Nota películas
Mi SensaCine
    Spider-Man 2
    Nota media
    4,1
    767 notas incluyendo 18 críticas
    distribución de 18 críticas por nota
    4 críticas
    10 críticas
    3 críticas
    0 crítica
    1 crítica
    0 crítica
    ¿Tu opinión sobre Spider-Man 2 ?

    18 críticas de usuarios

    Adrian L.
    Adrian L.

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 10 críticas

    4,0
    Publicada el 21 de noviembre de 2014
    Sin duda la mejor película de la trilogía. Spider-man 2 es una de las películas de las que Marvel debe de sentirse orgullosa. Muy buen trabajo de Raimi, la sinopsis del film (la relación Peter-MJ, la muerte del padre de Harry, etc...), los villanos (Octopus, interpretado por un Alfred Molina que se borda), su OST y sus efectos especiales... Por cierto, ¿alguien no ha mencionado que esta película tiene un puesto en las 500 Mejores Películas de Acción de todos los tiempos? Lo merece y buenamente.
    cine
    Un visitante
    4,5
    Publicada el 24 de agosto de 2018
    No pensé que alguna vez vería el día en que Spider-Man sufriría un ataque de pánico de Tony Soprano. Pero está Peter Parker (Tobey Maguire, nacido para el papel), sudoroso e inseguro, arrojando su disfraz de Spidey cuando le fallan los poderes: no puede disparar a una red o trepar a una pared. Sin encogerse para decirle que se trata de un problema de identidad, Peter piensa que tal vez su creencia - "Con un gran poder viene una gran responsabilidad" - es una tontería. Tal vez le gustaría ponerlo en práctica con Mary Jane Watson (la deliciosa Kirsten Dunst) en lugar de seguirla mientras se enamora de un astronauta (Daniel Gillies). Tal vez los neoyorquinos puedan cuidarse a sí mismos. Es la configuración de Spider-Man 2, una secuela de retorcidas emociones y astutas sorpresas (¡Spidey se desenmascara!) Que se mantiene fiel al espíritu de Marvel Comics creado por Stan Lee en 1962 mientras dejar que el director Sam Raimi corte más profundo que el original de 2002. No me malinterpretes Spider-Man 2 es todo lo que puede pedir en la diversión de verano, desde el primer partido, cuando Peter, que trabaja a tiempo parcial entregando pizzas, recurre a la velocidad de Spidey para garantizar la entrega en veintinueve minutos. Y sus grandes momentos de acción: detener un robo en un banco, detener un tren fugitivo y rescatar a Mary Jane levantando un edificio que cae ("Es pesado", bromea), hará que te salten los ojos, te frustren los nervios y te hagan reír. Pero la distinción de la película es su corazón. Aquí hay una peluca escapista que le da tiempo a sus personajes (escucha, Van Helsing y The Day After Tomorrow) y se niega a burlarse de la historia de amor que Maguire y Dunst, un equipo excelente, juegan con deslumbrante gravedad romántica. Mi temor era que la película de seguimiento simplemente se repitiera: una presión incorporada para un golpe que recaudó $ 403 millones para convertirse en el quinto éxito de taquilla de todos los tiempos. En cambio, la secuela saca a relucir la travesura en Raimi que conocemos de Darkman y la trilogía Evil Dead. El resultado es esa rara secuela de comics (junto con X2 y Superman II) que one-ups el original. Los efectos de la computadora son mejores, y el trabajo de cámara de pantalla ancha de Bill Pope (The Matrix) crea una expansión expansiva. Y escuchemos por el villano. El tentáculo de Alfred Molina Doc Ock lo tiene todo sobre el Duende Verde de Willem Dafoe, correctamente deslumbrado por la crítica por usar esa máscara plástica de Halloween. Olina aporta ingenio y simpatía al papel de un científico que se volvió loco cuando los tentáculos mecánicos que usa para un experimento de fusión hacerse cargo de su cerebro.
    Movielike C.
    Movielike C.

    Sigue sus publicaciones 328 usuarios Lee sus 144 críticas

    3,0
    Publicada el 15 de febrero de 2018
    Sin duda, una interesante secuela de el maravilloso Spiderman, uno de los heroes mas reconocidos de Marvel.
    Julián B
    Julián B

