Mi SensaCine
Jackie
Nota media
2,9
56 notas incluyendo 9 críticas
11% (1 crítica)
11% (1 crítica)
44% (4 críticas)
22% (2 críticas)
0% (0 crítica)
11% (1 crítica)
Tu opinión sobre Jackie ?

9 críticas de usuarios

serbli

Sigue sus publicaciones 11 usuarios Lee sus 119 críticas

2,5Regular
Publicada el 19/2/17

Hacía mucho tiempo que no me aburría tanto en el cine, y no es porque la temática no me interese o porque no me gusten los biopics... pero es que tiene un ritmo y una forma de contarlo que a mí personalmente no me ha llegado. Me falta una trama, un fin al que llegar con la película. Eso sí, Natalie Portman hace un papel espectacular.

Jose A.

Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 120 críticas

2,0Pasable
Publicada el 10/1/18

Dos estrellas para mi, igual a mediocridad. La producción buena, pero las actuaciones y dirección, en un ritmo lento, la protagonista nos entrega una imagen bulimica, anorexica, tristona, incluso antes de la muerte de JFK. Alli la trama se hace sosa y aburrida.

Pipe C.

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 114 críticas

4,5Imprescindible
Publicada el 28/12/17

No Más Tweed y Puerilidades Color de Rosa; Larraín y Portman Reinterpretan La Verdad Que Nadie Conoce Sobre El Canon Estadounidense Ambivalente es el segundo largometraje del cineasta chileno en este mismo año, quien, a causa de sus pretensiones y voluntades radicadas dentro de la mefistofélica política comunal, se ha consolidado irrevocablemente como uno de los directores más suntuosos, subversivos e intransigentes en boga; un individuo recónditamente incidido por las averías de un país voluble, pero que tiene la sazón para descorrer esa opacidad confinada en su pasado. No es una gran heroicidad detectar el por qué Larraín seleccionó los anales de una de las damas más súbitamente conspicuas del siglo XX, teniendo como referencia sus exclusivos discernimientos y su previo filme, “Neruda”, obra acreedora de diversos dictámenes que corresponde en la hechura de su meollo con la película a tratar, concordantes tales como la acertada ruptura a el esqueleto narrativo habitual para un biopic , el efigie sobre los claroscuros de una personalidad política pública, partir de la más ínfima adversidad para ir hilvanando un informe agudo y veraz o concederle una haz en buen estado a dechados globales que denotan parte de lo que somos hoy. Independiente de lo oportuno o lo extemporáneo, Larraín labora con personajes protagonistas que labraron a puro sudor los orígenes de la sociedad contemporánea de forma exquisita, permitiendo mediante sus trabajos que una vasta copilación de constituyentes fílmicas fulguren arrojo, vigor y autenticidad. Autenticidad, esa es la contundente mira que tiene la cinta, consiguiendo escudriñar y exponer el verídico cuento de hadas frustrado de Jacqueline Lee "Jackie" Kennedy Onassis, la Primera Dama, y la Primera Viuda también. El relato dispone de una arma de doble filo para urdir el arco narrativo cardinal a lo largo del largometraje con plena complacencia, puesto que es a través del reportero Theodore White (Billy Crudup) de la revista LIFE que el filme adquiere su principal motor para iniciar un glorioso, infernal y quasi emulado itinerario de lo que sobrevino previo, durante y ulterior al magnicidio del trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy, sin embargo, es conveniente esclarecer que la trama no se sedimenta en la retórica de la eventualidad, sino que acentúa en el trauma social, político, sentimental y extensamente personal que cae ante los hombros de su esposa, quien mientras arrostra frente a las cámaras la pena por su