Mi SensaCine
Saw II
Críticas
2,5
Regular
Saw II

Jigsaw juega a las casitas

por Nestor Hidalgo
James Wan decidió no participar en la primera secuela de su exitosa entrada por la puerta grande en la industria del terror y se limitó a ejercer de productor mientras el co-guionista Leigh Whannell tomaba las riendas junto a Darren Lynn Bousman. Esta vez no son sólo dos las víctimas que deben encontrar una salida a los macabros juegos del asesino Jigsaw, sino que hasta ocho personas se encuentran encerradas en una casa contra su voluntad. Cada habitación contiene una de las características pruebas sangrientas de esta cruel figura demiúrgica, ya orientadas hacia su camino de progresivo enrevesamiento como máquinas de Rube Goldberg del horror.

Al aumentar el número de candidatos a ingresar en el body count, el origen de la saga en el thriller psicológico pasado de vueltas se integra definitivamente en el género de asesinatos secuenciales, sustituyendo las armas afiladas de un Jason, Michael Myers o Freddy cualquiera por aparatos-sorpresa de huevo Kinder lacerante, cambiando a los jovenzuelos hormonados (y, sobre todo, a las jovenzuelas, sigh) por gente anodina con pecados que purgar mediante la pérdida de partes del cuerpo y confiando en la fascinación malsana que generen las pruebas como único atractivo.

A favor: El golpe de efecto final juega acertadamente con las preconcepciones del espectador sobre el lenguaje cinematográfico: un montaje paralelo no tiene por qué ser simultáneo.

En contra: El horterismo visual (esos acelerones en montaje videoclipero de la imagen) se instalan definitivamente como marca de estilo de la franquicia.
¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios

Comentarios

Mostrar comentarios
Back to Top