    Sigue sus publicaciones 11 usuarios Lee sus 32 críticas

    4,5
    Publicada el 22 de marzo de 2018
    Allá por el año 2002, el director de un ambicioso proyecto protagonizado por un joven que había sido picado por una araña radioactiva, dejaba en claro que, posteriormente, habría una secuela a partir del gran éxito que su cinta había cosechado. Es inexplicable los sentires que, por aquel entonces, se pronunciaban en uno como admirador y aficionado de los cómics del arácnido, porque tras la confirmación de una segunda mitad, siempre se halla ese molesto pavor de cómo seguirá una historia que tuvo una satisfactoria presentación que le valió, ni más ni menos, para validar una ya mencionada secuela. Así, nace Spider-man 2, dispuesta a atraer al público a partir de un extravagante avance que se dejaba apreciar, eventualmente, por un temible y fuerte nuevo villano, el Doctor Octopus. Spider-man 2 fue, es y continúa siendo el paso más acertado que jamás otro director que ha dado al comando de este emblemático superhéroe. En primer lugar, uno debe admirar como espectador que, con una simplicidad casi abstracta, Sam Raimi logra convertir a un hombre con superpoderes en un humano con los mismos conflictos que tú o que yo tenemos en el día a día. Un joven recién salido de la adolescencia, en busca de un futuro, con pretensiones y deseos que claramente se frustran a la hora de salir adelante, encontrar un trabajo cómodo e insertarse en un amplio y pesado ámbito social. Por otro lado, el melodrama de toda su vida, del cual se abstiene a avanzar a pesar de los encantos de una joven y pelirroja muchacha que enamora a nuestro protagonista de aquí a allá. Una trama tan humana como personal, en donde apreciamos con lujo de detalle las sensaciones y emociones de un inexperto y novato muchacho que, apenas acompañado moral y sentimentalmente por una excepcional Rosemary Harris (tía May), intenta ser ese "alguien" que tanto anhela, pero se queda en la deriva al saber, en cuestión, que su vida no es como la de cualquiera, porque en sus espaldas lleva la poderosa carga de una doble identidad, la de un héroe, la de Spider-man. A partir de esta entrada en escena, Peter comienza a transitar un camino semiplano, en el que por un lado quiere y sabe que puede llevar consigo la responsabilidad de ser un guardián de su ciudad, pero por otro, entiende las necesidades personales de cualquier otro ser humano, como las de asistir a tiempo a su universidad, de poder tener disponibilidad horaria para visitar a Mary Jane, a su tía May y unos cuantos quehaceres de una vida común y corriente. Y todo esto tan sólo es la cereza de un pastel que viene cargado de complejidad cuando un nuevo individuo, el Doctor Otto Octavius, haga su presentación en la historia, encarnado por un impecable Alfred Molina que nos hace creer a más no de lugar que es el indicado en su posición, y lo hace a partir de una entrada única y jamás vista en todo el género, una brillante escena en la que nadie notaría que Peter se encuentra dialogando, ni más ni menos, que con un futuro oponente. De esta manera, se desarrollan dos relatos que, pronto, acabarán relacionándose en una infaltable lucha entre el bien y el mal, donde por un error de cálculo, el Doctor Otto Octavius se condena a sí mismo a llevar consigo la pesada carga de cuatro tentáculos metálicos que actúan conforme a lo pedido por su autor. Y cabe mencionar, que así nace el cual es hasta el día de hoy, el mejor de todos los villanos con los que se ha enfrentado el trepamuros en los cines, el más desarrollado y creíble, pero sobre todo, el más humano, porque Raimi permite, desde su maravillosa dirección, que podamos también identificarnos con la encarnación maliciosa de este tramado. Pero nada en Spider-man 2 funcionaría sin la presencia de su estrella, Tobey Maguire. El actor estadounidense reúne todo lo que se halla al alcance de sus capacidades para interpretar a un Peter Parker absolutamente sumergido en una etapa de profundidad moral y emocional. Cada minuto que pasa, es otro pequeño lapso en el que nos identificamos todavía más con el protagonista, ya sea por sus frustrantes momentos o por su característico perfil bajo, que en toda ocasión pareciera ser la razón primordial por la cual no logra salir de este embrollo. Y a la par, regala escenas fantásticas de un Spider-man ya bastante experimentado y sensacional, y sin lugar a dudas, deja la vívida sensación de ser, en cuestión el Peter Parker/Hombre Araña por excelencia, aquel que encarna con fidelidad al más serio y responsable arácnido de las historietas de Stan Lee, que vive afectado por su entorno, en uno en el que siempre habrá espacio, también, para los aprendizajes y reflexiones, que acompañan crudamente a un film que encuentra su poder y su razón de ser en la trascendencia de su integridad afectiva. Spider-man 2 no es para cualquiera, porque aparenta tan sólo ser una continuación de una intrigante primera parte, pero analizada a profundidad, es de lejos la película más pasional, emocional y fiel que este vasto género nos ha regalado. Sam Raimi es muy inteligente a la hora de exponer su propuesta, principalmente por saber reunir todos los conceptos indiscutidos que deben dar presencia en un film del personaje, con ligeros toques de un humor que para nada le quita seriedad a la narrativa, con una dosis de extraordinaria acción y secuencias que son una delicia visual, con una banda sonora espléndida como sólo Danny Elfman podría componerla, con un villano que impone respeto y autoridad, pero que además, permite ser comprendido y entendido, y sobre todas las cosas, con una energía que la hace única en su especie, diferente y compleja aunque no lo parezca, que inculca responsabilidad, amor y valentía, siendo claramente los tres factores que prevalecen en el héroe araña. Por escándalo, la mejor y más representativa adaptación del trepamuros, la más humana, emocional, apasionada y épica, de la mano de un Sam Raimi que otorgó la mejor obra de su vida, y la de su protagonista sea dicho de paso.
