Nota películas
Mi SensaCine
    Spider-Man 3
    Nota media
    4,0
    1119 notas incluyendo 206 críticas
    distribución de 206 críticas por nota
    74 críticas
    52 críticas
    46 críticas
    18 críticas
    8 críticas
    8 críticas
    ¿Tu opinión sobre Spider-Man 3 ?

    206 críticas de usuarios

    Adrian L.
    Adrian L.

    Sigue sus publicaciones 3 usuarios Lee sus 10 críticas

    3,0
    Publicada el 21 de noviembre de 2014
    Es posible que sea la peor película de la trilogía de Raimi: Después del éxito con Spider-man 2, la tan esperada Spider-man 3 fue una decepción. Por muchas cosas, entre ellas, el ansiado Venom se acabó convirtiendo en un actor secundario, el cool dance de Peter "Emo" Parker en medo de la calle, derivaciones del cómic, etc... Pero no es "mala" hasta decir basta. No es mala del todo, tiene sus cosas positivas. Sus cosas positivas de cara al público del film: es posible que esta sea la entrega con el mejor Soundtrack de la trilogía,. La unión de Christopher Young y Danny Elfman dieron unos frutos bien jugosos. Varias entregas de actores, como J.J. (lo ha hecho muy bien en esta cadena de filmes) y Flintt Marko, interpretado por un Thomas Haden Church muy pegadizo al papel. Entre otras, efectos especiales o el Black Suite.
    sersa99
    sersa99

    Sigue sus publicaciones 37 usuarios Lee sus 40 críticas

    3,0
    Publicada el 29 de noviembre de 2011
    Está bienl, pero se hace un poco larga... diría que está en la linea de las anteriores peliculas de Spiderman.
    Michaelbecerra B.
    Michaelbecerra B.

    Sigue sus publicaciones 5 usuarios Lee sus 17 críticas

    2,5
    Publicada el 22 de agosto de 2019
    Por desgracia es la peor película del Hombre Araña tenía todo para ser algo genial, los villanos pasan sin pena ni gloria, su historia por momentos aburre tiene muchas subtramas y el tiempo limtado los efectos especiales salvan la película
    Dorian D.
    Dorian D.

    Sigue sus publicaciones 839 usuarios Lee sus 111 críticas

    4,0
    Publicada el 10 de noviembre de 2018
    La tercera película sobre Spider-Man. El postigo más sombrío de la trilogía y más adulto que los dos primeros postigos. La película nos muestra dos súper malos a los que Peter Parker debe enfrentado. Tengo encontrar trés bien conseguido es malos y un fin dramático.
    cine
    Un visitante
    3,5
    Publicada el 25 de agosto de 2018
    Las críticas han sido desmesuradamente desordenadas para el tercer capítulo de la serie Spider-Man. Y no se puede argumentar que la película es demasiado larga a los 139 minutos, demasiado llena de villanos (¿realmente necesitamos tres chupadores de manguera?), Demasiado floja en su historia de amor (Kirsten Dunst parece cansada de interpretar a Mary Jane) y demasiado dependiente en una escena de batalla climática que entrena para clonar el creciente cúmulo de Roosevelt Island de Spider-Man 2. ¿Sabes qué? Al público no le importará. En una era de secuelas cínicas, cash-in, Spider-Man 3, al igual que sus dos predecesores, tiene un latido que resuena igual de fuerte que su ka-ching de taquilla. El director Sam Raimi, que escribió el guión con su hermano Iván y Alvin Sargent, siempre ha centrado su atención en el lado humano de este héroe de Marvel Comic: eso significa el tonto geekboy Peter Parker (Tobey Maguire) sobre el superhéroe en el que se convierte cuando él juega en Webslinger drag. Incluso cuando la película se está ejecutando en su lugar, aún puede sentir su pulso. Toma ese Piratas del Caribe.
    cinecritico
    cinecritico

    Sigue sus publicaciones 19505 usuarios Lee sus 340 críticas

    3,5
    Publicada el 30 de abril de 2018
    aunque no sea tan buena como las 2 entregas anteriores hay escenas deliciosas y la banda sonora es espectacular.
    Julián B
    Julián B

