Mi SensaCine
    Gran Reserva
    Críticas de usuarios
    Críticas de Medios
    Nota media
    3,5
    35 notas incluyendo 1 crítica
    0% (0 crítica)
    0% (0 crítica)
    100% (1 crítica)
    0% (0 crítica)
    0% (0 crítica)
    0% (0 crítica)
    ¿Tu opinión sobre Gran Reserva ?
    goodbyechunkyrice
    goodbyechunkyrice

    Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 7 críticas

    3,0
    Publicada el 15 de junio de 2010
    Gran Reserva es una serie que se planteaba bien sobre el papel: Una suerte de Falcon Crest a la española que recreaba la batalla entre dos familias con viñedos (la eterna lucha entre la familia rica y pobre), con relaciones públicas o secretas entre ellos y La Rioja de trasfondo. La delicia de los fans de los culebrones realizados con dinero (algo tan poco habitual en nuestras producciones). Si a esto añadimos la inclusión en el reparto de algunos de nuestros mejores actores del panorama patrio como son Gutiérrez Caba o Ángela Molina y algunas jóvenes caras que prometen, como Belén Fabra o Paula Echevarría, no podía despertar más interés entre los fans de nuestras series. Más si cabe cuando "Herederos" puso el listón tan alto en este tipo de tramas. Por desgracia, el desarrollo no ha sido del todo lo que podíamos esperar. Es cierto que se trata de una primera temporada pero ha estado demasiado ligada a varios misterios por resolver (por un lado el intento de asesinato del personaje de Tristán Ulloa – pobre, con las esperanzas que tenía depositadas en él tras sus trabajos en Lucía y el Sexo o la maltratada "La vida en el aire", en qué mal actor se ha convertido - y por otro el asesinato de la secretaria de la familia Cortázar a manos de uno de sus empleados) y que en demasiadas ocasiones algunas decisiones o acciones de personajes secundarios no tienen justificación a pesar de estar sobreexplicadas en guiones que se alargan sin media (qué obsesión en España por hacer capítulos de la misma duración que una película de cine). Sin embargo, en general el nivel de la temporada está siendo lo suficientemente bueno como para haber sido aprobada una segunda y, si los guionistas se alejan de la obsesión por desarrollar una trama que afecta a unos pocos protagonistas y ven más televisión, se darán cuenta de que el secreto no está en el misterio sino en crear personajes con una personalidad lo suficientemente interesante como para que queramos volver a ellos cada semana.
    Back to Top