Mi SensaCine
    Soldado universal
    Críticas
    1,0
    Muy mala
    Soldado universal

    Resurrección castrense

    por Covadonga G. Lahera
    Tachada por algunos como excesivamente deudora de la secuela de Terminator dirigida por James Cameron un año antes y del personaje de Rambo, también excombatiente en Vietnam, Soldado universal fue uno de los primeros éxitos de taquilla del realizador de origen alemán Roland Emmerich, antes de acometer Independence Day o Godzilla, otras apuestas venideras por el cine de catástrofes y ciencia-ficción con desmesurados presupuestos.

    Soldado universal parte de un caso hipotético: tras la guerra de Vietnam, el ejército americano, con el beneplácito de las autoridades gubernamentales, lleva a cabo un programa de crionización de soldados muertos en el campo de batalla con el cometido de construir al combatiente perfecto. Una especie de "jugando a ser el doctor Frankenstein, pero al servicio de la guerra". Entre los caídos se encontraban Luc Deveraux (Jean-Claude Van Damme) y Andrew Scott (Dolph Lundgren), que murieron enfrentándose el uno al otro. Al formar parte del resucitado ejército, esas rencillas volverán a aflorar, así como la activación de los recuerdos que habían sido borrados en el soldado bueno. El virtuosismo técnico del filme queda muy por encima de su desarrollo narrativo, que a fin de cuentas queda reducido a una confrontación testosterónica y destructiva más cuyo discurso aboga por "una cierta apología del patriotismo armado yanqui"...

    A favor: La secuencia del supermercado.

    En contra: Le falta sentido del humor, pues se toma muy en serio a sí misma.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top