Nota películas
Mi SensaCine
    '71
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    '71

    Irlanda después de John Ford

    por Carlos Losilla
    Mezclar el cine de género con el cine político es algo muy habitual. Hacer cine de género a partir de cuestiones políticas también, pero los resultados suelen ser más desiguales. Y, en fin, tomar como punto de partida una situación política y transformarla en cine de verdad aún es más complicado, pues el ruido de fondo original acostumbra a subir de volumen a medida que se profundiza en la puesta en imágenes. El ejemplo más evidente de esos peligros sería Ken Loach, cuyas comedias y melodramas sobre la clase obrera nunca acaban resultando del todo equilibrados. Y no es baladí mencionar en este punto al responsable de La parte de los ángeles (2013), pues proviene de una tradición (la británica) en la que el realismo y la crítica social han ido más o menos siempre de la mano, desde los documentales de Humphrey Jennings hasta el Free Cinema de los 60, culminando todo ello, pongamos por caso, en el Jim Sheridan de En el nombre del padre (1993) o The Boxer (1997). Pues bien, precisamente de la materia prima de estas dos películas surge otra como ’71, el primer largo de Yann Demange: la cuestión de Irlanda del norte, el IRA, el enfrentamiento civil, una tierra partida en dos…


    '71 - Cartel Sin embargo, lo que interesa aquí es el modo en que una cuestión como esa se convierte en una película trepidante, atmosférica, turbadora, que bebe de la tradición del thriller para introducirse poco a poco en una peculiar modalidad del cine fantástico. La misión de unos cuantos soldados británicos en las calles del Ulster, a principios de los 70, deja de ser rutinaria cuando uno de ellos es acorralado y perseguido, atrapado entre los católicos republicanos y sus propios superiores. Todo ello va más allá de la guerra civil en un sentido puramente militar para entrar en la lucha entre clanes, entre mafias rivales, con lo que la huida del protagonista se transforma en una odisea alucinada en la que solo importan dos cosas: su propio deseo de salvar el pellejo y la obsesión de los demás por darle caza. Y Demange juega con estos elementos, en fin, para convertir lo que podía haber sido un simple juguetito posmoderno en una sucesión de etapas que el soldado debe superar si quiere volver a casa, vistas más como los círculos del infierno de Dante que como las fases de un videojuego, aunque algo de eso hay también.

    La escena del registro casa por casa, que da inicio a esta siniestra aventura, observa un crescendo portentosamente musculado, una mezcla entre naturalismo y horror que hace de ella un fragmento de cine memorable, tanto en un sentido cinematográfico como político: los paisanos irlandeses resultan a la vez conmovedores y pavorosos, mientras que los británicos pasan de invasores a perseguidos en fracciones de segundo. La complejidad de una situación tal se hace evidente cuando ya no existen buenos ni malos, sino simplemente cuerpos vulnerables introducidos en un callejón sin salida. Y el resto de la película partirá de ese punto: de cómo uno de esos cuerpos, el del soldado Gary Hook (gran, gran Jack O’Connell), atraviesa la oscuridad de la noche y la violencia que no cesa como si se tratara de un escenario progresivamente abstracto, un desafío para los sentidos, que ya no tienen medio posible de interpretar todo eso de manera coherente. Pues, finalmente, el tema de ’71 no es solo Irlanda del norte, ni el IRA, ni siquiera el imperialismo británico, sino sobre todo el modo en que un hombre pierde progresivamente sus cualidades humanas para convertirse en una sombra en medio del fuego nocturno. Y de cómo, poco a poco, regresa a su condición original. A la vez un thriller de fuerte calado político y un ensayo sobre las formas en el cine, la opera prima de Yann Demange es una de las más originales, sorprendentes, poderosas, que he tenido ocasión de ver en tiempo.

    A favor: Ese realismo sucio, sucísimo, que finalmente da lugar a una película de terror.

    En contra: Que no se sepa ver el análisis político tras el humo de las bombas.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top