Mi SensaCine
The Babysitter
Críticas
4,0
Muy buena
The Babysitter

No matarás... a tu niñera

por

Hollywood está lleno de antiguos reyes midas caídos en desgracia. McG es uno de ellos. Tocó el cielo a principios de la década pasada con las dos estupendas entregas de Los ángeles de Charlie y empezó a morder el polvo con la reivindicable Terminator: Salvation. Tras el batacazo en la taquilla americana de la cuarta parte de la franquicia creada por James Cameron, la luz mediática de Joseph McGinty Nichol se apagó poco a poco. Se refugió en la televisión (lugar donde se dio a conocer como productor de The O.C.) y en películas que pasaron sin pena ni gloria (Equipo Marshall, Esto es la guerra y 3 días para matar).

The Babysitter - Cartel

La historia reciente de McG no invitaba al optimismo. De ahí que, a priori, hubiera pocas esperanzas depositadas en The Babysitter, un filme original de Netflix con director otrora molón y guion de un semidesconocido, Brian Duffield; autor de los libretos grises de La serie Divergente: Insurgente y La venganza de Jane. Pues bien, los resultados de esta comedia negra y gore de terror son tan satisfactorios, que las carreras y figuras de McG y Duffield se revalorizan de forma feliz. The Babysitter, por las fechas en las que se ha estrenado, se convierte en una de las mejores propuestas para disfrutar del día de Halloween como dios manda. Y es que se trata de una cinta de terror gamberra y con chispa que no desperdicia ni un solo minuto de los ochenta y cinco que dura; como si fuera una buena serie B de horror de las de antes. Aquí se mezcla el nervio y la cámara viva habituales del mejor McG -que se toma la cosa en serio. Nada de proyecto de encargo para cobrar el cheque-, con la economía narrativa de una historia que funciona con un perfecto engranaje de incorrección política, risas y sangre. 

The Babysitter es hija del terror y del cine teen de los ochenta pero sin tirar de la nostalgia. Es prima hermana del Joe Dante de No matarás... al vecino y del Solo en casa de Chris Columbus y John Hughes, adaptando el espíritu de esas películas –entretenimientos festivos con sustancia y formulación visual sólida- a los usos de la juventud actual. Aquí hay móviles, FaceTime y chistes tronchantes sobre Instagram. Sí, una ración bien maja de horror millennial con mayúsculas

A favor: La recuperación de McG y el slapstick gore que gasta la película. 

En contra: Que se infravaloren sus logros al ser una propuesta de género.


¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios

Comentarios

Mostrar comentarios
Back to Top