fallecido esposo vestida con un tweed rosa, se auto-carcome por los anhelos e ilusiones estropeadas vistiendo un límpido vestido. Jackie no era un Primera Dama que concurría en filantropías, donaba exageradas cuantías monetarias ni se inmiscuía en asuntos políticos de oropel, ella era una ama de casa tradicionalista, que se encomendaba a los niños y a la ornamentación de la Casa Blanca, debido a esto es que la conmoción que generó en ella fue muchísimo mayor de lo que cada americano concebía. Dicen que las más miserables tragedias son las que brotan sin advertencia alguna; para esta neoyorkina la peor tragedia apenas germinaba el 22 de noviembre de 1963. La magnanimidad aquí funciona como un reloj suizo, no hay cabida para pifias, a pesar de que si las hay; el filme es una unidad, pero asimismo puede ser diseccionado. Y como ejemplo, Larraín vivisecciona a esta mujer a su antojo, jugando con la cronología como sí de un logogrifo temporal se tratase, péndula de instantes gloriosos a recuerdos lacerantes. En tanto que enchufa catárticas circunstancias, va dando cuerpo a el leitmotiv; él gobierna un timing templado en donde Portman contempla impertérrita la eufónica melodía de un violín o contempla impertérrita el cráneo hecho añicos encima su regazo, en simultaneo se despliega una agónica danza que jacta el descendimiento del flujo escarlata por sus piernas y esos despojos de la duramadre del ex presidente que se asientan viscosamente por su impoluto rostro, una mueca a la fragilidad que cada ser humana guarda dentro de sí. Además del cuasi soberbio debut direccional dentro de la meca del cine a manos de Pablo, el celuloide atesora una óptima y excepcional protagonista, mujer que ha barrido todo a su paso por los prestigiosos festivales cinematográficos, Natalie Portman. Portman ha conservado un registro bastante alto en roles que le han conferido candidaturas y galardones a lo largo de su descomunal vida actoral(“Black Swan”), sin embargo, este año ha izado tal marca con uno de los papeles más demandantes, complicados y laboriosos debido a las inminentes restricciones de improvisación presentes en este rol. Es ilógicamente sensacional como acaudilla las emociones de su personaje por una montaña rusa, movimientos que deslumbran majestuosidad con los primerísimos primeros planos de Stéphane Fontaine, quien nos embriaga con la antípoda poción de poder y nulidad, de deslucidos colores, de sombras y luces cinemáticas. Tal parece que Larraín no crea cine por dinero, ni tampoco para alborozar a los litigantes críticos, él manufactura cine porque tiene un propósito delimitado que difundir con sus historias, hacer de portavoz para comunicar una verdad dulce o amarga, gestar despertares o meramente disipar fatuas realidades. Cine crudo, realista, visceral e irregular, eso es lo que entrega el realizador chileno con “Jackie”, largometraje que se ve exiguamente lacrado por unas cuantas desorientaciones en el guion, ocasos rítmicos abruptos y elecciones narrativas equivocas. Da la impresión de que “Jackie” es un recurso para que una masa de fotógrafos, cinematógrafos, compositores, actores, sonidistas, editores… etc. hallan elegido la historia de la primera dama con el fin de despampanar con todo su potencial, sus ideas y sus alcances. Sea como fuese, Jaqueline nos encomendó su legado así como su esposo, legado que se desmorona con el transcurrir de los años, y para muestra de un botón, ¿Quién es hoy el presidente de América? Ya era hora de que alguien sustituyera el baladí tweed rosa por la fidedigna y poderosa historia de Jackie, un ídolo que se hizo universal a costa de su propia ventura.

