Mi SensaCine
    La Isla mínima
    Nota media
    3,9
    414 notas incluyendo 37 críticas
    11% (4 críticas)
    43% (16 críticas)
    27% (10 críticas)
    8% (3 críticas)
    8% (3 críticas)
    3% (1 crítica)
    ¿Tu opinión sobre La Isla mínima ?

    37 críticas de usuarios

    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 49 usuarios Lee sus 920 críticas

    3,0
    Publicada el 7 de octubre de 2014
    Una pareja de policías, el poli bueno-demócrata/el poli malo-franquista, cuyos roles se confunden y mezclan al avanzar su investigación para volver nítidamente al lugar de origen, que llegan a un pueblo de recónditas marismas para investigar la desaparición de dos hermanas en los años 80 aunque, mas bien parece que estemos hablando de una época bastante anterior y, a partir de ahí, un deleite de preciosa fotografía, cautivadora puesta en escena, meritoria elaboración, precisa ambientación, planos muy vivos de agudo semblante y una excelente dirección técnica que sacia los sentidos como voraz entusiasta alimento de la vista por su arte y desvelo en plasmar este thriller de cine negro pero, de un ínfimo y endeble guión cuya intriga y expectación apenas se vive, siente o palpa, que transcurre linealmente sin virajes ni desvíos que confundan o alteren tu estado, con personajes de raíz profunda y marcada presencia que aportan información de relleno inútil para crear caos, misterio o enredo y un argumento que no está a la altura del esmerado despliegue de medios artísticos que supone toda la película. ¿Qué nos deja eso? Una bella silla, de estructura sólida y pulcritud en las formas pero resistencia débil y floja en su función de descanso para el cuerpo, una conducción triste y apagada que no aporta suspense ni estimulantes ni imprevisto sorpresa, cuyas pistas del enigma son ofrecidas en una correlación simple nada dubitativa ni vacilante como quien pide el turno en la carnicería y lleva la lista de la compra hecha, que no remata con efectividad firme y consistente la exquisita envoltura de todo su estiloso exterior pues su drenaje no es lo suficientemente suculento como para excitar tu curiosidad y aumentar la intensidad de tu atención conforme avanza. Poca delicia para una trama que no impacta ni deja huella, con diez últimos minutos de potente y enérgica acción, estupenda y muy conseguida, y una oscuridad de personajes interpretados con serena adecuación que llevan a una resolución nimia y escasa que crea confusión y duda por su esquiva aportación más que por su motivación a razonar sobre ella, un dar a entender las-cosas-no-cambian, siempre-se-coge-al-pez-chico mientras el-gran-tiburón-sigue-a-sus-anchas e insinuo un as final y revelador como cuervo perpretador de todo el mal que no alienta su recorrido ni sustenta con dignidad el sosiego y lentitud de sus previos dado su nulo apasionado aporte en la conjura resolutiva y eficaz del enigma, un conjunto que plasma con soberbia y eficacia los detalles de toda su cuidada estética pero deja poco hecha la carne que cocina, mucho metódico condimento servido en plato estiloso de restaurante de personalidad y carácter propios que maravilla pero de conformismo incomprensible en su escasa carta y débil menú servido. Enamora su presencia, su peculiar porte, la sobriedad de su carismática presentación, sabe a poco la trama y su débil retribución, no satisface un guión de nulo enganche y ausente perspicacia, de emoción pobre sin habilidad ni acierto para exprimir lo que era una buena idea de origen, buenos propósitos de espléndida representación, suculenta técnica y estupenda ornamentación arropada por una historia de tibia fuerza, escaso poderío e ínfima sustancia en su atracción y seducción. Una partida de dominó tiene más tensión, ímpetu y adrenalina que esta investigación sin contratiempos que encuentra sus fichas con orden, premura, clarividencia y sin torpeza alguna para confeccionar un r-e-s-u-e-l-t-o de ¡evidente querido Watson! de tenue complacencia y, un guiño final inesperado a un no-está-todo-dicho ni-todo-tan-claro de camino a la respuesta que tú quieras darle.
    cine
    Un visitante
    1,0
    Publicada el 8 de octubre de 2014
    Una dosis de somnolencia dada a cuenta gotas. Es una de las mejores filme del director. Ha arriesgado en querer tener la intriga del espectador desde el primer momento, pero ha caído en la absoluta esencia del aburrimiento. El espectador que en un comienzo empieza a interesarse por los sucesos, llega a ser una dosis de inaguantable lentitud a cual el espectador pierde el interés y se deja llevar a un final que no lleva a ninguna conclusión. El único interés que demuestra es poder dejar la butaca.
    bitxocine
    bitxocine

    Sigue sus publicaciones Lee sus 24 críticas

    1,0
    Publicada el 4 de octubre de 2014
    El argumento es flojo, le sobra al menos media hora, yo fui a verla porque me dijeron que era buena, en la tele para una tarde de domingo lluviosa y aburrida puede valer, pagar 10 euros por ver esto es malgastar el dinero.
    Gerardo M.
    Gerardo M.