    Sigue sus publicaciones 30 usuarios Lee sus 32 críticas

    3,0
    Publicada el 23 de marzo de 2018
    Resulta increíble cómo las puertas abiertas al éxito nunca son un argumento sólido como para tomarse todo a la ligera y explayarse con absoluta libertad de expresión. No en vano quedando una secuela tan fenomenal como la que realizó Sam Raimi en 2004, pero sí un tanto afectada teniendo en cuenta su trascendental desarrollo y la inteligencia plasmada por el director para que, en cuestión, una tercera parte se plasme con grandilocuencia en cuanto aspecto se halle inmersa. Pero en efecto, el Hombre Araña 3 peca, en casi todos sus sentidos, de no ser más que el resultado más vívido y representativo de lo que es pasar del éxito al fracaso, inclusive con tanto dinero en sus bolsillos. Lo único que uno rescata, es a un pobre Sam Raimi que no tuvo más que aceptar los aprietos de una siempre "arruinalotodo" Sony, viendo al superhéroe arácnido como un fruto exprime ganancias y anulando todo el acercamiento y afinidad previamente encontrados. Sí, Spider-man 3 es una penosa adaptación. Por lamentable que sea, y por más amarguras que surjan cuando uno recuerdo lo imprescindible que fue el camino para que esta tercera continuación tenga los condimentos más sólidos y potentes de toda la franquicia, pero sólo quedándose con el premio consuelo de un fortificante pasado. Spider-man 3 es la alteración por excelencia que desenmascara la contracara de toda superproducción. Por un lado, un ambicioso director que entendía de pies a cabeza lo que su esquema requería, pero por el otro, una avariciosa industria cinematográfica con el único objetivo de explotar a una icónica y emblemática figura del cómic. Porque Raimi quería una cosa, pero Sony -claro- quería otra, y como el poder económico ha de mandar en un embustero mundo liderado por el dinero, el director no tuvo más alternativa que dejarse llevar por los pedidos de los mandamases. ¿A qué pedidos nos referimos? La inclusión de torpes anomalías que tan sólo diluirían a una base estructurada y con antelación planificada. ¿Cuál es la razón que uno encuentra para que tanto Venom como Sandman den su bienvenida en Spider-man 3? ¿Acaso es algo de genios el enterarse que ambos papeles serían tan solo una intrusión en una argumentación en la que no cabía más lugar que el desde ya relegado Nuevo Duende? Aparentemente, Sony lo previó como algo genial, lejos de su catastrófico finalizado. Tampoco uno puede culpar a Topher Grace por no parecer para nada a Eddie Brock, y pobrecillo Thomas Church, quien haciendo todo lo posible por rescatar una minúscula parte de la esencia de su personaje, se queda estancado por no poder encajar sutilmente en la trama, y apenas queriendo hacerse un hueco con la pasable mención de ser el verdadero asesino del tío Ben (realmente Sony sacó un conejo de la galera aquí). Church realiza una de las más crudas y creíbles interpretaciones que nos recuerda muy profundamente a la excepcional acometida del Doctor Octopus en su secuela, porque toma prestada la humildad y el perfil bajo de Molina -alejándose certeramente, en opinión propia, de la maliciosidad mostrada por Stan Lee en los años 60'- y nos regala una historia muy humana y afectiva, de las más emocionales que este género ha dejado, y es lamentablemente que Spider-man 3 no tenga lugar para darle la profundidad y la dedicación que merecería. Por su parte, Topher Grace poco logra relucir de un papel que, con previo aviso, advierte características muy diversas a las que el actor rasgó, pues a diferencia de Thomas Church bajo el alter ego de Flint Marko, Venom eventualmente es de esos peculiares personajes que se prefieren bien ligados a su origen. ¿Qué hay de James Franco? Tal vez, el único enemigo de toda esta trama que funciona a pesar de estar completamente marginado, pero sirve de consuelo ya teniendo una previa base en sus espaldas. James no consigue que su acometida antagonista sea lo suficientemente tenaz bajo su atuendo de Duende Verde, aunque en efecto, se vuelve una pieza clave en el rompecabezas que posteriormente prevalecerá, apropiándose de un buen rato del protagonismo que le era propio por una simple cuestión de lineamiento argumental. En síntesis, Spider-man 3 sólo se deja piropear por las inapelables escenas de gran acción y un final que, sobrecargado de material y figuras innecesarias, igualmente brinda un espectáculo digno de mención. Por lo que respecta luego, ni de cerca encuentra una senda que le sea justa y sólida, cargando una narrativa con excesos de personajes que tan sólo dan acto de presencia para expander este universo (Bryce Dallas/Gwen Stacy no es culpable del impresentable guión de esta película), emergiendo un puñado de villanos que para nada acompañan la línea de esmero que pactó Raimi en su momento, con un Eddie Brock que no le hace justicia a su contraparte comiquera, un Sandman con excepcional potencial que sin dudarlo habría tenido mayor encarrilamiento a disposición de tiempo, y por ende, una historia que intenta a como de lugar sostener un sin fin de avenidas que solamente afectan al resultado de un filme que tenía material de sobra para convertirse en otra Obra Maestra tal como lo fue su predecesora. Es entretenida, quizá roce la excelencia para todo aquel no entendido sobre las tapas comiqueras a través de un empuloso catálogo de grandiosos trances de violenta acción y un pomposo humor, pero se niega con lujo de detalle a estropear todo lo que con paciencia se había empleado.
    Javi S
    Javi S

