Mi SensaCine
    Animales fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald
    Nota media
    4,0
    204 notas incluyendo 20 críticas
    25% (5 críticas)
    25% (5 críticas)
    40% (8 críticas)
    10% (2 críticas)
    0% (0 crítica)
    0% (0 crítica)
    ¿Tu opinión sobre Animales fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald ?

    20 críticas de usuarios

    JonyRedLabel
    JonyRedLabel

    Sigue sus publicaciones 22 usuarios Lee sus 257 críticas

    3,5
    Tiene menos accion que la primera parte y cuenta con mucha mas historia que en algunos momentos es bastante interesante, en otros es bastante banal. La accion sobre todo la buena llega por el final de la mano de un gran Johnny Depp. La historia continua despues de la primera con Depp en prision y pero eso dura poco ya que se escapa, mientras Escamander esta en Londres con sus animales y su hermano, hasta que es requerido por Dambeldor y este le da la mision de cazar a Ezra Miller por una profecia entonces viaja a Paris donde se encuentra con la chica de la primera parte y ahi empieza a ponerse interesante la peli, aunque flojea de vez en cuando. Esperando la tercera
    Mª Lorena L.
    Mª Lorena L.

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    4,5
    Muy recomendable, Bradley genial, Lady Gaga.. ¿que decir? 🙌🏼🙌🏼🙌🏼, banda sonora genial, música en directo...
    Rafael S.
    Rafael S.

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    2,5
    Crear una película a modo de génesis, donde a partir de ahora puedan sacar mucho futuro contenido en base a esta última película es sin duda un arma de doble filo, dado por ello que la cantidad de personajes, tramas, subtramas... etc ha sido comprimida en una sola película, que repito, dará pie a lo que estará por llegar, pero aún así, difícil de digerir, o al menos para mí.
    Juan m
    Juan m

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    5,0
    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Franci C.
    Franci C.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 7 críticas

    3,5
    otra película más de Harry Potter, no deja nada a la imaginación y totalmente predecible. Una película que si vas sin prejuicios y solo al disfrute cumple con el entretenimiento.
    Pipe C.
    Pipe C.

