Mi cuenta
    La increíble historia de uno de los mayores fracasos cinematográficos de todos los tiempos: drogas, pornografía infantil y una taquilla de 30 dólares
    14 sept. 2022 a las 18:35
    Alicia P. Ferreirós
    Amante de las series y gran aficionada al terror, la ciencia ficción, la crónica negra y el ‘true crime’.

    No es el primer ni el último fracaso en taquilla, pero la historia de 'Zyzzyx Road' es tan catastrófica que bien podría protagonizar su propia película.

    Es probable que nunca hayas oído hablar de Zyzzyx Road y, aunque no nos extraña, es una pena que te quedes sin conocer la historia de una película que sin duda está entre los mayores fracasos cinematográficos de la historia. Ópera prima como director de John Penney, un guionista y productor poco conocido pero con experiencia en el género del terror y más especialmente en zombis y criaturas varias, la cinta en cuestión fue un auténtico fracaso y la historia que rodea a toda la producción es tan turbulenta que casi serviría como material para protagonizar su propio largometraje.

    La película de 2006, que Penney dirigía tras haber escrito Mortal ZombiePasado Perfecto o El enemigo, entre otras, podía parecer a primera vista un proyecto bastante ambicioso y personal para el cineasta -quien además de dirigir, también ejercía como productor y había escrito el guion de la cinta-, pero acabaría siendo un despropósito. La película estaba ambientada en Las Vegas y sus protagonista eran Katherine Heigl, quien en el momento de rodar la película acababa de comenzar su trayectoria como Izzie Stevens en la archipopular Anatomía de Grey, y Tom Sizemore, una cara conocida del cine a quien hemos visto entre otras en Salvar al soldado Ryan, Black Hawk derribado y la nueva temporada de Twin Peaks que en aquel momento tenía algunos problemas con la justicia. Asimismo, el tercer protagonista y miembro principal del elenco era Leo Grillo, una figura que no era precisamente un actor, sino un activista que trabajaba por el bienestar de los animales y al que sencillamente le gustaba el cine.

    El comienzo de la historia suena un poco a disparate, pero la realidad es que el objetivo de Leo Grillo, que soañaba con ser actor, era hacer una película al estilo Rambo con un perro como protagonista y ubicada dentro del género de terror. Una especie de Hannibal con animales que en su mente funcionaría como un tiro pero que, si quería sacar adelante, primero tendría que conseguir dinero. ¿Cómo? Participando en una película que fuese económicamente rentable en el extranjero: John Penney y Leo Grillo se conocieron, el primero compartió su idea de Zyzzyx Road con el segundo y comenzó la pesadilla.

    La trama de la película se centraba en una pareja, Grant (Grillo) y Marissa (Heigl) que decide matar al exnovio de ella y enterrar su cuerpo en Zyzzyx Road. Al día siguiente, sin embargo, el cuerpo ya no está y la pareja debe temer por sus vida. A priori no suena tan mal, así que los protagonistas aceptaron y la producción se puso en marcha.

    La idea inicial es que Zyzzyx Road se rodase durante 20 días en el verano de 2005 y la cinta contaba con un presupuesto manejable de 1,2 millones de dólares. El lugar elegido para la filmación fue el desierto de Mojave, en California, donde las temperaturas rara vez bajan de los 40 grados, lo que no era precisamente lo más cómodo, pero los problemas llegarían por parte de uno de los intérpretes y por algo que nada tenía que ver con el calor. Tom Sizemore acababa de salir de cumplir una condena de seis meses de prisión por maltrato a su pareja y debía someterse a pruebas de detección de drogas periódicas, así que, cuando varias de ellas dieron positivas, el actor terminó arrestado nada más comenzar el rodaje y con todas sus consecuencias.

    Pero Sizemore no fue el único arrestado. Su amigo y asistente personal, Peter Walton, también había terminado bajo custodia policial tras las pruebas antidroga y la policía no tardó en descubrir que contra él había una orden de arresto por distribución de pornografía infantil. Walton fue encarcelado y a Sizemore lo soltaron unos días más tarde pero, por lo visto, no se lo tomó demasiado en serio. Según se ha relatado, el actor reapareció en el set al grito de '¡Hola! ¡No soy culpable!' y pudo terminar de rodar sus escenas restantes para la película, a la que todavía le quedaría pasar por el trago de convertirse en la producción con peor recaudación de la historia. Una noticia de la que se hicieron eco varios medios tras ser publicada por Variety.

    Desde luego, si el plan de Leo Grillo era ganar dinero con Zyzzyx Road para hacer su Rambo con perros, el tiro le salió por la culata, claramente. La película se estrenó el 2 de febrero de 2006 en el Highland Park Village Theatre, Dallas, que el equipo de producción alquiló por 1000 dólares más para exhibirla a 5 dólares por entrada. Vendió seis entradas y recaudó 30 tristes dólares pero, aún así, el objetivo de Grillo se había cumplido. La proyección les había permitido cumplir con el requisito de que, para podr ganar dinero internacional con una película de bajo presupuesto, esta tiene que ser exhibida antes en un cine estadounidense durante al menos una semana.

    Un mes más tarde, en marzo de 2006, se cerraron los derechos de venta de DVD internacionalmente, con los que Zyzzyx Road finalmente logró recaudar 368.000 dólares en 23 países, mucho menos de lo que costó la película. Una decepción absoluta que comenzó con problemas en el set y terminó con un fracaso estrepitoso y varios sueños rotos: el de Leo Grillo, por supuesto, pero también un poco el nuestro, que nunca podremos ver Rambo protagonizada por un perro.

    Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top