Mi SensaCine
Anarchy: La noche de las bestias
Nota media
3,6
161 notas incluyendo 13 críticas
0% (0 crítica)
31% (4 críticas)
69% (9 críticas)
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
Tu opinión sobre Anarchy: La noche de las bestias ?

13 críticas de usuarios

jfernaro

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 55 críticas

3,5Buena
Publicada el 9/2/15

En la primera parte vemos como se hacía la purga para limpiar la calle de mendigos y vengarse de la gente odiada y en esta entrega ya vemos que hay negocio de por medio. La sensación de miedo y sadismo está presente en toda la película.

Alejandro V.

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 7 críticas

4,0Muy buena
Publicada el 8/12/14

Una gran pelicula con una formula que no me canso de ver , se han incorporado cosas nuevas a esta secuela pero sin embargo no alcanza el alto nivel de la primera , es muy buena y se la recomiendo a todos menos a los peques que no la entenderan .

Alex M.

Sigue sus publicaciones 3 usuarios Lee sus críticas

4,0Muy buena
Publicada el 1/11/14

Las segundas partes si pueden ser buenas. Incluso mejores.

mariasku

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 15 críticas

3,5Buena
Publicada el 29/8/14

Ahora sí!esta es la clase de película que me esperaba cuando fui al cine a ver la primera. Me ha gustado mucho!

KILLOFF

Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 12 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 15/8/14

Esta bien pero la primera es mejor esta es mas flojilla la verda,esperaba mas accion y mas terror como la primera

Peter Q.

Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 35 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 13/8/14

Por si todavía no conocéis de que va la historia el argumento es el siguiente, en Estados Unidos los niveles de delincuencia están por las nubes. El gobierno decide, que una noche al año, cualquier actividad criminal será legal, no habrá policía y los hospitales permanecerán cerrados, los ciudadanos deben arreglárselas solos, como puedan porque durante esa noche, no existe el delito. En principio, la idea aunque parezca interesante, es tan absurda como contradictoria, la “purga” solo serviría para fomentar aún más el crimen, puesto que la venganza es un acto tan humano como en ocasiones necesario para muchas personas, nadie en su sano juicio, puede ser tan ingenuo de pensar que un individuo pueda acceder a tu vivienda, pueda quitar la vida a tu mujer y matar a tu hija bajo un amparo legal y al día siguiente, no vaya a existir una merecida respuesta en forma de represalia por parte del entorno de la víctima, partiendo de esa base, la idea cojea como una mesa de tres patas, pero, se tambalea todavía más cuando los hechos, en el film, transcurren sin ahondar en el fondo de cada caso, el por qué de los hechos es el detonante de cualquier suceso, tanto para bien como para mal, no voy a ser maquiavélico, y no voy a defender la postura que se extrae de su famosa frase “el fin justifica los medios”, porque no todo vale, pero hay que desarrollar una historia antes de que ocurra una acción para que el espectador le pueda otorgar un sentido, el director debería de indagar y profundizar en esos aspectos para poder otorgar un motivo de peso o simplemente circunstancial.. De lo que no hay duda, es de que algún indeseable, se pensaría las cosas tres veces antes de “engañar” o corromper, aunque por otro lado sería también una forma de conceder al poder la potestad de ejecutar un genocidio en pro de sus intereses personales o los de un entorno de dudosa ética y moral. El director en esta ocasión ha sabido explotar mejor los elementos que tanto se utilizan en la serie “b” y ha conseguido un producto final con buena dosis de sangre y violencia. Una lucha de clases sostiene con pinzas el argumento, que aunque algo más evolucionado que en la anterior sigue siendo flojo y deja en el tintero muchas incógnitas en cuanto al trasfondo de todo lo sucedido, incógnitas que no son resueltas. En cualquier caso y bajo la misma premisa que su antecesora, esta segunda parte logra mejorar a la primera, tengo que decir que no era difícil, la acción es mucho más intensa y dinámica que en la anterior, con unas vueltas de tuerca destacables, especialmente al final, aunque esa vuelta de tuerca final me haya parecido un guiño o una mirada de reojo a films como “Perseguido” (1987),el film consigue cubrirnos de tensión y se agradece una mejora en la propuesta narrativa, unos personajes más atrayentes y unos villanos más oscuros, aunque sigue sabiendo a poco. Frank Grillo cumple en el papel, creo que es un acierto aunque tengo que decir que no es santo de mi devoción pero es un punto a favor pues le concede credibilidad, está bien metido en el papel y su físico acompaña al perfil requerido.

