Nota películas
Mi SensaCine
    Los descendientes
    Nota media
    4,2
    195 notas incluyendo 10 críticas
    distribución de 10 críticas por nota
    3 críticas
    2 críticas
    0 crítica
    2 críticas
    2 críticas
    1 crítica
    ¿Tu opinión sobre Los descendientes ?

    10 críticas de usuarios

    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 71840 usuarios Lee sus 920 críticas

    2,5
    Publicada el 12 de noviembre de 2015
    La descendencia que no logró ascender. Esta sugerente creación, que une tanto personaje infantil de leyenda en única cinta, es tan limpia y angelical que transita sin dejar apenas huella, con sincero desencanto, lo cual incomoda por el aprecio y estima hacia los susodichos cuyo nombre e imagen es utilizado en vano. “Supongo que los hijos son inocentes de lo hecho por sus padres”, síntesis a partir de la cual Disney elabora un guión, de sinopsis apetecible y curiosa, elaborado a su perfecta medida, original planteamiento que pretende exculpar a la descendencia de la catástrofe ocurrida en el pasado para empezar a decidir por si mismos quiénes quieren ser, si sucesores de las fechorías de su parentela o esa óptima elección bondadosa de escoger el bien para intentar ser feliz; no olvidemos que ¡es un bello cuento, cuya fábula debe servir de enseñanza a la prole! Musical adolescente de mucho colorido y efecto ligero y cándido, se podría haber sacado más partido y picardía a tan novedosa y atractiva idea, sagacidad que se vende por la beatitud, inocencia e ingenuidad de sus pasos y diálogos, más una falta evidente de estilo y arte en su ostentación y exhibición. Cuando uno piensa en el mal, en las cuatro figuras representadas -Maléfica, Cruella de vil, la madrastra de Blancanieves y Jafar-, tiene un pensamiento más espeluznante y horrible de los mismos, más sabroso dentro de sus argucias y complots, aquí sus figuras y apariencia de las mismas no dejan de ser anecdóticas, al tiempo que poco agraciadas, para que toda la blanda, esponjosa y dulce magia de Disney deje correr su fantasía y surja la magia; sólo que ésta es tan bonachona e inocente que reduce mucho las posibilidades de pleno acierto, excepto para edades infantiles que se distraerán con su tierno caminar y virginal pose. “¿No disfrutas viendo a la gente sufrir?..., ¿no quieres ser cruel, perversa y malvada?”, sí, completamente sí porque este paraíso de amor, cariño y buenas esperanzas es tan soso y cursi como el reino del odio y el mal que presenta pues apenas seduce, atrapa o cautiva para, siquiera, tener la deseada tentación de caer en sus redes. Porque ¡seamos serios!, ¡seamos convincentes!, el lado oscuro debe tentar, hechizar y persuadir, ofrecer goloso beneficio que propicie la duda de cruzar la línea y pasar a ese inhóspito costado de tenebrosa orilla; si Darth Vader cedió y cayó, al menos presenta la isla de los malvados y sus insignes abanderados con más firmeza y coraje, así como su llegada al reino de la belleza y los buenos deseos, ¡que ni la casa de la pradera!, con más enfrentamiento, chispa y energía, vivacidad y gracia de duda y cavilación sobre la rectitud de lo llevado a cabo. Un High School Musical con poca chicha y excesiva suavidad y finura, escaso encantamiento para tantos hechizos y su anhelada varita mágica, el retroceso y lapsus de opción malograda de Disney en esta recreación de fantasía es obvio pues ni maravilla ni fascina, su casta exposición deja al espectador alelado y aturdido por la ocasión fallida de haber construido una pieza teatral de grato y apasionado consumo. Se puede ver con tanta facilidad y ligereza que dichos adjetivos van en su contra, busca audiencia familiar que aprecie su candor y pureza pero tanta suavidad en sus personajes hace que los observes moverse, gesticular, cantar y expresar sus textos y que tu pasividad emocional y autismo consumista vayan en aumento. Pasearte por Disneylandia sin evocar sentimiento que no se aproxime a la neutralidad e indeferencia, y ello siendo generosos en tu juicio, no es la aventura soñada ni el viaje pretendido. Esta invención prometía y lucía grandes posibilidades en su teoría, lástima de estropicio en su erróneo desafecto práctico. Lo mejor, es ¡Disney! Lo peor, es ¡demasiado Disney! Nota 4
    Karla L
    Karla L

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    5,0
    Publicada el 13 de julio de 2019
    Pues la verdad en mi opinión es una de mis mejores películas de Disney está me encanto por qué una persona ve en tu interior y esa persona sabe que no eres como los demás piensan y ellos por más que los fuercen a hacer lo que les ordenan siguen su corazón y sabes de ahí en adelante lo que es bueno y malo
    LizGG
    LizGG

    Sigue sus publicaciones Lee sus 2 críticas

    2,0
    Publicada el 7 de junio de 2020
    Una película sin un puñetero sentido, pero sinceramente no me sorprende debido a que Disney siempre hace estas cosas por el dinero y claro, que mejor que una película totalmente dirigida a un público infantil, porque según Disney (y no es la primera vez que hace esto) sus películas live-action no deberían tener guión o algo de sentido, porque la niños son tontos. Las actuaciones dejan demasiado que desear, la historia no tiene ni pies ni cabeza... Y no sé cómo Disney sigue colocando efectos tan películas de los 80, cuando estamos en pleno año 2000 dónde los efectos visuales han mejorado drásticamente pero no, hasta el dragón de Mal parece hecho de plastilina. Lo único que puedo resaltar de estás películas es el toque músical tan característico de Disney y las coreografías tan pulidas que tienen los bailes, es lo único rescatable (además del personaje de Evie).
    Donothecrack
    Donothecrack

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    0,5
    Publicada el 17 de junio de 2020
    Desendientes una película para llorar pero de odio mi primo de 4 piensa mejores cosas que desendientes la trama no tiene ni pies ni cabeza las canciones cuentan toda la película
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top