Mi SensaCine
La vida de Adèle
Nota media
3,6
178 notas incluyendo 20 críticas
15% (3 críticas)
30% (6 críticas)
20% (4 críticas)
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
35% (7 críticas)
¿Tu opinión sobre La vida de Adèle ?

20 críticas de usuarios

María R.
María R.

Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

0,5
Publicada el 20/2/14
Pues sinceramente, para que se hagan películas lésbicas como ésta prefiero que no se haga ninguna… Mucho decir que visibilizan y normalizan pero parece que nadie ve que en realidad estamos en lo de siempre: las relaciones entre mujeres se convierten en objetos de morbo masculino y en escenitas degradantes de tetas y coños antes que en cualquier otra cosa, y eso es más un retroceso que un avance. Las propias lesbianas somos tan críticas con esta película precisamente porque nos vemos reducidas a una fantasía absurda de un hombre heterosexual, posturas ridículas y una actitud como de “vosotras tocaos hasta la extenuación que yo filmo”. Teniendo una historia tan maravillosa como la que tenía, con un temazo a desarrollar, un punto de partida estupendo en la obra original para trabajarlo y unas actrices entregadas y convincentes para darle vida, Kechiche ha malgastado sus 180 minutos de película en tijeras cunnilingus. A “La Vida de Adèle” le falta verdad y le sobran erecciones. En su cómic, Julie Maroh quiere dar visibilidad a las dificultades con las que se encuentra un adolescente durante el proceso de aceptación de su diversidad sexual, además de presentar una historia de amor excelente, bien cuidada, respetuosa, estética. Pero la prioridad de Abdellatif Kechiche ha sido ejercer de dictador. Él quería sostener la lupa como un voyeur dándose el lujo de exigir todas sus fantasías desde el lugar más privilegiado. No nos extrañe pues que Maroh haya denominado a esta película “pornografía para mentes masculinas”. Y conste que en ningún momento se discute sobre no mostrar sexo en la película, de hecho es necesario y está justificado que se muestre, pero no ASÍ. El problema no es con el sexo explícito siempre que esté justificado y bien presentado, como por ejemplo sucede en el cómic. El problema es cuando se ha decidido mostrar una escena sexual larguísima con el único propósito de crear morbo gratuito y polémica. Podía haber sido una escena de sexo rodada con respeto, buen gusto, erotismo y sensibilidad y no quedarse en el puro morbo de un director tiránico que parece regodearse en las tijeras y el cunnilingus mientras filma para después querer tomar al espectador por tonto, hacerse el ingenuo y pretender venderlo como otra cosa. Eso es lo indignante. Más que una relación sincera y realista entre dos mujeres parece una fantasía pornográfica bastante tópica (e incluso ridícula por determinadas posturas) de un hombre heterosexual y obsesivo. Por ejemplo, una película como Nymphomaniac es bastante más honesta que ésta en cuanto a propósitos y objetivos, ya que no miente al presentarse a sí misma: “FORGET LOVE” es su frase de presentación y en ningún momento reniega de sus escenas pornográficas o de sexo explícito. Pero Kechiche hace todo lo contrario, muy hipócritamente: rueda escenas claramente pornográficas y de bastante mal gusto y nos las quiere hacer tragar no sólo como necesarias sino como demostración de la pasión más auténtica. Pues por eso yo no paso, lo siento mucho, no quiero que se me tome por idiota. Lo que ha rodado este hombre es porno, se ha recreado en él y en las actrices y ha querido hacerlo así para llenar más salas, crear más audiencia y alimentar más morbo (sobre todo el masculino). Si habéis leído el cómic (que os recomiendo para que veais por vosotras mismas la diferencia), comprobaréis que las escenas de sexo no tienen nada que ver. Son explícitas, sí, pero no se recrean injustificadamente ni ofrecen morbo gratuito no resultan tópicas o insultantes. Son naturales, sugerentes y estéticas. En la película no veo más que tetas bamboleantes y posturas ridículas propias de un