Nota películas
Mi SensaCine
    La piedra de la paciencia
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    La piedra de la paciencia

    Afganistán académico

    por Paula Arantzazu Ruiz

    Representante de Afganistán para optar a competir a los Oscar de habla no inglesa, Atiq Rahimi construye en La piedra de la paciencia un ambicioso trabajo que bordea la sensibilidad del gran relato femenino y de hechuras (en exceso) académicas. La película, basada en el propio libro de Rahimi (ganador del premio Goncourt en 2008), nos sitúa en una localidad afgana que ejerce de frente bélico, donde una mujer cuyo nombre desconocemos se hace cargo, pobre y sin nadie que la ayude, de su marido inválido y en estado vegetativo tras haber recibido una bala en la nuca. Un punto de partida desolador que, no obstante, le servirá a la joven, madre de dos niñas, para liberar su angustia cuando descubra en ese espacio de desesperación un espacio de verdadera autonomía: con el marido quieto, mudo y ajeno a los estímulos del exterior, la mujer aprovechará para contarle todos y cada uno de los secretos que ha ido escondiendo en sus diez años de convivencia.

    A los espectadores españoles no se les escapara que La piedra de la paciencia guarda no pocas semejanzas con ese clásico de las letras de Miguel Delibes, Cinco horas con Mario, en el que una mujer de avanzada edad narraba junto al féretro de su marido muerto los momentos álgidos y penosos de su convivencia. Pero la película, por fortuna, no se enfrasca en la estrategia del monologo interior y propone una puesta en escena donde el rostro de la mujer, evidentemente protagonista prioritario, va variando su posición y jerarquía en la habitación donde se confiesa ante el marido según sus distintos estados de animo y según la intensidad de los secretos que relata. Asimismo, esos momentos íntimos quedan punteados por varias secuencias de acción (la muerte de los vecinos, la irrupción de unos soldados, la visita de la protagonista a su tía) y otorgan al trabajo ritmo; necesario por otra parte.

    Sin duda, La piedra de la paciencia es un trabajo importante en tanto que melodrama femenino que asume riesgos en su contenido, sobre todo si se tiene en cuenta que Afganistán no es precisamente el país adalid de la defensa de los derechos de la mujer. Con todo, la película no investiga en un lenguaje propio que acompañe el desarrollo de la voz independiente de la protagonista, y, en vez de ello, hace suya la gramática académica y formulaica de aquellos filmes ansiosos de premios y aspirantes a adecuarse al gusto occidental. La piedra de la paciencia es un melodrama que, sin duda, sería poco sin su actriz protagonista: Golshifteh Farahani tiene una mirada capaz de hacer temblar un mundo.

    A favor: La película arriesga en dar voz y autonomía a una mujer en un país en el que las mujeres apenas existen en la esfera publica.

    En contra: Ciertas decisiones formales, demasiado previsibles.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top