    Sigue sus publicaciones 3 usuarios Lee sus 158 críticas

    2,5
    Animales fantásticos: Los crímenes de Yates y Rowling. ¿Cuál representación del cuasi glorificado mundo de hechiceros ha sido más exitosa? ¿Los libros o los filmes? La respuesta varía en un trillón de maneras, aun así, muchos concuerdan en que los entregados Potterheads siempre buscaran refugio en las adaptaciones cinematográficas luego de que su preciada heptalogía llegara a un fin tanto dentro como fuera de las páginas hace ya varios años. Financieramente hablando, arrancando con “Harry Potter and the Prisoner of Azkaban” (2004) y terminando con “Harry Potter and the Deathly Hallows Part 2” (2011), esta longeva travesía fílmica liderada por un zagal Daniel Radcliffe ha recaudado el mastodóntico— aproximado y sin ajustes de inflación —acumulado de 7.7 billones de dólares, lo que la corona como en la una de las sagas con mayores ingresos comerciales de todos los tiempos, así como también la más exitosa serie de adaptaciones de literatura juvenil. Entonces ¿Iban Warner Bros. y J. K. Rowling dejar a sus pupilos a la deriva por el resto de la eternidad? Por supuesto que no. Actualmente tendencia en la industria, hay un patrón de consecutiva aplicación. Lionsgate hace unos años declaró estar discutiendo, a manera de precuela, un regreso al Capitolio de Panem de “The Hunger Games;” “Twilight” reencarnó, por obra y desgracia, en una insegura estudiante de literatura y un multimillonario sadista dentro “Fifty Shades of Grey.” “The Lord of the Rings,” el odiado y amado en igual medida mundo de J. R. R. Tolkien, expandió su mitología con “The Hobbit” mientras volverá en forma de serie por streaming en, por cierto, la más onerosa producción que Amazon Studios ha producido jamás. ”Divergent,” saga inconclusa por los preocupantes dividendos de “Allegiant,” está en el aire luego de los rumores sobre un traslado a la TV, bien sea para cerrar la historia original o para encontrar un nuevo camino dentro del mundo de las novelas de Veronica Roth. Ahora bien, que una nueva serie de libros digna de adaptaciones cinematográficas se afilie a la lista tal como las anteriores— “Maze Runner,” que apenas acaba de concluir a principios de año, no entra en la balota —es casi imposible; entonces, frente a la clara resequedad creativa por el ya no tan fructífero mundo YA, la reacción instantánea de los grandes estudios es lanzar productos, ya sean dentro o fuera de las creaciones de los escritores originales, que tengan una audiencia, y por ende dinero, asegurados. El cosmos fantástico que enamoró al mundo entero está de vuelta bajo el título “Wizarding World,” esta vez, sin Potter avistado en el panorama. El testigo protagónico cae sobre el señor Newton "Newt" Artemis Fido Scamander, un Magizoologista ahora reconocido por ser expulsado del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, sus hermosas y traviesas creaturas y su deber de soportar el peso de, por lo menos, cinco cintas. Dirigida por el ya distinguido David Yates y escrita por la autora de los libros, “Fantastic Beasts and Where to Find Them” se estrenó en cines dos años atrás alzando así esperanzas de franquicia con un spin-off/precuela que despertó más buenas que malas opiniones entre los duros fanáticos. Gozando de una aceptable recaudación en taquilla y una recepción mayoritariamente positiva por parte de la crítica gracias a la tímida pero carismática interpretación del galardonado por la Academia, Eddie Redmayne, los maravillosos efectos visuales, el mini-universo inexplorado pre-Hogwrts, los titulares fabulosos animales y bestias míticas, un giro argumental excitante y la cómica travesía por New York que significó la trama general; “FBWFT” fue una gran promesa que tenía entre sus manos un proyecto más grande de lo que se pensaba. “Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald” es la segunda historia ambientada en este universo derivativo de Harry Potter, dirigida por el mismo director de las ultimas cuatro películas de la saga original y escrita y guionizada de nuevo por la prolífica J. K. Rowling. Llega a ser perturbador como, incluso con la columna vertebral creativa casi intacta, esta continuación termine siendo un pirotécnico y disfrutable batacazo, fértil en sub-tramas deficientemente unificadas que últimamente sobresaturan el no tan espectacular espectáculo visual, introduciendo inorgánicamente una y otra alternativa narrativa que, en lugar de complejizar, deterioran a más no poder el material. Es cierto que la oscura belleza de algunos gigantescos y revoltosos set-pieces no funciona del todo debido a la incompetencia del guion, pero aun así, analizándolas por composición, resultan, como siempre, en un show sencillamente peculiar. Philippe Rousselot también regresa de nuevo como director de fotografía, lo cual beneficia a la cohesión visual con la historia global, manteniendo el tono constante aun cuando la acción se traslada de América a Europa, principalmente a Paris, Francia. Unos cuadros funcionan, otros destellan, pero ninguno de ellos hace parte de las confusas secuencias de acción, extensas y repletas de decisiones artísticas ominosas. Como es habitual, la imaginería es rica en contenido, no tan acogedora, universal e identificable como la anterior, pero sí inmersivamente atrayente. No hay descripción más acertada para estos animales que fantásticos. Las dos tiernas creaturas que se robaron el show la vez pasada regresan para acaparar la atención con sus inocentes acciones y mini-tratamientos; sin embargo, es Europa la que hipnotiza con sus increíbles bestias. El principal showcase lo obtiene el Circo Arcanus que mantiene encerrados importantes engranajes para la trama, por esto, cuando la locura se desata en las calles parisinas, el abanico de bestias, magníficamente diseñadas, se adueñan de la pantalla, y por ende, del espectador. El maletín/zoológico ambulante del protagonista nos da un paseo, de duración extra-reducida eso sí, por hábitats no explorados, de donde resalta un caballo marino hecho de algas visualmente arrollador. Monopolizan casi mitad del larguísimo título de cabecera, pero su mayor y corto esplendor se desplaza limitadamente por el primer acto solo en términos visuales, pues en lo narrativo, el más grande truco yace. Newt debe recuperar al amor de su vida, mantener con vida a sus animales y salvar al mundo de una especie de apocalipsis; Dumbledore debe detener con manos ajenas a su más íntimo enemigo, mientras redacta mediante escenas retrospectivas los orígenes de su pupilo y desarrolla tangencialmente su vida como mago y profesor; Grindelwald debe superar todos los baches en su camino, convencer a ciertos detractores y sacar adelante su malicioso plan; Lestrange reaparece en la vida Newt e intenta hacer lo imposible por esconder sus más oscuro secreto y, a la vez, salvar a su amado del destino que las fuerzas mágicas tienen para él; Credence, el supuesto principal pilar de todo ese universo, deja de remar contra la corriente, intenta curar las heridas del pasado y recluta al único ser en el que ha confiado. Todos y cada uno de los personajes principales y algunos secundarios plantean, desarrollan y empalagan con sub-tramas enrevesadas, interconectadas y solucionada a medias. Rowling es reconocida por erigir mundos llenos de mitologías, enfrentando el bien contra el mal, pasando antes por una ambigua zona de grises que complejiza sus historias maravillosamente. Aquí el hilo central es claro y sintético, pero para robustecer y nutrir acude a una torpe saturación narrativa que termina tirando a la basura un destellante cast, unas actuaciones correctas y unos tétricos efectos digitales. El guion no tiene un foco sobre quién sí y quién no concentrarse, ambiciona tanto con abrazar demasiada información de un solo bocado que se atora con tan extenso festín; suavizar los verdaderos orígenes de Dumbledore por darle más peso al lio amoroso de Jacob Kowalski, mitigar el protagonismo de los animales o dar un digno tratamiento al gran villano son algunos de los pecados que ni el más fuerte hechizo del filme logra destruir. Es un desconcertante desastre mitológico de derivaciones interminables que, sin la talentosa estrella central, hubiera sido un dolor de cabeza de más de dos horas. “Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald” de David Yates hipnotiza con sus animales fantásticos, actuaciones entregadas y encuentros con personajes de la franquicia original; sin embargo, adormece con su extremadamente extensa y confusa trama central que no nutre el mundo principal como debería, en cambio, debilita y pone en la cuerda floja a esta nueva franquicia de entradas disimiles. “The Crimes of Grindelwald” pierde la magia, es más oscura y farragosa que la primera, un martirio narrativo que intenta proveer emoción e intriga con giros de tuerca interesantes pero mal posicionados que lo único que logran es hundir progresivamente más este mundo mágico que se encuentra perdido en un mundo de secuelas, spin-offs, homenajes y locuras hollywoodenses.
    Duke S
    Duke S