    cine
    Un visitante
    4,5
    Publicada el 9 de octubre de 2018
    No pensé que alguna vez vería el día en que Spider-Man sufriera un ataque de pánico de Tony Soprano. Pero está Peter Parker (Tobey Maguire, nacido para el papel), todo sudoroso e inseguro, tirando su disfraz de Spidey cuando sus poderes le fallan: no puede disparar una red o escalar una pared. Sin encogerse de decirle que es un problema de identidad, Peter piensa que tal vez su creencia es que "con gran poder conlleva una gran responsabilidad". Tal vez le gustaría comenzar con Mary Jane Watson (delicioso Kirsten Dunst) en lugar de irse tras ella mientras se enamora de un astronauta (Daniel Gillies). Tal vez los neoyorquinos puedan cuidarse solos. La configuración de Spider-Man 2 es una secuela de emociones retorcidas y sorpresas astutas (¡Spidey se desenmascara!) Que se mantiene fiel al espíritu de Marvel Comics creado por Stan Lee en 1962 mientras dejando al director Sam Raimi cortar más profundo que el original de 2002. No me malinterpretes Spider-Man 2 es todo lo que puede pedir en la diversión de verano, directamente desde el primer partido, cuando Peter, que trabaja medio tiempo entregando pizzas, recurre a la velocidad de Spidey para garantizar la entrega en veintinueve minutos. Y sus grandes momentos de acción: detener un robo en un banco, detener un tren fuera de control y rescatar a Mary Jane sosteniendo un edificio que cae ("Es pesado", bromea) - hará estallar sus ojos, freirá sus nervios y lo mantendrá riendo. Pero la distinción de la película es su corazón. Aquí está la pelusa escapista que hace tiempo para sus personajes (escuche, Van Helsing y The Day After Tomorrow) y se niega a burlarse de la historia de amor que Maguire y Dunst, un equipo excelente, juegan con una gravedad romántica deslumbrante. Mi temor era que la siguiente película se repitiera, una presión integrada por un éxito que recaudó $ 403 millones para convertirse en el quinto mayor éxito de taquilla de todos los tiempos. En cambio, la continuación revela la travesura en Raimi que conocemos de Darkman y la trilogía de Evil Dead. El resultado es esa rara secuela de cómic (junto con X2 y Superman II) que complementa el original. Los efectos de la computadora son mejores, y el trabajo de cámara de pantalla ancha de Bill Pope (The Matrix) crea una expansiva arriostración. Y oigámoslo al villano. Docack, de tentáculos, de Alfred Molina, lo tiene todo sobre el Duende verde de Willem Dafoe, acertadamente sorprendido por los críticos por usar esa máscara plástica de Halloween.p> olina aporta ingenio y simpatía al papel de un científico que se volvió loco cuando los tentáculos mecánicos que usa para un experimento de fusión hacerse cargo de su cerebro. El equipo FX de John Dykstra se supera a sí mismo con estos "brazos inteligentes"
    cine
    Un visitante
    4,5
    Publicada el 1 de diciembre de 2018
    La secuela de superhéroes es una bestia peculiar. Es la naturaleza de la secuela ser una proposición arriesgada, al menos artísticamente: la mayoría de las historias realmente no necesitan espacio extra para ser contadas, y la historia del cine está llena de secuelas que no pueden ser mejores que las recauchutadas. trama y los conflictos como la película original, o si no se esfuerzan tanto para encontrar una nueva dirección que abandonen por completo todo lo que hizo que valga la pena ver la primera para empezar. Pero no la secuela de superhéroes. Supongo que no hay un género en todas las películas comerciales que favorezca la realización de una secuela como una película de superhéroes: garantizando la cantidad de excelentes y excelentes secuelas que haya en primer lugar, un número sorprendentemente grande de ellas son adaptaciones de cómics. Hay una razón muy particular para esto, y fue demostrada de manera muy elegante por X2 , la primera de las tres verdaderamente magníficas secuelas de superhéroes de la década de 2000: historias de origen. O más bien, la falta de una historia de origen. Por alguna razón, ninguna franquicia de superhéroes puede soportar simplemente comenzar por tener a los personajes con todos los villanos existentes y luchadores y todo eso; podemos hacer que Indiana Jones o James Bond se coloquen en nuestro regazo y alcancen todo lo que necesitemos para aprender sobre la marcha, pero no , no Johnny " Ghost Rider " Blaze. Necesitamos aprender sobre el trágico pasado de ese maldito .. Y así es que, en lugar de la súper poderosa patada de culo que es el cuadro principal de estas películas, la primera película tiene que presentar dramáticamente el acto de sacar el tablero de juego de la caja y configurar las piezas, ya que fueron. Como lo tipifica X-Men , una película perfectamente fina que no se mueve en gran parte de ningún lugar y se vuelve aburrida a medida que introduce un personaje tras otro, hasta que cuando todos estamos listos para comenzar, ya hay suficiente. tiempo restante para una gran pelea y luego el gancho de la secuela Pero luego aparece X2, que es toda una acción emergente, escenas de lucha y efectos, y todo está bien con el mundo.
    cine
    Un visitante
    4,5
    Publicada el 21 de diciembre de 2018
    Spider-Man 2 es todo lo que puedes pedir en la diversión de verano, está lleno de colores brillantes, ruidos enfáticos y efectos especiales elaborados. Eso es lo que se espera. Pero sus características distintivas, me complace informar, son personajes fuertes y sentimientos honestos.
    Dorian D.
    Dorian D.