Arian C.

Sigue sus publicaciones 3 usuarios Lee sus 39 críticas

3,5Buena
Publicada el 31/7/17

La película es 100% dramática y la verdad está película dividió a la crítica y al público que les pareció dramática y otra que la vieron sin emoción y dramatismo pero, aún así creo que una de las mejores interpretaciones de Natalie Portman como la primera dama.

Vaquera

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 15 críticas

0,5Pésima
Publicada el 29/7/17

La crítica ha hecho que la elija esta film. Película lenta, aburrida que demuestra la utilización de la Industria del cine parta hacer propaganda. Jackie, mujer florero cuya mercadotecnia la quiere pintar como a una mujer majestuosa.

Saturnino G.

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 29 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 12/4/17

"Jackie" ( película del chileno Pablo Larraín que componía "El Club" una obra siniestra de unos curas malvados y retirados en un lugar oculto para que no aparezcan sus canalladas a la luz pública y ahí están escondidos y retirados a su rollo) esposa de JFK, presidente de los Estados de América, se enfrenta a una situación compleja como es la de aguantar el envite del asesinato de su esposo en aquel fatídico 22 de noviembre de 1963. La historia no pretende contar su vida desde la infancia, sino la tesitura que se da sobre el comportamiento humano en esa situación delicada. La primera dama que ha llegado hasta la cima, ahora se ve en caída libre por el precipicio. Sin embargo, mantiene la compostura y, al margen de sufrir un trauma, muestra la frialdad suficiente para tomar las riendas del entierro y realizar un sepelio como ella desea y con un protagonismo que hasta entonces nunca tuvo. Ahí está Natalie Portman ( nominada a los Óscar 2017 como mejor actriz principal) para realizar un trabajo complejo, muy contenido en una mujer que no se desmorona y entra en primera plana de las miradas del mundo entero. La película se inicia con una entrevista a un periodista donde repasan los hechos concretos del asesinato y su posterior sepelio. En ese proceso retrospectivo se ven las situaciones diferentes con que se puede afrontar el acontecimiento. Spoiler: Ella se siente culpable porque podía haber reaccionado de otra manera, cubrir con su cuerpo a su marido, pero ahora se encuentra en otra situación diferente. por eso, toma las riendas con capacidad suficiente para las cosas como ella quiere. Nada de coches blindados sino entierro a pie como se hizo en el de Lincoln, presidente que abolió la esclavitud y todo el mundo recuerda, que se tiene presente durante los años futuros. Por tanto, la perspectiva de los hechos están contados desde la interioridad más profunda de Jackie. No puede ni quiere dar una imagen de derrotada, sino que pretende acompañar a su marido hasta el último rincón y que el mundo lo vea. Es una cinta que busca relatar los hechos desde dentro del corazón de la protagonista. Así que no se tocan temas fuera de lo que no sea una mirada personal de ella que está metida de lleno en el entierro y el abandono de la Casa Blanca. En definitiva, es una mirada donde se mezcla la fama, el dolor y la derrota de una mujer que en unos minutos le cambia la vida radicalmente de estar en la cima a caer abruptamente por el acantilado. Las consecuencias: que todo el mundo vea que al final ella es capaz de ponerse de pie de nuevo y volver a caminar.

jabaga

Sigue sus publicaciones 6 usuarios Lee sus 77 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 1/3/17

Impresionante la creación de Natalie Portman. Lo siento por Emma Stone pero se merecía el Óscar. La película se sustenta en la portentosa capacidad de la protagonista para abducir al personaje. Con todo, resulta un filme al que falta cierta dimensión narrativa, demasiado centrado en la dimensión personal de Jackie frente a una manada de políticos y burócratas de Estado.

Macià P.

Sigue sus publicaciones 11 usuarios Lee sus 91 críticas

3,0Entretenida
Publicada el 19/2/17

Imágenes que se han convertido en icónicas de una época convulsa acontecieron de aquella forma y no de otra por la obstinación de una persona que quiere compensar un vacío existencial evidente con la elaboración, premeditada en ocasiones y apresurada otras, de una imagen propia que con los años se habría de convertir en todo un símbolo de una determinada época y, más en concreto, de la emancipación femenina de un sector acomodado y mínimamente formato. El guión parte de una ilustrativa entrevista con un periodista mientras va dando saltos en el tiempo ligando perfectamente las imágenes históricas en blanco y negro con las de nueva edición. Saltos que en ningún caso resultan abruptos y cuidan el mínimo detalle. La evolución de la entrevista y su diálogos son el núcleo que muestra el firme rechazo, algo diabólico pero también una salida de supervivencia vital, a un destino de abnegación absurda y castradora. P. Larrain consigue fascinar otra vez con el peligroso reto de trazar de forma creíble, cercana y real la esencia de un personaje desdibujado por la leyenda. (6,5 / 10)

Thomas Z.

Sigue sus publicaciones 0 usuario Lee sus 41 críticas

5,0Obra maestra
Publicada el 4/2/17

Jackie es sin duda la mejor película biográfica que vi hasta ahora, retrata de manera fantástica los días de la Primera Dama luego de la muerte de John F. Kennedy, un guion fenomenal que por momentos emociona y la inmejorable actuación de Natalie Portman hacen de este un film que no debes perderte, es mas, luego de La La Land es la que mas me gustó del 2016. Lo que es una lastima y ya lo mencione en otras criticas es que llego en un mal momento, si bien es fantástica en cosas como guion, vestuarios y actores no llega a brindarnos eso que la película de Damián Chazelle logró. En otro año sin La La Land de por medio te diría que de cabeza Natalie Portman gana el Oscar a mejor actriz.

¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios
Back to Top