    Sigue sus publicaciones 23 usuarios Lee sus 35 críticas

    1,0
    Publicada el 30 de agosto de 2019
    Esta película es uno de esos ejemplos de que la avaricia rompe el saco. Con una segunda parte bastante pasable y correcta, con la que consiguieron tener mucho éxito con el público en general, y que se ganó la aceptación de muchos fans de los comics (Como un servidor), acabaron destrozando la saga con una pésima tercera parte hecha sin ganas y con mucha prisa. La trama arranca con MJ y Peter al fin juntos pero con ciertos problemas de confianza, y acaban metiendo a otros personajes con calzador y a la fuerza, sin mucho sentido. Es el caso de Gwen Stacey, interpretada en esta ocasión por la actriz Bryce Dallas Howard, la cual aparece simplemente para crear conflicto con la pareja protagonista pero no aporta nada más a la historia, ni siquiera como personaje, que resulta como la típica pija adinerada sin personalidad, pero nada más (Para los fans de los comics además les habrá chocado que la introdujeran tan tarde y sin mucho sentido, pareciendo que lo hicieran solo por mostrar el nombre del personaje para que se viera que han leído alguna viñeta). Tenemos por otro lado a MJ, otra vez interpretada por Kirsten Dunst, en un papel que si ya era poco expresivo y aburrido en las otras partes, en esta tercera parte apenas pinta mucho, solo parecer la típica novia celosa y frustrada con la vida, porque sigue sin mostrar el genio que tiene realmente MJ. Tenemos también a un veterano Spiderman/Peter Parker, de nuevo interpretado por Tobey Maguire, que en esta ocasión parece creer que sus otras actuaciones le valen un oscar, en parte también culpa de los fans que solo vieron en él una novedad en las películas de superhéroes, en lugar de ser objetivcos con su mediocre interpretación del trepamuros. Además de parecer que ya lo tiene todo hecho, en cuanto llega la parte en la que el simbionte domina sus impulsos, en lugar de parecer más agresivo (Que es lo que debería haber sido), resulta muy ridículo y absurdo, como si volviera a ser un adolescente pero en este caso más idiota y con una chulería innecesaria, el personaje se volvió tan estúpido que daba la impresión de que había salido de una sitcom muy mala. Los dos villanos son muy poco carismáticos. El Hombre de Arena, por ejemplo, interpretado por Tomas Haden Church, es quizás el único que parece tener un propósito de peso al principio, y después acaba por tirarlo todo por la borda solo por la típica venganza contra el héroe, como no. Por decir algo favorable, los efectos especiales que representan sus poderes, son bastante creíbles en ciertas partes, pero en cuanto quieren lucirse, se nota demasiado el efecto ordenador... Después está el segundo villano Venom/Eddie Brock, interpretado erróneamente por el actor Topher Grace, que aparece a última hora solo por hacer acto de presencia. Eta fue una mala elección para el personaje, y no porque sea mal actor, para nada, sino porque no pegaba nada con el personaje que iba a representar (Más bien diría que Topher Grace me hubiera pegado más como Spiderman que Tobey Maguire, y seguramente hubiera sido un perfil estupendo que hubiera hecho una buena interpretación del héroe). El Venom que nos mostraron no daba nada de miedo ni intimidaba, sino que más bien daba risa, y eso le quita interés al personaje totalmente como villano. Y luego está ese Harry Osborn/Duende Verde Jr, de nuevo interpretado por James Franco, que sigue pareciendo un niño mimado pero que realmente es de las mejores interpretaciones de la película, hasta que llega el final y vuelven a pasarse de infantiles para que ayude a su amigo, lo cual no estaría mal, pero parece muy forzado de nuevo. En general es una película larga, y poco entretenida, que introduce a personajes a la fuerza y el argumento también parece estar hecho sin ganas ni esfuerzo, solo por llevar los deberes hechos aunque estén mal. por eso esta película se lleva un buen suspenso, y bien merecido, por pecar de arrogancia, de pereza y ya que estamos también falta de respeto por sus fans y por el superhéroe.
    cine
    Un visitante
    3,5
    Publicada el 22 de diciembre de 2018
    Si hay una moraleja que debe extraerse de Spider-Man 3, aparte del hecho de que las películas de franquicias muy promocionadas tienden a acumular megabucks, es la siguiente: las películas no necesariamente tienen que golpear al Grand Slams para marcar.
    cine
    Un visitante
    3,5
    Publicada el 9 de octubre de 2018
    Las primeras revisiones han sido excesivamente molestas para el tercer capítulo de la serie Spider-Man. Y no se puede argumentar que la película es demasiado larga en 139 minutos, demasiado llena de villanos (¿realmente necesitamos tres de succión de manguera?), Demasiado floja en su historia de amor (Kirsten Dunst parece cansada de interpretar a Mary Jane) y demasiado confiada en una escena de batalla climática que entrena para clonar el crepitante crescendo de la isla Roosevelt de Spider-Man 2. Saber que A la audiencia no le importará nada. En una era de secuelas cínicas, cash-in, Spider-Man 3, al igual que sus dos predecesores, tiene un latido que resuena tan fuerte como su ka-ching de taquilla. El director Sam Raimi, quien escribió el guión con su hermano Ivan y Alvin Sargent, siempre se ha centrado en el lado humano de este héroe de Marvel Comic: eso significa que el friki friki lloró Peter Parker (Tobey Maguire) sobre el superhéroe en el que se convierte cuando él se mete en Webslinger arrastre. Incluso cuando la película se está ejecutando en su lugar, puedes sentir su pulso. Toma eso piratas del caribe.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top