vídeo de Youporn. Creo que estas escenas causan tanta indignación (a mí por lo menos) porque en ellas el director está lejos de ser ingenuo o esteta al haberlas rodado, sino morboso. Ni las lesbianas practicamos tan frecuentemente las tijeras (de hecho es una postura poco común y que está más presente en las fantasías heteros que en nuestras prácticas reales) ni desde luego tampoco follamos así la primera vez, como dos actrices porno que ya lo supieran hacer todo. No seamos inocentes, por favor: nuestra indignación radica en el hecho de que la mirada de este director es bastante hipócrita, porque nos quiere vender unas escenas sexuales supuestamente filmadas con realismo, belleza y sensibilidad cuando lo que vemos es pura recreación pornográfica con fines comerciales. El sexo lésbico vende, y eso el director lo sabía y por eso lo ha explotado, por eso todas las justificaciones de estas escenas nos parecen cuentos y engaños bastante perversos. Quizá no haya sido tu caso, no lo pongo en duda, pero creo que muchos tíos han visto la peli sólo buscando las escenas porno, es más, esas escenas ya aparecen insertadas desgraciadamente en muchas páginas porno de internet o incluso el vídeo entero de 10 minutos se puede encontrar fácilmente si se quiere ver porno lésbico. Es triste vernos reducidas en esas escenas a lo de siempre: meros objetos sexuales para el placer masculino, y más triste aún es que un director de cine, sabiéndolo, se haya aprovechado de ello para sacarle partido, y encima luego lo niegue y diga que no, que su película va más allá del porno y que era necesario mostrar tijeras y todo tipo de posturas para justificar la pasión. A mí me indigna mucho este argumento. Y también el de muchos críticos que intentan justificarlo y defenderlo. Yo veo puro y gratuito morbo, en lo lo demás la historia no destaca por nada, no cuenta nada especial. Si sustituimos a una de las chicas por un chico, la película habría pasado completamente desapercibida. Yo no veo que esta película fomente la igualdad, más bien todo lo contrario: hace las relaciones entre mujeres objetos de morbo. Precisamente se ha hablado tanto de ella por ser dos mujeres, probad a cambiar a una de ellas por un chico a ver con qué os quedáis… pues con una historia de lo más normal y corriente, nada de amor extraordinario. Para ver el ascenso y degradación de una pareja me quedo antes con películas como “Blue valentine” o “Revolutionary Road”, que son mucho más profundas y las interpretaciones de sus protagonistas muchísimo más ricas en matices. De modo que no nos hagamos los suecos. Cuando una película se estrena, el principal reclamo es necesariamente el director, los actores, la calidad de la misma o la recaudación obtenida en otros países. Nada de eso concurre en el caso de esta película, puesto que todos sabemos muy bien cuál ha sido el reclamo: la temática lésbica y las escenas de sexo, y así lo han aireado en todos los periódicos, artículos y críticas. Afirmar que la importancia o el éxito de “La vida de Adèle” se debe a otros motivos es cuando menos de hipócritas. Me parece muy bien que esta película (que a mí no me ha parecido para tanto, sino más bien mediocre y aburrida, y que ha tenido que echar mano del sexo para dar que hablar y ganar audiencia) a algunos os haya parecido la octava maravilla del mundo (será que habéis visto poco cine, no sé), ¿pero qué problema tenéis en llamar a las cosas por su nombre y admitir que las escenas sexuales son pornográficas? No pasa nada pero lo son. El problema y el cinismo vienen cuando se trata de negar la evidencia y de venderla como otra cosa, que es justo lo que sucede con esta película. No soporto que me intenten hacer comulgar con ruedas de molino ni que se niegue una evidencia tan flagrante. Tampoco me creo que con esta película toda la crítica sea de repente tan hipersensible y ajena a las escenas de sexo, como no me creo la supuestamente artística motivación del director al rodarlas, lo siento pero no me lo creo.
Berta M.
Berta M.

Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

0,5
Publicada el 3/4/14
Estoy MUY harta de escuchar tantas alabanzas absurdas a esta película que no es más que el desahogo pornográfico de las obsesiones de un director déspota. Fui a verla ilusionadísima porque el cómic me había encantado y tenía las esperanzas de encontrarme con algo igual de bueno o quizá mejor, pero no puedo expresar mi sorpresa al encontrarme tamaña basura... Quince minutos de porno lésbico completamente gratuito e injustificado que ensucian el resto del metraje y actúan a modo de llamada de atención desesperada (así como llamada a la recaudación, a la audiencia y a la crítica masculina) para disculpar tres horas insustanciales, desaprovechadas y vacías, con lo que podía haber dado de sí una temática inicial tan fantástica. El director sólo se preocupó de rodar tijeras y cunnilingus, no hay rastro de la profundidad de la novela gráfica, de su estética cautivante, de su buen gusto, de su sensibilidad, de su despliegue en cuanto a temas y motivos... sólo sexo explícito, posturas ridículas y morbo insultante. Esta película es tan absurda y ofensiva como ver a Ingrid Bergman follando a cuatro patas en Casablanca. Seguro que ganó Cannes por su profundísimo guión y trascendentales diálogos. Las tijeras y las tetas bamboleantes no tuvieron nada que ver.
Alejandra S.
Alejandra S.

Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

0,5
Publicada el 3/4/14
Soy lesbiana y ver esta película me ha producido un profundo asco y rechazo de ver cómo un cabrón morboso nos reduce tristemente a lo mismo de siempre: meros objetos de morbo. Aquí no hay ninguna profundidad, ningún guion brillante, ninguna trama ni problemática trascendente…. nada más que 15 minutos de sexo salvaje para dar morbo y ganarse a la crítica masculina, y vender una película que no es más que pornografía fácil y gratuita disfrazada de la historia de amor más increíble jamás contada. De haber sido dos hombres los protagonistas (o un hombre y una mujer), el director jamás se habría recreado así en una escena sexual entre ellos y la película no habría sido tan brillante para los críticos. Esta peli no ofrece nada más que el morbo de la homosexualidad femenina y, sobre todo, las imágenes explícitas que lo corroboran. Si la pareja hubiera sido heterosexual y si el sexo realista hubiera sido tratado de manera más sutil, de esta película ni se habla. Y mucho menos se la premia. Pero claro, a los críticos heterosexuales les ha gustado mucho y por eso ganó Cannes. Qué asco y qué pena.
Alis W.
Alis W.

Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

0,5
Publicada el 3/4/14
Estoy MUY harta de escuchar tantas alabanzas absurdas a esta película que no es más que el desahogo pornográfico de las obsesiones de un director déspota. Fui a verla ilusionadísima porque el cómic me había encantado y tenía las esperanzas de encontrarme con algo igual de bueno o quizá mejor, pero no puedo expresar mi sorpresa al encontrarme tamaña basura... Quince minutos de porno lésbico completamente gratuito e injustificado que ensucian el resto del metraje y actúan a modo de llamada de atención desesperada (así como llamada a la recaudación, a la audiencia y a la crítica masculina) para disculpar tres horas insustanciales, desaprovechadas y vacías, con lo que podía haber dado de sí una temática inicial tan fantástica. El director sólo se preocupó de rodar tijeras y cunnilingus, no hay rastro de la profundidad de la novela gráfica, de su estética cautivante, de su buen gusto, de su sensibilidad, de su despliegue en cuanto a temas y motivos... sólo sexo explícito, posturas ridículas y morbo insultante. La mirada de este director es bastante hipócrita, porque nos quiere vender unas escenas sexuales supuestamente filmadas con realismo, belleza y sensibilidad cuando lo que yo veo es pura recreación pornográfica con fines comerciales, y todo en esas escenas lo delata (la cámara fija, el plano frontal, la vaiedad absurda de posturitas, la concepción del espectador como mero voyeur al que excitar...). El sexo lésbico vende, y eso el director lo sabía y por eso lo ha explotado, por eso todas las justificaciones de estas escenas me parecen cuentos y engaños bastante perversos. Son simplemente una fantasía pornográfica que nos quieren vender disfrazada de historia de amor profunda y trascendental, y que muchos se han creído.
Manuel F.
Manuel F.

