Mi SensaCine
    'Rey Gitano': Entrevistamos a Arturo Valls, Karra Elejalde y Manuel Manquiña
    Por Alejandro G. Calvo / Georgina Izuzquiza — 17 jul. 2015 a las 11:22

    Dieciocho años después de 'Airbag', el director Juanma Bajo Ulloa regresa a la comedia punk acompañado de tres de los actores españoles más gamberros. ¡Estreno 17 de julio!

    MANUEL MANQUIÑA
    La película es muy divertida, da la sensación de que Juanma te ha escrito las mejores frases del diálogo. ¿Hasta qué punto te identificas con el personaje de Karra Elejalde? ¿Podríais intercambiaros los personajes?

    Completamente, me encantaría hacerlo. Es cierto que a veces te encasillan en papeles de personajes de derechas pero da igual, si quieren probarme como un revolucionario o un antifranquista seguro que lo hago con una fuerza que ya le gustaría al jefe de los Maquis tener la potencia que yo le puedo dar a la revolución (risas). Tampoco puedo hacer propaganda pidiendo un personaje específico porque mucho de los que dirigen te ofrecen un papel que han creado pensando en ti. No tengo porque sentirme identificado con un personaje, no lo necesito y podría hacer el personaje que hace Karra, el cual por cierto me parece más difícil.

    He leído una frase en una entrevista en la que dices “yo tengo una conexión ahora mismo con el público que incluso si mato a alguien la gente se ríe” ¿Lo sientes así?

    Yo puedo hacer cosas dramáticas y la gente no se ríe, se enternece y llora. El drama tiene un arco que a mí se me da muy bien porque lo humanizo y no me cuesta nada hacerlo. Otra cosa es que en determinadas disciplinas como el monólogo la gente vaya pensando que se va a reír. Aunque también haga monólogos en los que digo cosas potentes y la gente lo admite porque sabe en el juego en el que estoy. En un drama que representaba hace un año, había un momento en el que yo estaba muriéndome e intento conseguir un beso de una prostituta de veintitantos. La gente se encoge pero si haces representaciones para escolares por la mañana los niños berrean “¡métele la lengua Manquiña!” y se ríen. Pero la gente admite la disciplina en la que estas. Es verdad que cuando estás en comedia puedes hacer cualquier cosa y la gente se lo toma bien.

    Perteneces a una estirpe de actores y cómicos españoles de gran tradición, en la honda de los Landa y de los López Vázquez. Tienes carácter y una personalidad muy marcada que viene de esa tradición.

    Esa herencia viene de una formación social en la que hay valores y tú puedes elegir. Sabes que robarle la pera o romperle el cristal al vecino está mal, pero tú tienes que pensar que no se entere ni tu madre ni el vecino. Y sabes que si tu madre se entera te va a hacer más mal que el vecino porque te echa encima la carga moral con la que te formó. Todos esos actores vienen educados según una tradición en la que en la sociedad española no había despiste, existían valores y no valía todo. Ahora las cosas son distintas, no me voy a meter a decir si está bien o está mal pero no es lo mismo, ahora los personajes están desdibujados.

    Rey Gitano es una comedia disparatada, ¿Cuándo tú recibes el guion como piensas que iba a funcionar eso?

    El cine no es solo esa dificultad, no es como el teatro. En cine entra montaje, elección de planos, ritmo y un montón de cosas que luego te hacen dudar. Hay muchas cosas que ruedas que luego no se incluyen en la película, una serie de cosas en las que no puedes participar. En una obra de teatro tú decides tus pasos y tu texto, aquí una vez consensuas el texto intentas quedar lo más elegante que puedas pero luego ni siquiera controlas eso. Tienes que responsabilizarte de la parte que te corresponde pero en una película es una parte muy pequeña para el actor.

    ¿Y crees que esta película puede reventar en taquilla cómo lo hizo Airbag?

    Sinceramente no tengo ni la menor idea porque según veo la evolución social en España no estoy seguro. La televisión ha cambiado mucho, ideas que hace unos años eran bárbaras hoy ya no son tan arriesgadas. Estamos acostumbrados a escuchar tantas cosas en la televisión que no nos damos cuenta de que lo que vemos no es normal ni está bien por más que las televisiones te lo machaquen.

    ¿Cómo cambió tu vida tras Airbag? ¿Notaste un cambio muy fuerte?
    Airbag supuso un reconocimiento de mi existencia a nivel nacional a pesar de llevar muchos años trabajando en Galicia en televisión y cine. En ese sentido claro que estoy muy agradecido pero es un cambio que viene con mucha tranquilidad porque ya estas hecho a que te hablen por la calle. Recuerdo que cuando hice Torrente, un periodista me preguntó que dónde estaba, que nadie me conocía y yo le contesté “yo soy una estrella que hace muchos años brilla en el firmamento lo que pasa es que vosotros camináis mirando al suelo”. Es decir, que muchos grandes actores llevamos años trabajando pero que nunca saldremos en una gran película porque hay otros más guapos o que llaman más la atención, aún así estamos ahí.

    ¿Cómo ha sido trabajar con Juanma Bajo Ulloa?

    En esta película he estado más con él de lo que estuve en Airbag, cuando llegue al rodaje de la otra película no le conocía ni a él ni a su equipo. Ya tenían una idea concreta creada en sus cabezas y yo me incorporé a ella. En esta película ya les conocía, era todo más evidente y ha sido muy cómodo.
    facebook Tweet
    Links relacionados
    • Juanma Bajo Ulloa: "Somos el país que ha exportado la chapuza al resto del mundo"
    • 'Rey gitano': Primer tráiler en EXCLUSIVA de la nueva película del director de 'Airbag'
    • Arturo Valls, Antonio Gil e Iñaki Font se incorporan a 'Cuentos del siglo XXI'
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top