Mi SensaCine
    El becario
    Nota media
    3,9
    207 notas incluyendo 21 críticas
    5% (1 crítica)
    33% (7 críticas)
    52% (11 críticas)
    10% (2 críticas)
    0% (0 crítica)
    0% (0 crítica)
    ¿Tu opinión sobre El becario ?

    21 críticas de usuarios

    Raúl C
    Raúl C

    Sigue sus publicaciones 7 usuarios Lee sus 259 críticas

    3,0
    Publicada el 2 de noviembre de 2018
    El Becario (2015). La directora de "En Qué Piensan Las Mujeres" cuenta en esta ocasión con el mejor actor posible para esta comedia ligera en la que un jubilado con demasiado tiempo libre demuestra lo que la experiencia puede aportar al mundo empresarial y personal. Su compañera protagonista es la preciosa Anne Hathaway. Por plano que pueda parecer un filme, contar con el gran R. de Niro siempre es un placer, aun teniendo un metraje de dos horas. Raúl Cabral. http://m.filmaffinity.com/es/movie.php?id=715048
    David L.
    David L.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 5 críticas

    4,0
    Publicada el 25 de octubre de 2018
    Desde hacía tiempo que quería verla y no me ha decepcionado para nada. Una comedia entretenida y con unos personajes encantadores, cada uno en su rol. Robert De Niro demuestra una vez más veterana trayectoria como actor interpretando este entrañable becario. Por su parte, Anne Hathaway como CEO hace un papel espléndido demostrando su fortaleza y, con ella, sus debilidades. Creo que tiene un trasfondo precioso, del que podemos aprender de ambos protagonistas. Incluso diría que puede también interpretarse como una expresión de la fuerza de la mujer corriente ante el trabajo y su vida privada. Muy recomendable.
    Francisco Javier A.
    Francisco Javier A.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 6 críticas

    3,5
    Publicada el 17 de octubre de 2016
    Los temas que aborda son muy interesantes, aunque lo hace de forma muy superficial. Como comedia es un poco lenta, aunque no deja de ser entretenida. Alguna escena está "incrustada" en medio de la peli y no entiendo muy bien para qué. Como melodrama, un poco blandengue. De Niro correcto. La protagonista lleva todo el peso de la peli, y también correcta. En fin. Entretenida, pero un poco blandengue.
    Alicia D.
    Alicia D.

    Sigue sus publicaciones 9 usuarios Lee sus 37 críticas

    3,0
    Publicada el 28 de marzo de 2016
    Emotiva, reflexiva, entretenida. Así es esta película donde De Niro da vida a un personaje al que no nos tiene acostumbrados. Aparta su irónico humor de tendencia a la ira que tanto le caracteriza y se ciñe a unos chistes más suaves y conmovedores. Una historia digna de la etapa actual en la que, con cierto sarcasmo, puede decirse que habrá becarios cada vez más mayores, pues el mercado laboral en situación deprimente así lo plantea. Alusión al tiempo libre y al exceso de responsabilidades; a la mujer como trabajadora y al hombre como ‘ama de casa’; al cambio de valores en la sociedad y el estrés, cada vez más patente, que requiere dirigir y arriesgar en la empresa. Lo mejor: me la esperaba peor. Lo peor: a veces demasiado previsible.
    El Desván D.
    El Desván D.

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    4,0
    Publicada el 28 de febrero de 2016
    Una de las mejores películas que he visto, en la cual vemos muchas similitudes con la realidad, de la tecnología y la sabiduría de nuestros mayores, sin duda te dejara pegado al sofá.
    George D
    George D

    Sigue sus publicaciones 6 usuarios Lee sus 57 críticas

    4,5
    Publicada el 1 de abril de 2016
    Muy divertida, con un humor bastante relajado y para toda la familia. En esta pelicula se ve que los mayores tambien pueden conseguir sacar una sonrisa a los jovenes.
    Beatriz López Velasco
    Beatriz López Velasco

    Sigue sus publicaciones 43 usuarios Lee sus 465 críticas

    3,0
    Publicada el 27 de enero de 2016
    [...] Este tipo de comedias amables y encantadoras son la especialidad de la directora Nancy Meyers que ha dirigido películas como No es tan fácil (2010), The holiday (2006), Cuando menos te lo esperas (2003) o ¿En qué piensan las mujeres? (2000). En esta ocasión el tono vuelve a ser agradable y excesivamente blando ya que toca varios temas importantes sobre la familia, el trabajo y la conciliación entre ambos o los roles tradicionalmente asignados según edad y sexo en el trabajo y en la vida, pero lo hace sin profundizar realmente, hubiera estado bien algo más de intensidad para realzar estos temas sin que parezca una lección feminista de manual. Robert De Niro y Anne Hathaway resultan ser una encantadora y divertida pareja, la película gana puntos cuando aparecen juntos en pantalla, mostrando la influencia positiva que ejercen mutuamente el uno en el otro. Completan el reparto un puñado de secundarios variados y divertidos que consige robar alguna escena, actores como Rene Russo (El secreto de Thomas Crown), Adam DeVine (Dando la nota), Anders Holm (The interview) o Nat Wolff (Ciudades de papel) que aparece en una única escena que además se puede ver en el tráiler. Comedia amable y entretenida sin más pretensiones que os permitirá pasar un rato divertido en compañía de Robert De Niro y Anne Hathaway.
    Eugenio R.
    Eugenio R.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 7 críticas

    2,0
    Publicada el 12 de enero de 2016
    Una película sosera que solo salva la participación de R. de Niro por la que, seguro, no lo van a dar un oscar. Una película que no dice nada, solo pasar el rato. Muy floja
    A O.
    A O.

    Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 6 críticas

    3,0
    Publicada el 5 de enero de 2016
    Creo que algunas películas solo pretenden entretener, y esta concretamente, lo consigue con creces. No tiene una fotografía destacable, ni una dirección tremendamente origina, pero entretiene. No va a tener óscar pero no tiras el dinero a la basura.
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 54 usuarios Lee sus 920 críticas

    2,5
    Publicada el 30 de diciembre de 2015
    Nada, como un curtido becario, para arreglarte la vida. ¡Pero si no pedía mucho!, una comedia ligera, amable y simpática, que llenara mi tiempo de ocio y aportara distracción tenue y ¡ni siquiera llega a tal escaso rango! Dos horas para nada, para un guión laxo, de escenas con contenido ausente, donde te cansas de observar a un Robert De Niro, desganado y desaprovechado por el pobre papel que tiene que realizar, y la dulce sosaina de frases a recitar. ¡En serio no se le ocurrió a la guionista nada más sabroso, divertido u ocurrente con que llenar el abundante espacio!, o simplemente algo de calidad y esmero para unas sentencias más enriquecedoras, de palabras dignas de oírse y no tanta melosidad, de ritmo ñoño y ambiente de colegas ¡super guay!, que de tan angelical y sedoso plan ofertado, rompe el espejo de la madrastra de Blancanieves pues ésta es glorificación de mujer emprendedora, mamá cumplidora y empresaria de éxito que, por supuesto, sabrá afrontar el desliz inconveniente que la vida le traiga y sacar a flote su renqueante matrimonio en dicho. Y a la cabeza, como hombro de apoyo y correcto consejero pensante, su pasante de la tercera edad, que tiene mucho tiempo libre y poco que hacer en él, la verdad. Entiendo que el referido genial actor, de pasado deslumbrante y honorífico, tenga que aceptar lo que caiga en sus manos, pues está en una edad difícil para seguir trabajando como protagonista en un Hollywood que sólo busca jóvenes de moda, que llamen en masa a un público genérico, pero ¡Anne Hathaway!, si ibas a trabajar en este proyecto, no te se ocurrió solicitar, insinuar, dejar caer a la responsable oportuna ¡un poco más de contenido, carácter y carisma en el argumento!, y ¡unos secundarios de más peso!, ¡no tan lelos, superficiales y ridículos en sus conversaciones! Porque han cambiado los papeles, ahora eres tú el diablo que se viste de Prada y, aunque no se solicita tanta agresividad ni locura, estilo ni portento, tampoco vayamos al extremo de ofrecer una válida y capaz mujer de negocios, que utiliza a su adoptado abuelo como terapia socorrida de quien se queja por la dificultad y el coste del triunfo de su sueño; un término medio hubiera estado bien, que son ¡121 minutos de escenas!, no soporíferas pero sí ausentes de interés y emoción, cuya indiferencia y desapego es sentimiento constante, dado el aburrido intercambio de ideas con el que tienen que lidiar y trabajar estos dos grandes actores. Un agradable vacío inunda a este becario, que se cansa de llevar entre las manos tantas tazas de café, y mira que el inolvidable “Toro salvaje” hace un meritorio cambio hacia ese registro de comprensivo y experto jubilado, que siempre está en silencio para hablar únicamente cuando es adecuado y preciso, y que la lejana “Princesa por sorpresa” sigue siendo un eclipse que la cámara adora, por su facilidad para atrapar su atención y encandilar al público pero, es que hay ¡tanta ausencia de todo en este libreto!, que no deja de rondar la pregunta ¿sale alguien beneficiado de este trabajo? Porque Nancy Meyers, como directora y autora del escrito visionado, ya ha quedado retratada, y en evidencia, al buscar la virginidad y candor de un relato que se nutre de muchos huecos inapetentes y nulos de nutrición, al tiempo que no deja de estropear a esa creada figura femenina que, aún con triunfal éxito en su carrera y preciosa hija, llora desconsolada y patética pues ¡qué hará si se queda sola!, ¡quién la querrá si su marido la abandona!, amén de que, una vez definida la inmaculada presencia de la misma ¡para qué cuidar al resto mínimamente! y que no parezcan accesorios de tercera, para estirar un relato que no daba ni para hora y media. Tampoco sale contenta una audiencia que, aún sabiendo de antemano que será bonachona, cálida, cordial y para pasar el rato, descubre que no logra entretener ni media partida pues, al poco de su inicio ya te das cuenta de que estira lo que no da para mucho, y lo poco que sí daba, era de un anodino vacuo que no se esperaba. Pero ¡ya está hecho y consumido!, para error y enfado de la presente; convencional aplauso a la familia por encima del sacrificio que haga falta, sentimentalismo para enternecer tras situaciones de supuesta gracia, previsible adivinación de todo su recorrido y, un final de felices para siempre, tras hallar la paz para respirar mientras se practica tai chi, que dan ganas de llorar por no reír, y por malgastar la ocasión de hacer algo digno y loable con la unión de estos dos estupendos intérpretes. “Sólo se que hay un agujero en mi vida y tengo que llenarlo. Pronto”, el problema es que se lo pasas a una espectadora, que inició la cinta ilusionada, y termina desencantada de tanto mustio encanto. Nunca tanta amabilidad fue tan extenuante y desfalleciente. Lo mejor; sus dos actores principales. Lo peor; una falta total de imaginación, para crear un texto motivador que no agote. Nota 4,4
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top