Sigue sus publicaciones 4 usuarios Lee sus 87 críticas

4,0
Publicada el 30/12/14
Película francesa estrenada en Octubre del año 2013 y que es todo un drama romántico, drama cargado de sensualidad y una buena carga sexual. Para empezar os diré que me ha gustado mucho, creo que es una buena película con una buena historia muy bien contada y a pesar de su larga duración tiene al espectador bastante cogido a su butaca. La película se llevó la Palma de Oro en Cannes en 2013 pero no solo eso, se ha llevado unos cuantos premios entre los que están el Cesar a la mejor actriz revelación; actriz que interpreta el personaje de "Adele"; se llama Adèle Exarchopoulos y hace un trabajo impresionante, el espectador se cree totalmente a su personaje, vivimos con ella minuto a minuto y es realmente genial. "Soy mujer y cuento mi historia"... y así comienza esta película dirigida por Abdellatif Kechiche y que es una adaptación de la novela gráfica "El azul es un color cálido" de Julie Maroh. Ayyy esos adolescentes y sus problemas, en la película nos cuentan eso, el día a día de una joven de 17 años que va a cumplir 18; nos cuenta sus historias, sus conversaciones con su grupo de amigos, su relación amorosa con Emma, que es otro de los principales pilares del filme, lo interpreta Léa Seydoux y también lo hace genial, ella y Adele llenan la pantalla y el espectador lo nota. La película va sin prisa pero sin pausa pero creo que es una buena historia con muy buen guión, y que uno está atento y no puede apartar la vista de lo que ocurre. Adele está confusa, está hecha un lio y no sabe muy bien que pasa. Uno que ha visto mucho cine se huele la tostada y sabe por donde va a ir la cosa, pero nunca se sabe y la cosa puede pegar un giro en cualquier momento. Toda la película está centrada en Adele y la cámara la sigue a todas partes con muy buenos planos, está muy bien rodada. Entiendo que es una película que no llegue a gustar a todo el mundo, son 3 horas de película y eso cuesta, ya a partir de 1 hora 50 ya me parece demasiado; de todas formas si es una buena historia no se te hace pesada y uno se mete en la trama. Hay diálogos que se hacen eternos pero se van llevando y como ya digo, solo ver el excelente trabajo de interpretación de Exarchopoulos ya merece la pena. La película despierta erotismo y sensualidad, tiene una carga sexual importante, con imágenes muy subidas de tono, pero muy bien rodadas, con momentos que incluso llega a rozar el porno; de las de dos rombos como se decía antes jajajaa, para mayores de 18 años. Es el despertar de una nueva etapa de sexualidad en la vida de Adele. Esta claro que no te voy a desvelar mucho de la historia, pero en la película hay amor y desamor y los cambios de Adele son tremendos. En mi opinión es una película muy recomendable, pero avisamos que son 3 horas y que no es de las que corren demasiado; me ha gustado, buena película.. FRASE: - El amor no tiene genero, elige quien te quiera, lo que te haga feliz, que mas da .......
Lourdes L.
Lourdes L.

