Nota películas
Mi SensaCine
    Entrevista con Fatih Akin
    30 mar. 2010 a las 15:06

    El director de 'Soul kitchen' y 'Contra la pared' recibe a SensaCine en Madrid para hablar del inminente estreno de su primera comedia.

    P- 'Soul Kitchen' es tu primera comedia, ¿a qué es debido ese cambio?

    R- No creo que sea un director con un estilo tan marcado que no puedo desviarme del mismo. No quiero convertirme en un modelo de realizador que siempre realiza el mismo tipo de películas. ¿Te imaginas tener que hacer una y otra vez la misma película hasta el fin de tu carrera? Yo no quiero ser nada parecido a eso, así que trato de que cada película nueva sea distinta a la anterior. Es posible que los directores de cine siempre estemos realizando "la misma película" pero creo que es necesario experimentar y probar cosas nuevas. Creo que es importante satisfacer mis curiosidades como cineasta, ver hasta dónde puedo llegar. Yo concibo el cine como una circunferencia y me interesan todos y cada uno de sus ángulos hasta llegar a los 360º. Y aún diría más: el cine que más me interesa es aquél que no he realizado todavía.

    P- En tu obra cinematográfica la familia es un elemento que siempre aparece. ¿Por qué es tan importante para ti?

    R- Soy un hombre muy familiar. Vengo de una familia tan extensa como intacta. No creo en el gobierno, en la política, ni siquiera creo en la sociedad... por lo que el único status al que me puedo aferrar es a mi familia. El corpúsculo familiar es algo más que un conjunto de individuos, funciona como una ente conjunto e indisociable, una mini-sociedad mucho más fiable que la que nos rodea. Es una creencia que tengo aferrada muy adentro pero ello no significa que yo quiera trasladar a la audiencia este mensaje es, simplemente, que acaba apareciendo en mis películas de una forma u otra. No lo puedo remediar. Aunque hiciera westerns o musicales acabaría apareciendo como núcleo una pequeña familia.

    P- Contemplando tu trayectoria al completo da la sensación de que con el tiempo te has vuelto más optimista.

    R- Es importante no perder el optimismo en la vida. Para mí incluso 'Contra la pared' acaba de forma optimista, aunque mucha gente se sorprende cuando lo digo. Pero si te fijas, ellos arrancan la película como dos suicidas y la acaban queriendo continuar con sus vidas, entonces ya da igual si están juntos o no; al fin y al cabo tampoco estaban juntos al arrancar la película. No sólo no es un final pesimista sino que creo que es el final más honesto posible. Me pasa algo parecido con 'Al otro lado', la gente siempre me dice "el padre ha muerto, ¿verdad?". Me quedo de piedra: jamás había pensado algo así, para mí el padre acabaría regresando, más pronto o más tarde, a bordo de su barco, y a la noche padre e hijo cenarían lo que han pescado. Es más cuestión de quién mira que de quién ha creado las imágenes.

    En 'Soul Kitchen' traté de ser consecuente con su devenir argumental, seguramente más que en todas mis películas anteriores. No quería que tuviera un final abierto, debía cerrar todas las historias, es otro tipo de película. Y me apetecía un final optimista, al fin y al cabo, el protagonista se pega toda la película sufriendo y sufriendo y sufriendo, qué menos que darle un final feliz.

    P- La crítica cinematográfica parece coincidir en que tu mejor película es 'Cruzando el puente: los sonidos de Estambul'.

    R- Lo comparto. A decir verdad, es la única película que he realizado que no me cuesta volver a verla. Disfruté mucho haciéndola y disfruto mucho cada vez que la veo. Las otras películas casi no puedo ni mirarlas, sufro mucho. Quizás es porque es un documental y me limito a captar una realidad externa que no me duele tanto como reconocer lo que pongo de mí en mis ficciones. Y, claro, ¡la música que muestro en la película es excelente! Me encantan esos músicos, algunos de ellos ya se encuentran entre mis amigos más cercanos.

    Alejandro G.Calvo
    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top