Lourdes L.

Sigue sus publicaciones 40 usuarios Lee sus 894 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 4/8/14

Saldrás del cine más contento y encantado que en la visión de su hermana menor, más agradecido y satisfecho que en la impactante y novedosa presentación de lo que se intuye va a convertirse en una saga sin fin a menos que le abandone la taquilla. Por tanto, las comparaciones son inevitables y espontáneas, tu mente mira hacia su pasado original en busca del recuerdo desdeñoso o fructífero que le confirme el avance y mejora del planteamiento o su funesto retroceso. Así que, ¡vamos a ello! En la primera, los hechos transcurrían dentro del límite comprimido de una casa; para esta ocasión, se ha trasladado a la amplia y devastadora calle/ciudad que da mucho más juego. En la primera, se centraba en el ataque y protección de una única familia; ahora, la violencia se ha ampliado a terrenos más vastos y extensos. En la primera, no había mensaje oculto de fondo para la agresión física, ésta era azarosa, malvada causalidad de escoger tu vivienda como bola ganadora del bombo del demonio y la ansiedad asesina; aquí, se observa un discurso anarquista que invita a la revolución sangrienta de los pobres, débiles e indefensos trabajadores contra el mal corrosivo del capitalismo, de una economía hecha para beneficio exclusivo de los ricos y del poderoso señor Don Dinero. En la primera, el peso interpretativo recaía sobre un Ethan Hawke que manejaba los hilos y defendía el fuerte; en la presente, se observa un reparto más amplio y destacado donde cada uno adquiere su momento de deslumbre, esos cinco minutos de gloria para ser valorado y pasar a la historia del olvido inmediato. De anticipado sabes e intuyes con absoluta certeza que aquí habrá más explosión violenta, más crueldad intolerable, más horror espeluznante, es decir, que se habrán explayado a sus anchas y a expensas de su inventiva imaginación pues la fantástica e inolvidable idea del guión ya es conocida, se repite la escalofriante presentación inicial del ritual permitido legalmente de masacres, torturas y asesinatos a gusto del que lleva el arma; aún así, se hecha de menos más acción física, más pelea de arma blanca y de contacto cuerpo a cuerpo, un letal y agresivo tú a tú y no tanta persecución y disparo por doquier. Entretiene, impresiona y sales convencido de la sala del cine pero, pasados los minutos y tras su análisis, charla con los amigos y recordatorio de lo compartido empiezas a descubrir sus carencias, debilidades de un argumento que podía haber sido más poderoso y suculento, abrasivo y sobrecogedor en la exposición y venta de la odiosa y, para algunos natural, maldad humana pura y aborrecible con el único stop del paso de las horas. En cambio, aunque su exhibición agrada, estremece y conmociona no es tan brutal ni aplastante como hubiera planeado la mente de un diablo mezquino, se vislumbra un deje moral y camino hacia la sensiblería que no desagrada ni molesta pero interrumpe y frustra el camino al paraíso del dolor, el odio, la rabia y la furia. Se disfruta y consume con placer pero no le han sacado todo el partido al sadismo, el miedo, la tensión, la crueldad, el acojone del caos, la pérdida de la razón, la adrenalina del poder glorioso de quitar una vida, de convertirse en Dios y verdugo del mundo. Es una muestra reducida, de modesta aceleración y velocidad restringida sobre el infierno martirizado y atormentado que es capaz de recrear el escabroso ser humano cuando se pone a ello y le seduce el lado oscuro. James DeMonaco no ha sido tan malvado como se esperaba, el recreo ha sido divertido y genial, gustoso y complaciente pero la delicia, fascinación del mal y su atractivo cautiverio son de mayor intensidad, de mayor hipocresía, de mayor espectacular jolgorio. Ha crecido y mejorado pero aún no llega a sobresaliente.

