Mi SensaCine
Amigos de más
Nota media
3,4
63 notas incluyendo 5 críticas
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
80% (4 críticas)
20% (1 crítica)
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
Tu opinión sobre Amigos de más ?

5 críticas de usuarios

Virginia Vallejo

Sigue sus publicaciones 8 usuarios Lee sus 3 críticas

3,5Buena
Publicada el 22/10/16

Preciosa y sencilla. Ideal para una tarde de lluvia. Estetica muy hipster, los personajes, el vestuario. Me encanto

pilaralvarez

Sigue sus publicaciones 4 usuarios Lee sus 167 críticas

2,5Regular
Publicada el 7/1/15

Amigos de más, es una comedia romántica dirigida y producida por Michael Dowse. Wallace y Chantry se conocen en una fiesta y desde el primer momento se entienden a la perfección. Los dos protagonistas tienen un humor y un carácter especial que sólo saben apreciar entre ellos. Wallace se enamora de ella al instante, a pesar de saber que Chantry ya tiene novio. Es una comedia de humor simple, lo que la hace encantadora. La personalidad de los personajes es lo que hace original a la película, ya que el argumento es el típico en esta clase de comedias. Lo que ha podido perjudicar a la película es el final que, aun siendo obvio, no está enfocado de una manera acertada. Para los que hayan seguido la saga de Harry Potter, es difícil ver a Daniel Radcliffe en un papel tan normal y diferente. Sin embargo, es un cierto que hayan contado en esta película con Alex Amigo, doblador de Radcliffe en Harry Potter.

MICAELA M.

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus críticas

3,0Entretenida
Publicada el 30/11/14

Rarisima por momentos, buena la historia aunque le falta un no se que, buen reparto aunque flojito el guion.En fin Buena! Podria ser mejor.

Beatriz López Velasco

Sigue sus publicaciones 36 usuarios Lee sus 465 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 6/10/14

Esta historia nos la han contado muchas veces antes, chico conoce a chica en una fiesta, hablan, conectan y se enamora perdidamente de ella, pero ella tiene novio, está muy feliz con él y no tiene ninguna intención de dejarle. La chica no le engaña en ningún momento, le dice que tiene novio y que la encantaría que fueran amigos. Así que el chico, para poder seguir viéndola, tiene que mentir y decir que no tiene ningún interés romántico, que solo quiere ser su amigo. Cuando el novio de ella es destinado a Europa, los dos pasaran mucho más tiempo juntos y no tendrán tan claro los límites de su amistad. [...] Esta es una comedia romántica deliciosa y simple que derrocha encanto, de una manera sutil se va convirtiendo en una historia emocional muy interesante. Tiene buen sentido del humor, cierto toque de ironía y cinismo y algunas escenas hilarantes, pero lo mejor son los brillantes diálogos, inteligentes, rápidos, realistas y actuales y un guion que intenta evitar lo fácil y los clichés, aunque termina cayendo en un final demasiado conservador. Sin embargo, esto no debería ensombrecer la frescura, el encanto y la espontaneidad del resto de la historia.

Lourdes L.

Sigue sus publicaciones 40 usuarios Lee sus 894 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 1/10/14

Chico conoce chica, se caen bien y ..., a partir de ahí te coge de la mano y te lleva por la aventura del amor tratado con coherencia y sentido, estilo que no importuna con escenas melosas y dulzonas, con una evolución firme y segura de camino lento y progresivo que no corre desesperado a la fácil ruta de la rapidez evolutiva, la cursilería y una ñoñez que indigesta por aburrimiento y contenido vacío, con un guión trabajado, sano y ágil que vive de leve ironía, simple humor y frases de conquista acertada más que de desperdicio y basura lingüística, un argumento previsible -es una historia de amor, todos sabemos por dónde discurrirá y cómo acabará- que no produce cansancio ni ausencia cognitiva y que permite tu amena atención con gratitud, con una correlación de los pasos que permite disfrutar sin maravillar, saborear sin lamentar, admitir el deleite inesperado, más de lo previsto, de una historia afable y común que no aporta novedad alguna pero que es llevada con gracia y jovialidad y tratada con respeto y un digno andar para que el espectador pueda acompañarla sin pereza, remordimiento o equivocación de haber escogido mal. Daniel Radcliffe intenta abrirse camino y olvidar su legado de varita mágica y encantamiento "potteriano" con esfuerzo, esmero y cuidado, pues a pesar de su congelada expresión física y estática corporalidad, se mueve con soltura y comodidad gracias a la evidente afinidad y conexión con su compañera de reparto, Zoe Kazan, formando una pareja avenida, de química obvia en pantalla, que amenizan con frescura, cordialidad y arte y que no necesitan de secundarios cliché de corte y pega que se supone deben aportar la risa y diversión con sus banales estupideces y sus diálogos llenos de carencias y superficialidad, aunque, ahí están por supuesto. Relato que aporta energía y pasión moderada, que cautiva con sencillez y armonía sin pretensiones altivas y que, a excepción de la última escena sobrante de moralista configuración, es un grato y fructuoso placer de imprevista degustación que alimenta sin empalagar y deja un satisfactorio gusto a regusto sabroso, ese encuentro no fortuito con un desconocido que aporta conversación fluida, distracción, ocio y un estar apetecible, donde surge la simpatía espontánea y una sorprendente empatía, que ambienta con gratitud y al que no lamentas haberle otorgado tu tiempo, espacio y confianza pues cumple sobradamente con su voluntad de pasatiempo, romance no baboso, interés altruista y rítmico compás de destino claro pero complacencia indiscutible. No corre, no tiene prisa, sabe dónde va pero quiere disfrutar de la senda, de unos pasos que son el gozo de caminar con convicción y seguridad por haber realizado un trabajo seductor de soltura perceptiva y una envolvente piel suave de roce atractivo que entretiene sin esfuerzo y con gracioso afecto, bocado de intensidad tenue y potencia comedida que Michael Dowse presenta con inteligencia y estilo para no perder a una audiencia que queda atrapada con silenciosa impresión y sin queja alguna. Comparte su bocadillo de comida amarilla con ellos, saborea su preparación y cocción y congratula su decorosa presencia, su saber estar y su facilidad de visión y consumo ligero pero cumplidor, sintonía eficiente de apetecible resultado. No comentemos su evolución titular de la canadiense "The F word" a la americana "What if" a la española "Amigos de más" pues, la bobalicona excusa de moderar -por ser suave- el lenguaje molesta y ofende. Respetemos la originalidad del creador y sus motivos sin retocar nada de su obra pues, se supone, la censura ya acabó, ¿o no?

¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios
Back to Top