Mi SensaCine
  • Mis amigos
  • Mis cines
  • Puntuación Express
  • Mi colección
  • Mi Cuenta
  • Concursos
  • Desconectar
Gato negro, gato blanco
Críticas
4,5
Imprescindible
Gato negro, gato blanco

Alegría de vivir

por Virginia Montes

Emir Kusturica, después de firmar su gran obra maestra, 'Underground' (1995), desengrasaba la gravedad emocional con la que recubrió esta película para adentrarse en un film más ligero en el que volvían a estar presentes sus señas de identidad más características: El mundo de los gitanos, el paisaje surrealista a medio camino entre el naturalismo y la ensoñación, la creación de imágenes de una imaginación desbordante, la locura escénica...

'Gato negro, gato blanco' es un divertimento loco, cuya acción no cesa jamás. Tiene una energía arrolladora y desprende alegría de vivir, de disfrutar aunque sea en medio de ese caos organizado en el que puede llegar a convertirse cualquier plano de masas filmado por el director.

Sería su última gran película. A partir de ese momento, todo su mundo se volvió repetitivo. Pero aquí, todavía existía la magia. Vaya que sí.

A favor: Su ritmo arrollador, su capacidad para crear imágenes visuales esperpénticas y geniales.

En contra: Es un poco más larga de lo que debería ser una comedia de estas características.

¿Quieres leer más críticas?
  • Las últimas críticas de SensaCine
  • Las mejores películas según los usuarios
  • Las mejores películas según los medios

Comentarios

Mostrar comentarios
Back to Top