Nota películas
Mi SensaCine
    The Target (El objetivo)
    Críticas
    2,0
    Pasable
    The Target (El objetivo)

    Una buddy movie frustrada

    por Gerard Casau
    Desde que Los siete samurais y Yojimbo sirvieran de inspiración más o menos confesa para, respectivamente, Los siete magníficos y Por un puñado de dolares, el cine asiático ha sido un auténtico filón de oro para Hollywood y Europa, que se han nutrido de las ideas e historias de cineastas como Hideo Nakata, Andrew Lau o Park Chan-wook para adaptarlas al (supuesto) gusto de las plateas occidentales. Excepcionalmente, The Target invierte este proceso, proponiendo un remake surcoreano del thriller francés Cuenta atrás, dirigido por Fred Cavayé en 2010.


    The Target (El objetivo) - CartelNo resulta difícil imaginar las razones que hacían del filme de Cavayé un producto apetitoso para la potente industria cinematográfica de Corea del Sur. Su punto de partida resultaba rocambolesco a la par que magnético, ya que une dos ítems tan apreciados por el suspense y la acción como son el falso culpable y el héroe íntegro que ve peligrar lo que más ama. Así, la apertura de The Target nos presenta a Yeo-hoon, un sospechoso de asesinato que es llevado al hospital, malherido. Paralelamente, Tae-jun, el médico que le ha salvado la vida, ve cómo su mujer es secuestrada, y el raptor amenaza con matarla si Yeo-hoon no es liberado. Cuando este último se fuga milagrosamente del hospital, el doctor tratará de darle caza, convertido en peón de una trama que se le escapa.

    Pero este juego del gato y el ratón es solo un preámbulo al inevitable encuentro entre Yeo-hoon y Tae-jun, cuya conversión en improbables cómplices ocupa el grueso de esta situación límite. Es en este punto cuando la película enseña sus cartas... y pierde la apuesta. El director Chan imprime al relato una prisa matadora, espoleando las casi dos horas de metraje de manera que ninguna secuencia repose el ritmo, impacientándose por llegar al siguiente tiroteo o persecución. Empujados siempre hacia adelante, los personajes protagonistas (y por ende también los actores) sufren por no poder sentar las bases de una relación que, en algún momento, debió aspirar a la química de las buddy movies (al menos, así parece indicarlo la escena final). Por otro lado, el guión impone un poco convincente regusto dramático, que jamás llega a entenderse con unas piruetas argumentales desmadradas, destinadas a transformar al presunto villano (el secuestrador) en un idiota que despierta compasión, mientras la auténtica maldad se alza (como es habitual en el cine de género coreano) en el interior de los organismos de la ley y el orden.

    Arrastrando problemas para encontrar su tono, y con una forma apenas definida por la competencia técnica con que se escenifican las escenas de acción, The Target se encuentra con el escollo de ser un producto esencialmente inverosímil que no genera la suficiente empatía como para dejarse arrastrar por su sinsentido.

    A favor: La poca confianza en la autoridad y las fuerzas del orden.

    En contra: Nunca llegar a surgir la química entre los personajes.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top