Mi SensaCine
Transporter 2
Críticas
3,0
Entretenida
Transporter 2

El regreso de Frank Martin

por
Luc Besson dejó que su eficiente cachorro Louis Leterrier tomara en solitario las riendas de la segunda entrega de la saga de acción pulp sobre ruedas protagonizada por Jason Statham (portentosa presencia, calva post-brucewillisiana y cabestro de oro del cine testosterónico actual). Si en la primera película el director había contado con el especialista Corey Yuen para coreografiar y dirigir las escenas de abofeteo y acción, su ausencia hace que Leterrier potencie las persecuciones locomotrices que ignoran los principios de la física o el aguante del cuerpo humano sobre la fisicidad del puño de Statham impactando sobre criminales incapaces de seguir sus sencillas reglas como transportista discreto.

La principal novedad, en lo que no deja de ser una repetición con escasas variaciones del esquema de la primera película, consiste en sustituir a la dama en apuros por un niño pequeño mezclado con cierta trama de chantaje vírico. Pero el cometido del conductor Frank Martin esencialmente es el mismo: protegerlo y deshacerse de los gangsters que quieren secuestrarlo, mientras, por supuesto, se liga a la madre. La agradable simpleza expositiva de las acciones, que gracias a algunos encuadres inspirados de Leterrier en ocasiones hace creer que estamos ante una bande dessinée en movimiento, tan fluidas como la conducción de Martin, siguen siendo el principal valor de una saga tan autoconsciente de sus límites como de lo importante que es pasárselo bien.

A favor: Statham, por supuesto, y los gags visuales y conceptuales (recuperar de la película anterior el recurso de la grasa sobre el cuerpo para librarse de un enemigo) que van apareciendo.

En contra: Es una variación muy limitada del esquema y virtudes de la primera parte.
¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios

Comentarios

Mostrar comentarios
Back to Top