Nota películas
Mi SensaCine
    La vida en rosa (Edith Piaf)
    Nota media
    4,1
    198 notas incluyendo 21 críticas
    distribución de 21 críticas por nota
    5 críticas
    9 críticas
    6 críticas
    0 crítica
    0 crítica
    1 crítica
    ¿Tu opinión sobre La vida en rosa (Edith Piaf) ?

    21 críticas de usuarios

    David Filme
    David Filme

    Sigue sus publicaciones 5218 usuarios Lee sus 215 críticas

    3,5
    Publicada el 6 de julio de 2020
    "La Vida en Rosa" es un interesante drama biográfico basado en la vida de la legendaria cantante francesa Édith Piaf, dirigido por Olivier Dahan y protagonizado por Marion Cotillard. Édith Giovanna Gassion (1915-1963), mejor conocida como Édith Piaf, fue una de las intérpretes vocales más grandes del siglo XX. Inspiración de numerosos compositores, músicos y cantantes, y epítome del más clásico repertorio musical francés y parisino de sus tiempos, también incursionaría en el teatro y cine, convirtiéndose en uno de los íconos artísticos de su país. Su aspecto frágil y pequeño pero su increíble voz la harían merecedora del apodo de “La Môme Piaf”, con la cual conquistó los escenarios más importantes de todo el mundo. Algunos críticos e historiadores la consideran, la artista europea más importante del siglo XX. Sin embargo, la vida de Édith Piaf también sería sinónimo de tragedia, desorden y excesos. “El Gorrión de París”, como se le conocía, fue hija de una mendiga y cantante callejera y un acróbata y soldado fracasado, pasando su infancia entre prostitutas, enfermedades y mucha carencia, para luego en la adolescencia ser explotada por cafiches que la extorsionaban para dejarla cantar en la calle, en donde sería descubierta por el empresario de clubes nocturnos Louis Lepleé, quien la sacó de la calle y la presentó en la escena bohemia parisina. Posteriormente, tras la controversial muerte de Lepleé, volvería a las calles para ser redescubierta por el compositor Raymond Asso, quién la haría triunfar en el género del Music Hall. A la pérdida de su única hija cuando tenía sólo 17 años, antes de ser famosa, Édith debió soportar la muerte del que sería su gran amor, el boxeador Marcel Cerdan, en un accidente áereo. Destruida por el sufrimiento y contracturada luego por un accidente vehicular, se volvería adicta a la morfina, lo que unido a su alcoholismo, terminarían por acabar con su vida a los 47 años, de cáncer hepático. Los productores tenían muy claro que meterse con una figura mítica y adorada por los franceses a niveles del paroxismo, como lo es Édith Piaf, constituiría una apuesta arriesgadísima, y más aún si la intención era retratar de la forma más realista posible, y no tan idealista, la vida del “Gorrión de París”. Y es que no cabe ninguna duda que Édith Piaf fue una de las cantantes más extraordinarias que han existido, y sin embargo también ha sido una de las mujeres más indomables y de conducta controversial que se recuerden, por lo que el desafío de su director y guionista Olivier Dahan, fue lograr presentar un film indudablemente nostálgico y emotivo para sus seguidores e interesante para aquellos que sólo conozcan una que otra interpretación musical de la diva gala. El formato biopic, por lo demás, suele ser uno de los más difíciles de digerir, principalmente porque suele contener la mayor cantidad de referencias interesantes de vida del homenajeado, y ello suele extender demasiado el guión y por ende, haciéndolo denso si el director no tiene la habilidad para manejar los tiempos y ofrecer una perspectiva interesante y dinámica de lo que relata. De esta forma, la escritura del guión es especialmente compleja, pero Dahan sale ciertamente airioso al tratar de “ordenar” literalmente la vida de Piaf en este viaje biográfico, intercalando el orden cronológico de los principales hechos de la vida de la cantante francesa, desde sus extremos, infancia y decadencia, para ir avanzando sucesivamente y ensamblar con el desenlace. Mostrándonos la pobreza y la miseria de una pequeña Édith, abandonada por su madre y llevada por su padre de aquí para allá, hasta dejarla al cuidado de su abuela paterna, regente de un burdel, y siendo criada por las prostitutas, en especial Titine, para luego ser separada de ésta al regresar su padre. Una adolescencia compleja, en las calles, ganándose la vida cantando por unas pocas monedas y la admiración pasajera de los transeúntes, el contacto constante con el alcohol y las drogas, pero más aún sujeta a la explotación de los cafiches del barrio. Las actuaciones son notables, principalmente Marion Cotillard que está sencillamente sensacional interpretando a Édith Piaf, lo que la llevó a ganar el Oscar, el BAFTA, el César y el Globo de Oro a la mejor actriz y otros 11 premios más, por este papel. Lo de Cotillard no es más que la máxima expresión del compromiso con el personaje, en donde muestra un enorme talento para mostrar diferentes registros interpretativos que demanda la complicada personalidad de la “Môme”. En el reparto destaca Jean-Pierre Martins quién interpreta al boxeador argelino Marcel Cerdan, el gran amor de Piaf cuya muerte será uno de lo golpes más severos para ella. Marc Barbé encarnó a Raymond Asso, compositor y supuesto amante de Édith, quién con una disciplina dura y rígida logra convertirla en una cantante de renombre internacional. Gérard Depardieu interpreta a Louis Lepleé, el empresario mafioso que descubre a Piaf y la lleva por primera vez a cantar. Jean-Paul Rouve encarna a Louis Gassion, el padre alcohólico y fracasado de Édith. Emmanuelle Seigner personifica a Titine, la prostituta que se encariña con la pequeña Édith cuando ésta se queda en el burdel de su abuela. Sylvie Testud encarna a Simone Berteaut, la Mômone, la mejor amiga de Piaf, con quién tenía una relación de amor y envidia. Y Clotilde Courau como a Anetta Maillard, la inestable madre de Édith, que la abandona a muy tierna edad y luego reclama su parte del éxito de Piaf. En definitiva, un logradísimo e interesante biopic de una de las cantantes más importantes del siglo XX, que muestra al “Gorrión de París” en una faceta mucho más humana y realista, con luces y sombras, sin por ello dejar de otorgarle un correcto y respetuoso tratamiento al brillante talento de la intérprete francesa. Hay que agradecerle a Marion Cotillard esta lección de vida, amor y arte. No creo que pueda olvidar a este pequeño pajarillo cantándole al amor de tal manera que revolvió el mundo.
    cine
    Un visitante
    4,0
    Publicada el 5 de febrero de 2017
    La Vie En Rose nos trae la biografia de la leyenda francesa Edith Piaf, excelentemente realizada con un trabajo de producción impresionante, una caracterización sublime de la cantante que llena todas las expectativas y que le valio a Marion Cotillard un Oscar. Un film francés increíble y que te recomiendo ver.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top