Jennifer Aniston con los mismos problemas sexuales de siempre y Kevin Spacey al que estar en prisión no le impide formar parte de la aventura. Los nuevos rostros son los de Christoph Waltz, como un empresario sin escrúpulos y Chris Pine como su descontento hijo y la víctima del secuestro. Algunas risas, ocurrencias tontas, diálogos inapropiados y todo lo políticamente incorrecto que se os pueda ocurrir, si os gusta ese tipo de humor estáis de suerte Jason Bateman, Jason Sudeikis y Charlie Day están de vuelta.
    Gerardo M.
    Gerardo M.

    Sigue sus publicaciones 27 usuarios Lee sus 152 críticas

    1,5
    Publicada el 7 de enero de 2015
    Escrotos arrugados y vacíos Si en “Cómo acabar con tu jefe” el trío protagonista confundía “Extraños en un tren” con “Tira a mamá del tren”, resumiendo así todo el espíritu de la cinta, aquí lo tienen más claro a la hora de escoger su referente. La elegida es “Nine To Five”, una referencia menor a la de las propuestas de Hitchcock y De Vito, una comedia que viene a encerrar como metáfora impremeditada el resultado final de esta secuela de incomprensible título en castellano. No, no hablo de que sus personajes sean el espejo cobarde de la Jane Fonda de aquella cinta, sino de que a fin de cuentas esta nueva entrega es muy inferior a su predecesora. Bien es cierto que los escrotos de la primera estaban más que arrugados y vacíos, como diría el personaje de Kevin Spacey, y que en ese sentido una segunda parte era totalmente innecesaria. No había nada más que explotar en ella, pero el dinero manda, y no siempre genera más dinero, y mucho menos más calidad. Estos nuevos jefes horribles parecen ir bien hasta que aparecen el propio Spacey, y luego Foxx, y por último Aniston, que juntos podrían considerarse lo mejor de la función. A partir de ahí la nostalgia se activa y las comparaciones son más que odiosas. Es como la metáfora del “Roar” de Katy Perry que usan en la película. Si tienes un buen día, te gustará. Si no, te parecerá una soberana tontería. Aquí viene a ocurrir lo mismo, y el que te guste más o menos dependerá de cómo tengas el día. En este caso el cambio de guionistas le ha sentado muy mal, y el recuerdo de la anterior tampoco la ayuda. Aquel enorme MacGuffin que suponían los diálogos del trío protagonista ha perdido toda la frescura. Aquí estos detalles parecen no llevar a ninguna parte. Falta esa comedia de enredo improvisada que desprendía su predecesora y la nueva está falta de chispa, es previsible y su humor es más básico. Falta incluso el trío de jefes cabrones, pues ni Chris Pine ni su personaje tienen el carisma suficiente, ni Christoph Waltz está lo suficientemente aprovechado. Lo que resulta es un film sencillamente entretenido. Esto podría ser bueno, pero “Cómo acabar con tu jefe” merecía algo más. O estabas a la altura o mejor no hacer una secuela. Y no han conseguido estar a la altura. Sí, tiene momentos francamente divertidos y desternillantes, pero en general es una comedia floja y olvidable, falta de innovación y funcional. Vamos, consigue que aquella sorpresa de 2012 roce la maestría. A favor: las apariciones agradecibles de Spacey, Aniston y Foxx En contra: no aguanta las comparaciones con su predecesora
    J David C.
    J David C.

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    3,0
    Publicada el 26 de enero de 2015
    entretenida, ideal para verla acompañado, estoy seguro que si te gusta el humor negro te sacara un par de carcajadas.
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 54 usuarios Lee sus 920 críticas

    2,5
    Publicada el 7 de enero de 2015
    La pregunta es ¿por qué, Jason Bateman, quieres asociarte con estos dos colegas?, ¿invertir tu tiempo en este desbarajuste de padecido martirio?, ¿hacer la segunda parte cuando saliste ileso de la primera por los pelos?, es más, ¿por qué, se supone, eres amigo de estos dos descerebrados, sin luces ni sombra, encargados de la parte cómica, las tonterías graciosas y la juerga desternillante que nunca llega a despegar?, porque ¡pareces el hermano mayor cuidando a los peques para que no se metan en problemas y aguantando sus burlas, boberías y memeces con resignación y paciencia! ¿Por qué existe esa creencia general, por qué todo el mundo cree que es tan fácil construir el espíritu de camaradas desmadrados y compañerismo desenfrenado, metidos en líos que actúan por instinto accidental de torpeza ingeniosa a despropósito de locura mientras hacen reír sin voluntad forzada pero a carcajada sincera, con humor acertado y esmero de un guión ingenioso que vive de algo más que garruladas infantiles de tres adultos sin gracia ni entreno que parecen estar ensayando para un desfile de cabalgata de reyes donde poder hacer el payaso como regalo de navidades y que nadie les diga lo absurdo, triste y patético que resulta todo? No sólo es que se cumpla el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas sino que, cualquier fiesta de cumpleaños de un chaval de hoy en día es más divertida que esta parodia funesta de su mancillado original, cuya versión femenina, en la que se inspiró la susodicha, "Cómo eliminar a su jefe" con Jane Fonda, Dolly Parton y Lily Domlin, les da tantas vueltas, por todos lados que ¡ni la estación MIR! La eliges ya con la predisposición de comedia ligera de entretenimiento superfluo para pasar el rato y suavizar neuronas, tentempié cómodo e insustancial que aporte distracción leve y ocasional con la esperanza de alguna risa descarada o, al menos, sonrisa continua durante su ameno visionado pero, la verdad, la única mueca labial ascendente de tu rostro será debido a la desfachatez presenciada y vacía ignorancia de creer que daría para misión tan nimia de expectativas tan bajas. Dos tontos muy tontos acompañados del listo de la clase más una guapa ninfómana y un presunto gangster negro de consejero, la boba policía, el hijo rico mimado, el estafador caradura, el burlón ex-jefe de paso por el rodaje, un vago guionista que lo imaginó todo hecho con un minúsculo esfuerzo de ideas penosas y situaciones tristes y un director que lo vio tan fácil como chasquear los dedos y cobrar. Puedes verla y bostezar, ocupar tu aburrida mirada con el último whatsapp recibido, esperar eternamente a que mejore, alargar al máximo los pocos momentos de ingenio y diversión, llorar por haberla escogido, alegrar por haberla perdido..., bueno, ¡tampoco seamos dramáticos y exigentes!..., banalidad que se mira el ombligo y no sabe llegar más lejos de su incompetencia creativa y limitada en una invención mediocre, nada trabajada que insulta la inteligencia del espectador que la elija y vea. Teniendo en cuenta el precio de una entrada de cine, realmente, no lo merece.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top