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    5,0
    me encanto 1ra pelicula por eso quiero ver las 2 y solo la he visto comenzando y es muy buena
    cine
    Un visitante
    3,0
    Cuando lo dejamos en Fantastic Beasts and Where to Them, de 2016, una precuela de Harry Potter de J.K. La misma Rowling, la magwillóloga de Hogwarts Newt Scamander (Eddie Redmayne), el tipo que guarda una colección de bestias fantásticas en su maleta encantada, ayudó a capturar al mago oscuro Gellert Grindelwald (Johnny Depp) que había estado huyendo de Nueva York. Pero el malo no se queda en la cárcel por mucho tiempo. Para esta secuela, ambientada en 1927, el malvado cambiaformas depende de sus viejos trucos para asegurar el dominio de los magos de sangre pura sobre los humanos con concentraciones racistas (las alusiones de Trump son estrictamente intencionales). Un Depp mega-espeluznante, rubio y amante, es la hermandad aria personificada. ¿Qué hacer con esta amenaza nazi? A través de la niebla en un puente en Londres, el joven local Newt recibe una visita sorpresa de un joven Albus Dumbledore, un astuto y carismático Jude Law como profesor de Hogwarts, quien le da a nuestro héroe una misión imposible, si decide aceptarlo: Ir a París y acabar con la amenaza de Grindelwald.
    Talkiam
    Talkiam

    Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 3 críticas

    5,0
    Me encanto y seguro q la veré otra vez. Vuelve el mundo de la magia con la saga d animales fantásticos y cada vez q ves una d las pelis tienes ganas d ver más
    Alfonso ..
    Alfonso ..

    Sigue sus publicaciones 3 usuarios Lee sus 19 críticas

    4,5
    Muy buena película al nivel de la anterior se hacen corta las dos ojalá hubieran mas sagas o partes fabulosas
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top