Mi SensaCine
    Hércules: El origen de la leyenda
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Hércules: El origen de la leyenda

    Cine de barrio

    por Xavi Sánchez Pons

    Es una práctica común en esto del cine el anuncio de proyectos similares levantados por diferentes productoras que comparten mucho más que simples detalles. Piensen en películas hermanas y estrenadas casi al unísono como 'Deep Impact' y 'Armageddon', o la pareja de hecho formada por 'Cristóbal Colón: el descubrimiento' y '1492, la conquista del paraíso'. Pues bien, ahora la cosa se repite con 'Hércules: El origen de la leyenda', esta semana en los cines españoles, y 'Hércules' (con Dwayne 'The Rock' Johnson como protagonista), a estrenar el próximo mes de julio.


    La primera cinta en llegar este 2014 del mítico héroe griego es la dirigida por Renny Harlin, una película que ha permitido al director de 'Máximo Riesgo' volver a la primera línea de batalla tras sobrevivir en productos apañados, casi direct to video, como '12 Trampas' y 'The Dyatlov Pass Incident'. Sin ningún rigor respecto a los escritos de la mitología clásica sobre el personaje, 'Hércules: El origen de la leyenda' es una cinta de aventuras del montón que solo destaca por su descarado aliento serie B; algo que la hace mirar de frente a aquellos divertidos péplums de cartón piedra italianos producidos en los años cincuenta y protagonizados por el forzudo de turno. Aquí la estrella es Kellan Lutz, uno de los hermanos Cullen de Crepúsculo, y el actor pone la misma cara para todas las situaciones del filme; ya sea drama, comedia o acción. A la manera de Steve Reeves, pero sin el carisma del actor escocés.



    El retorno de Harlin a las cintas de alto presupuesto (setenta millones de dólares, ojo) se salda con una película que se queda en terreno de nadie, a mitad de camino entre la imagen del héroe juvenil romántico y blanco a lo 'Crepúsculo' (la elección de Lutz no es casual) y la acción tetosterónica de péplums modernos a lo 'Gladiator' y 'Furia de Titanes'. 'Hércules: El origen de la leyenda' es una película destinada al público adolescente y ese es uno de sus principales problemas. Su calificación (PG 13) reduce la violencia y la sangre, algo que hubiera venido muy bien a una historia tan trillada de amoríos y traiciones en la Grecia clásica. Y es que si este proyecto estuviera firmado por, digamos, un Neill Marshall, la diversión habría estado más que asegurada.



    Lo mejor: el cameo de Renny Harlin como militar griego.



    Lo peor: su reparto de medio pelo.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top