    Sigue sus publicaciones 26 usuarios Lee sus 152 críticas

    4,5
    Publicada el 28 de septiembre de 2014
    La obra maestra de Alberto Rodríguez “El traje”, “7 vírgenes”, “Grupo 7”… a base de acento y calor del sur, de plasmar como pocos la lucha de diferentes generaciones por salir adelante, Alberto Rodríguez ha ido construyendo la que quizá sea la filmografía patria más coherente de los últimos tiempos. Una carrera que tiene en “La isla mínima” su particular obra maestra, una isla que más que mínima es inmensa, un thriller policiaco sureño sin fisuras, nada maniqueo ni consecuente con el espectador, que como ya hiciera en su anterior trabajo viene a deconstruir una época de la historia de España, la Transición, podrida y sórdida bajo ingentes capas de falso optimismo por romper definitivamente con el pasado. “La isla mínima” reboza clasicismo y maestría en cada fotograma. No inventa nada nuevo para el género, pero maneja sus mecanismos con presteza y cerebro. Tras la cámara, Rodríguez muestra la madurez de un genio en el uso de la iluminación, la banda sonora, en la dirección de sus actores. Pero es un guión digno de análisis, repleto de sublecturas a esta España nuestra, el que mantiene todo el engranaje en perfecto funcionamiento. Es capaz de manejar hasta tres tramas policiales paralelas manteniendo el interés y suspense en cada una de ellas, entretejiendo una red de mentiras de caminos tan sinuosos como los de esas marismas del Guadalquivir presentadas en plano cenital. Consigue además dos objetivos importantes. En primera instancia, soluciona uno de los grandes escollos de su anterior película, perfilar hasta el más mínimo detalle unos personajes inolvidables, a los que da vida un reparto ejemplar en el que Raúl Arévalo vuelve a demostrar que es uno de los mejores actores jóvenes de nuestro país, en el que Javier Gutiérrez compone el mejor rol de toda la película y de toda su extensa trayectoria ante las cámaras, y en el que Nerea Barros nos regala algunas de las miradas más grandilocuentes del cine reciente. Y en segundo lugar, su desarrollo y resolución, tanto de la trama principal como del destino de sus protagonistas, trata con respeto a un espectador al que se le dan varios cabos sueltos que atar. Sin darlo todo masticado, apelando a la inteligencia del público. Rodríguez convierte los parajes andaluces en su propio Luisiana –y que haya quien aún la compare con “True Detective”-, y sitúa en ellos a las dos Españas, la de los que miran al futuro –los jóvenes que desean abandonar el pueblo, el poli demócrata que apuesta por el cambio- y la de los que no pueden evitar echar la vista atrás –esa clase acomodada que vive por encima de la ley-, y más que lograr enmarcarse en el grupo de las grandes cintas policíacas patrias, consigue dibujar un retrato tan certero de esa España negra y profunda que no es más que el reflejo de los males del país como el que trazaran maestros como Pilar Miró en “El crimen de Cuenca” o más recientemente Carlos Saura en la imprescindible “El séptimo día”. Porque lo más descorazonador es saber que, aunque la historia se ambiente treinta años atrás, seguimos viviendo inmersos en el mismo fango. A favor: la sensación que deja de que estamos ante el gran thriller español de los últimos años En contra: que haya alguno que se empeñe en compararla con True Detective
    Lidia N.
    Lidia N.

    Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus críticas

    4,5
    Publicada el 29 de septiembre de 2014
    Aprecia la estética, emociónate con los personajes, inquiétate con la historia, entra en su atmósfera... Disfrúta lo que es el cine
    JOSE72
    JOSE72

    Sigue sus publicaciones 16 usuarios Lee sus 183 críticas

    3,5
    Publicada el 18 de marzo de 2015
    Una historia gris para una España gris, aparentemente demasiado lenta lo cierto es que al poco te das cuenta que esa es una de “las gracias” de esta película que te envuelve en una tristeza y enfado permanente que te recuerda a la argentina “El secreto de tus ojos” con trama repulsiva incluida pero sin ningún toque de humor, también sobresale una también triste y afeada Fotografía y Dirección que te “deprimen” un poco más. El mayor acierto: casi todo el casting, desde los protagonistas al furtivo o la última niña-victima. Lo peor, que es una película Warner y otra vez olvídate de descuentos en el precio de la entrada………….
    janirebi
    janirebi

    Sigue sus publicaciones Lee sus 17 críticas

    4,5
    Publicada el 28 de septiembre de 2014
    Me ha encantado. Es íntima y profunda pese a ser un thriller, todos los personajes perfectamente desarrollados, te crea la necesidad de saber más de cada uno de ellos. Hace pensar, deja incógnitas... Una de las mejores películas del año.
    David R.
    David R.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 7 críticas

    5,0
    Publicada el 27 de septiembre de 2014
    Grandioso thriller policiaco de cine negro que esta al nivel de las grandes producciones Hollywoodienses y que no oculta la influencia de otras increíbles películas como Seven o Arde Mississippi (por poner unos ejemplos). Esto demuestra que el cine español tiene calidad, así como grandes actores y directos...ahora solo faltan los medios (dinero), para que sigamos disfrutando de este tipo de películas.
    Miguel Angel G.
    Miguel Angel G.

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    2,5
    Publicada el 15 de enero de 2015
    Estaba deseando verla,por todo lo bien que me habían hablado de ella,pero la verdad es que me ha defraudado,le falta algo,la historia no es original ni el tema de los asesinatos ni la oposición de los dos policías uno de derechas y el otro demócrata.ha la película le falta ritmo.algo que te empuje ha seguir prestándole atención,apunta muchas cosas pero aclara pocas,todo son pinceladas, le falta auténticos brochazos de artista.Digamos que el director promete..habrá que verlo en siguientes películas. Aunque me gustaron mas anteriores trabajos como GRUPO 7.
    Carla V.
    Carla V.

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 2 críticas

    0,5
    Publicada el 30 de octubre de 2014
    Lo que es mínimo de esta película es la menta del director y del guionista. Pensar que mis impuestos sirven para subvencionar estos bodrios plagados de topicazos y que, encima, dejan ochenta cabos sueltos, me revuelve el estómago.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top