Nota películas
Mi SensaCine
    El secuestro de Michel Houellebecq
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    El secuestro de Michel Houellebecq

    ¿Documento de una mentira?

    por Quim Casas

    Aunque luego se dispersa y tenga para algunos el inconveniente de la propia presencia de Michel Houellebecq, quien puede ser deliberadamente muy cargante, el punto de partida y planteamiento general de esta película es notable, ya que rompe o expande los límites del denominado falso documental.

    el secuestro de  - Cartel El filme de Guillaume Nicloux documenta/escenifica un hecho que pudo o no haber pasado. Así que más que un falso documental (la presencia de Houellebecq interpretándose a sí mismo invalida en cierta medida las nociones básicas de esta tendencia), se trata de la evocación de un hecho que puede ser falso. O no. La vida del novelista y cineasta francés es tan enigmática como algunos de sus escritos. Durante unas semanas de 2011, coincidiendo con las presentaciones de su libro “El mapa y el territorio”, Houellebecq desapareció sin dejar rastro. Nadie sabía dónde estaba y no dio explicación alguna de su prolongada ausencia cuando volvió a escena. La prensa especuló con la posibilidad de un secuestro. Se habló incluso de una célula de Al Qaeda. Todo son posibilidades… La posibilidad de una isla…
    Lo que hace el filme es convertir en verdad cinematográfica esa posibilidad. Houellebecq se presta al juego dejándose secuestrar y estableciendo peculiares relaciones con sus tres raptores, con los que acaba hablando de arte y de política. Nicloux fuerza así las reglas del documental y la ficción colocando al escritor en el centro mismo de la escena (y del debate sobre géneros), asumiendo los riesgos que ello comporta (Houellebecq puede ser muy desagradable y la película corre peligro de convertirse en una vana provocación), desperdigando sutiles trampas (la presencia de personajes reales y otros actores que se interpretan a sí mismo como la actriz Françoise Lebrun, mito en vida de “La Maman et la putain” de Eustache), convirtiendo la realidad en fantasía y la fantasía en corrosiva especulación.



    A favor: la vuelta de tuerca que ofrece al falso documental.

    En contra: Houellebecq puede ser muy cargante.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top