    Sigue sus publicaciones 125 usuarios Lee sus 111 críticas

    4,0
    Publicada el 10 de noviembre de 2018
    El segundo postigo de las aventuras de la súper - héro Spider-Man. Las acciones de la película están siempre también fun y además de esto asistimos a la evolución de Peter Parker. El malo de la película es bastante y un soberbio fin de película.
    cine
    Un visitante
    4,5
    Publicada el 9 de noviembre de 2018
    Nunca pensé que vería el día en que Spider-Man sufriera un ataque de pánico Tony Soprano. Pero está Peter Parker (Tobey Maguire, nacido para el papel), todo sudoroso e inseguro, tirando su disfraz de Spidey cuando sus poderes le fallan: no puede disparar una red o escalar una pared. Sin encogerse de decirle que es un problema de identidad, Peter piensa que tal vez su creencia es que "con gran poder conlleva una gran responsabilidad". Tal vez le gustaría comenzar con Mary Jane Watson (delicioso Kirsten Dunst) en lugar de irse tras ella mientras se enamora de un astronauta (Daniel Gillies). Tal vez los neoyorquinos puedan cuidarse solos. La configuración de Spider-Man 2 es una secuela de emociones retorcidas y sorpresas astutas (¡Spidey se desenmascara!) Que se mantiene fiel al espíritu de Marvel Comics creado por Stan Lee en 1962 mientras dejando al director Sam Raimi cortar más profundo que el original de 2002. No me malinterpretes Spider-Man 2 es todo lo que puede pedir en la diversión de verano, directamente desde el primer partido, cuando Peter, que trabaja medio tiempo entregando pizzas, recurre a la velocidad de Spidey para garantizar la entrega en veintinueve minutos. Y sus grandes momentos de acción: detener un robo en un banco, detener un tren fuera de control y rescatar a Mary Jane sosteniendo un edificio que cae ("Es pesado", bromea) - hará estallar sus ojos, freirá sus nervios y lo mantendrá riendo. Pero la distinción de la película es su corazón. Aquí está la pelusa escapista que hace tiempo para sus personajes (escuche, Van Helsing y The Day After Tomorrow) y se niega a burlarse de la historia de amor que Maguire y Dunst, un equipo excelente, juegan con una gravedad romántica deslumbrante. Mi temor era que la siguiente película se repitiera, una presión integrada por un éxito que recaudó $ 403 millones para convertirse en el quinto mayor éxito de taquilla de todos los tiempos. En cambio, la continuación revela la travesura en Raimi que conocemos de Darkman y la trilogía de Evil Dead. El resultado es esa rara secuela de cómic (junto con X2 y Superman II) que complementa el original. Los efectos de la computadora son mejores, y el trabajo de cámara de pantalla ancha de Bill Pope (The Matrix) crea una expansiva arriostración. Y oigámoslo al villano. Docack, de tentáculos, de Alfred Molina, lo tiene todo sobre el Duende verde de Willem Dafoe, acertadamente sorprendido por los críticos por usar esa máscara plástica de Halloween.p> olina aporta ingenio y simpatía al papel de un científico que se volvió loco cuando los tentáculos mecánicos que usa para un experimento de fusión hacerse cargo de su cerebro. El equipo FX de John Dykstra se supera a sí mismo con estos "brazos inteligentes"
    cinecritico
    cinecritico

    Sigue sus publicaciones 2757 usuarios Lee sus 340 críticas

    4,5
    Publicada el 30 de abril de 2018
    sin duda spider-man y spider-man 2 de sam raimi son las mejores de la saga contando los otros actores.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top