Mi SensaCine
    El secreto de los hermanos Grimm
    Críticas
    1,5
    Mala
    El secreto de los hermanos Grimm

    Espejito, espejito...

    por Eulàlia Iglesias
    Nada tienen que ver los hermanos Grimm originales, eminentes filólogos y folkloristas que recopilaron las narraciones populares de su país como forma de resistencia a la ocupación militar, pero también cultural, francesa con los dos protagonistas de esta película de Terry Gilliam. El director norteamericano prescinde de las biografías originales para convertir a Jakob y Wilhelm en dos personajes más de ese universo ficticio de leyendas, supersticiones, hechizos y brujería que ellos contribuyeron a preservar.

    Gilliam utiliza la excusa de que los Grimm protagonicen una especie de compendio de sus propias historias para dar rienda suelta a su gusto por el barroquismo fantasioso. Como a los hermanos de la ficción, al director también le interesa más la apariencia grandguiñolesca, la aparatosa parafernalia de la puesta en escena que explorar el trasfondo siniestro de las historias, ese lado oscuro de la psique humana que cobra entidad de relato a través de los cuentos populares. Ya lo confiesa Wilhelm (¿Will!) Grimm en una escena a propósito de sus armaduras y sirve igual para la película: 'El secreto de los hermanos Grimm' tiene brillo, pero no es mágica.

    A favor: Los escasos momentos perturbadores: la tortura con caracoles, Sasha sin rostro, la niña y Angelika como Ofelias ahogadas...

    En contra: Cuesta decidir qué resulta más irritante, si los Grimm convertidos en pícaros graciosillos que aprovechan sus conocimientos sobre supersticiones populares para embaucar a los lugareños, el histriónico torturador que interpreta Peter Stormare, la sobrecarga de cuentos...
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top