Mi cuenta
    Arnold Schwarzenegger es el líder indiscutible de los clásicos de los 90 y aquí está la prueba
    20 oct. 2022 a las 12:00
    Actualizada el 20 oct. 2022 a las 15:34
    Tomás Andrés Guerrero
    Tomás Andrés Guerrero
    -Cinema Expert
    Desde muy pequeño devoraba series de animación y películas en VHS. Fan de la serie B, el terror, el gore, la comedia de los 80 y el cómic. Amante de las salas de cine de toda la vida.

    El actor es el gran protagonista de una nueva edición de TDC Weekend donde se proyectará 'El último gran héroe' y 'Mentiras arriesgadas'.

    Durante los años 80 y 90 había un dominio claro del cine de acción en las carteleras y videoclubs de todo el mundo. Y el cetro de gran figura icónica de estas películas estaba muy disputado: por allí teníamos a tótems del músculo y las tortas como Sylvester Stallone, Jean Claude Van Damme, Chuck Norris o Steven Seagal. Pero, sin duda, si hay alguno que sobresalía sobre los demás ese era Arnold Schwarzenegger. El antiguo campeón de culturismo reconvertido en estrella de Hollywood de acento extraño y gesto pétreo, fue el protagonista de muchas cintas que después se han convertido en todo un clásico y son, en la actualidad, títulos de culto. Y esto es algo que quieren reivindicar los organizadores de Tiempo de Culto Weekend, que vuelve los días 21 y 22 de octubre a los cines mk2 Palacio de Hielo.

    En este evento se proyectarán títulos de culto del actor austríaco, como Mentiras arriesgadas (1994) de James Cameron o El último gran héroe (1993) de John Mctiernan. Dos cineastas fundamentales en la carrera de la estrella de Hollywood con quienes también protagonizó cintas tan recordadas como Terminator (1984) o Depredador (1987). Tras el éxito de la pasada edición que tuvo lugar en el mes de mayo en la capital española, TDC Weekend regresa para homenajear al cine de acción de los años 90, con una selección de títulos que también incluye taquillazos como La Roca (1996), Stargate (1994) y La Momia (1999), esta última protagonizada por Brendan Fraser, actor que vuelve a estar de actualidad y que ya suena para los Oscar por su papel en la esperada The Whale (2022).

    Mentiras arriesgadas supuso la tercera -y última colaboración hasta el momento- entre Schwarzenegger y el director James Cameron. El filme supuso el retorno por la puerta grande al cine de acción del actor austriáco que venía de probar en la comedia con productos como Poli de guardería (1990) o Junior (1994), y se convirtió en uno de los títulos de culto de los años 90 por mérito propio. En el filme, Schwarzenegger se mete en la piel de Harry Tasker un implacable agente de la CIA que se juega la vida día a día. Sin embargo, su familia compuesta por su mujer (a la que encarna una divertidísima Jamie Lee Curtis) y su hija desconocen por completo a lo que se dedica Tasker, ya que en realidad piensan que simplemente es un vendedor de productos informáticos. Sus ausencias en casa hacen que su esposa comience la búsqueda de una aventura amorosa, lo que dará lugar a cómicas situaciones en un filme cargado de acción y de ritmo trepidante (pese a sus casi dos horas y media de duración).

    Por otro lado, El último gran héroe es una cinta con la que Schwarzenegger quería ironizar a costa de su propia figura trabajando con otro de los cineastas fundamentales en su carrera: John Mctiernan. En este filme, un joven se desvive por las películas de Jack Slater (un personaje de ficción al que interpreta el actor austríaco en la ficción), hasta tal punto de saltarse las clases para ir al cine a ver sus secuelas. El chico tiene muy buena relación con el proyeccionista de un cine cercano a su casa, por lo que -durante el estreno de la última entrega de la saga- este último le hace entrega de un objeto mágico: una entrada que le regaló el mismísimo Harry Houdini. Sin quererlo, el muchacho se meterá dentro de la propia película y cumplirá así su sueño: protagonizar junto a Schwarzenegger una película de Jack Slater.

    A pesar de que El último gran héroe fue un fracaso de taquilla y público, con el tiempo se ha convertido en una de las obras más reivindicadas del actor austriáco y se trata de una cinta que tuvo gran éxito en los videoclubs de todo el planeta. Esto es algo que comentarán los artífices de Tiempo de Culto Weekend: Ángel Codón y Paco Fox, que acompañarán la proyección de cada película con una presentación al más puro estilo del exitoso TDC Podcast del que ambos son cabezas visibles. Las entradas individuales y abonos para todo el certámen ya se encuentran disponibles en la web de los cines mk2.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top