Sigue sus publicaciones 44 usuarios Lee sus 899 críticas

3,5
Publicada el 22/12/13
Necesarias las tres horas de duración para poder expresar, de forma tan explícita y maravillosa, tanta emoción y sentimiento, desfile alternativo de dolor, pasión y amor expresado con una potencia encantadora; total y completa desnudez física y afectiva, revelación del alma y necesidad carnal tratada con una magistral naturalidad y una fascinación, sugestión que impresiona enormemente y corta la respiración. La vida de una personaje, su despertar inocente a la madurez, el descubrimiento de uno mismo, encontrar y perder tu camino, estrellarte y sobrevivir..., el AMOR -con letras mayúsculas-, esa tantas veces maltratada palabra expresada con una excelente y soberbia viveza, con una audaz y valerosa puesta en escena -exquisita-, con un inteligente y delicado guión siempre acompañado de una explosiva, profunda y de gran calado sensitivo -para el espíritu del espectador- interpretación por parte de unas magníficas actrices -ambas impresionantes- que lo expresan todo con su fulminante presencia física y su reveladora mirada interior. Imposible pasar ajena a todo lo que expresa, a todo lo que dice y lo mucho que calla; te cautiva y alcanza irremediablemente, detiene tu más sentido aliento a la espera de sus acontecimientos y del devenir de un corazón amado que se topa constantemente con la soledad. Una película que habla, siente y expresa lo que es el AMOR, que lo vive y te lo hace vivir con anhelo y con una personaje que te conduce en su dulzura, en su felicidad y en su amargura; es para sentarse y sentir, empezar su recorrido y llegar a la meta final con la suavidad y ternura amarga que ofrece exponerse a amar y ser amado. Simplemente, una vida; la vida de una chica llamada Adele.
Carlos I.
Carlos I.

Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 6 críticas

4,5
Publicada el 14/12/13
Una película obligatoria para los amantes del cine y de las buenas historias bien contadas y sobre todo bien hechas. La a priori excesiva duración del film se hace corta.
Sofia P.
Sofia P.

Sigue sus publicaciones Lee sus 2 críticas

4,5
Publicada el 3/11/13
Increíble el desempeño de estas dos mujeres!! Vi la película sin expectativas, y les aplaudo el trabajo... es intensa, es cruda, es conmovedora, muy buen drama romántico.
Beatriz López Velasco
Beatriz López Velasco

Sigue sus publicaciones 36 usuarios Lee sus 455 críticas

3,5
Publicada el 15/3/14
Además de una bonita historia de amor entre dos jóvenes valientes, esta película también nos habla de todas las dificultades que tienen que superar, desde sus propios miedos y dudas a los prejuicios de familiares y amigos, los problemas del día a día en la convivencia, los enfados y las reconciliaciones. Una historia de amor tan intensa como emocionante, que cambiará la vida de sus protagonistas para siempre y que nos deja un final abierto que me ha parecido bastante desconcertante. De este viaje por el despertar sexual de la joven Adèle lo que más sorprende es que no escatima en mostrar los detalles de las relaciones sexuales de la protagonista, con su primer novio, con Emma y con ella misma. Escenas de sexo explícito rodadas con elegancia y bastante creíbles, unas secuencias muy carnales, pero también muy naturales que nos hacen sentirnos dentro de la escena e identificarnos con sus protagonistas. Es uno de los pocos momentos que la cámara deja de mostrar primeros planos, siempre tan encima de los rostros y de los detalles, que da mucha naturalidad, pero también agobia. La duración me ha parecido excesiva, tres horas se hacen largas, es verdad que abarca varios años, pero al final se sienten como episodios aislados, con saltos desiguales y cuesta ubicarlos ya que el aspecto físico de Adèle no cambia mucho a pesar del paso del tiempo.
Drakyy
Drakyy

Sigue sus publicaciones Lee sus 5 críticas

3,5
Publicada el 10/3/14
Me gustó,aunque creo que sobraron algunas escenas, da una importante lección de fidelidad a los principios de cada final tan criticado,es como la vida misma,nunca sabemos,simplemente caminamos.
¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios
Back to Top