Beatriz López Velasco

Sigue sus publicaciones 36 usuarios Lee sus 465 críticas

3,5Buena
Publicada el 31/7/14

Esta vez, en lugar de una lujosa zona residencial, la acción se traslada a las calles de la ciudad de Los Ángeles, donde nuestros protagonistas tendrán que ingeniárselas para sobrevivir; a excepción de Leo, el resto son anti purga y lo único que quieren es ponerse a salvo. En esta ocasión, nos ofrecen distintas formas de realizar las purgas, veremos como los ricos pagan a gente para sacrificarla en su casa, a pandilleros secuestrando gente para venderla a ricos aristócratas que los cazan como deporte, ejércitos profesionales que arrasan edificios enteros y las venganzas más clásicas del ojo por ojo. Otra de las novedades de esta entrega es la presencia de un grupo rebelde, encabezado por un tal Carmelo, que está en contra de la purga, pues para él es un genocidio de pobres amparado por el gobierno y se dedica a arrasar los centros de reunión donde los ricos se dedican a dar caza a víctimas indefensas. Al igual que su predecesora, esta historia tiene mucho potencial y es un acierto mostrarnos diversos personajes, cada uno con su propia problemática que terminan indefensos en mitad de la calle. Hubiera estado bien verlos buscarse la vida por las calles de la ciudad intentando salvar sus vidas durante más tiempo y no juntar sus trayectorias tan pronto. Al final se convierten en un lastre para Leo que en el minuto dos ya se ha arrepentido de haberles ayudado y el espectador, según avanza el metraje, empieza a pensar que más de uno merece estar muerto, solo por ser tan sumamente torpe. Destacar también que en esta entrega se vuelve a poner de manifiesto la desigualdad entre los grupos étnicos, los ricos cazadores suelen ser blancos, mientras que las víctimas y los rebeldes son afroamericanos y latinos. No es difícil adivinar que si existe una tercera entrega, veremos a Carmelo atentando contra los Padres Fundadores intentando poner fin a la purga. Quienes disfrutaron con La noche de las bestias, también lo harán con esta entrega, sin embargo, a los que les pareció absurda, surrealista y predecible (entre los que me incluyo) no verán corregidas las deficiencias de su guion, sino todo lo contrario.

Alvaro S.

Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 5 críticas

3,5Buena
Publicada el 31/7/14

Doce horas de anarquía total donde cualquier acto delictivo es legal, incluido el asesinato ¿Aprovecharías ésta oportunidad para saldar alguna cuenta pendiente? “Impunidad absoluta durante toda una noche” es el principal argumento de “Anarchy: la noche de las bestias”, una película sencilla en su ejecución pero tremendamente crítica en su planteamiento. Este thriller nos muestra, de una manera muy cruda, las consecuencias que conlleva la aplicación de una siniestra solución, instaurada por los inquietantes nuevos padres fundadores de América, para controlar la tasa de crimen, llamada: La Purga. En los minutos iniciales podemos ver una ciudad normal, con gente normal, que se apresura a resguardarse ante la inminente puesta de sol y, por consiguiente, el comienzo de ésta desmesurada ley. Una tensa calma se refleja en los rostros y acciones de estos ciudadanos, que rápidamente se contagia al espectador. Otros, por el contrario, afilan sus hachas y machetes, recargan sus pistolas y se preparan para participar en una encarnizada batalla donde todo vale. Cuando la luz se extingue y la sirena suena, la sangre empieza a recorrer una ciudad donde las bandas se han apoderado de sus calles, sembrando el terror allá por donde pasan. Una clara referencia a la mítica película de finales de los ´70, “The Warriors”. En medio de éste genocidio se encuentran, involuntariamente, cuatro de los protagonistas que tratan de sobrevivir con la ayuda, afortunadamente, de un frío personaje (Frank Grillo), que solo busca venganza. Doce largas horas que, aparte de morbosa diversión para asesinos, desenmascararán a una alta sociedad podrida que cambia dolares por personas y conciencia En definitiva, “Anarchy: la noche de las bestias” es una tensa y trepidante película de acción, donde el malo da mucho miedo y el bueno es el típico anti-heroe cascarrabias pero de buen corazón, digno del mejor “The Punisher”. Además, te obligará a reflexionar sobre la verdadera condición humana ¿Somos tan civilizados como presumimos? Lo mejor: Frank Grillo. Lo peor: Es predecible en algunos momentos. Nota: 6,5 (1-10

Ana Barón

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 2 críticas

4,5Imprescindible
Publicada el 30/7/14

En mi opinión, la película es muy buena, le ha faltado que hubiera aparecido algún miembro de la familia de la anterior película.

¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios
Back to Top